Gripe, covid, bronquiolitis: ¿cuándo tengo que ir a urgencias?
Gripe, covid, bronquiolitis: ¿cuándo tengo que ir a urgencias?

Estamos en plena gripe, covid y resfriados. Sus infecciones respiratorias, propias de los meses fríos, son una época en la que el virus circula con mucha facilidad porque pasamos mucho tiempo en lugares rodeados de más gente. Los síntomas de todas estas patologías son similares: tos, malestar general, congestión nasal, dolor de garganta, dolor muscular, dolor de cabeza, pero podemos sentir en ciertas cosas para diferenciar. En la práctica nos encontramos con que en cada patología predomina uno o varios síntomas. Si notas que estás encerrado, se recomienda quedarte en casa y, si quieres utilizar la mascarilla, debes utilizarla. No es posible contactar con el hospital ante cualquier síndrome gripal, covid o infección respiratoria. Cuando un moderador levanta el curso, no debe consultarlo con el médico. MÁS INFORMACIÓN Noticia No Epidemia de influenza: 10 consejos de los médicos de urgencias para evitar el contagio “La gran mayoría de las personas que padecen influenza presentan personas que se recuperan entre 5 y 7 días gracias a un medicamento sintético (antitérmico para bajar la fiebre), envío a domicilio y hidratación, sin necesidad de administrar antibióticos. Même au début de l’inflammation, la fibre haute, la douleur musculaire généralisée et la perte d’appétit sont habituelles, ne supportent aucun risque pour les personnes saines sans maladies chroniques, car l’organisme a les mécanismes nécessaires pour surmonter cette situation dans algunos días. En general, estos pacientes no necesitan consultar a un médico”, explicó el doctor Alejandro Rodríguez, coordinador nacional del Grupo Español de Trabajo Gripe A Grave (GETGAG) de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (Semicyuc). La culpa puede ser potencialmente grave para los bebés y los ancianos, así como para cualquier persona con infecciones crónicas. La principal complicación de la gripe es respiratoria (más del 90%), porque la bronquitis cursa con neumonías más o menos graves. Se recomienda estar alerta ante cualquier señal de alerta para buscar atención médica en el centro de atención primaria o emergencia. Síntomas de alerta Problemas con falta de aire o sensación de estar en casa o en reposo Cambios de conciencia como agitación, desorientación, conversación incoherente o estupor Persistencia de fibra sostenida (sin remisión) durante más de 48 horas sin ceder a lo habitual medicamentos Vómitos o diarrea persistente Agravamiento de su enfermedad de base La dependencia al virus A(H1N1) puede afectar rápidamente los pulmones de personas jóvenes, sin factores de riesgo, provocando problemas respiratorios graves, es importante considerar emergencias si los síntomas de estertores persisten sin más. También es necesario examinar, por su valor objeto, las emergencias de personas afectadas por la gripe que puedan afectar a colectivos sensibles como personas embarazadas, personas inmunocomprometidas, personas con enfermedades cardíacas o personas con enfermedades crónicas en curso. Las personas que experimentan síntomas de gripe o covid toman precauciones extremas para reducir las interacciones sociales, usan mascarillas de manera constante, mantienen una higiene de manos adecuada y evitan el contacto con personas vulnerables. En el caso del covid, la sensación de falta de aire, de fibra importante a 38ºC persiste durante más de tres días, y los dolores tórridos son síntomas que deben ser consultados rápidamente por un médico. En el caso de los niños más pequeños, la infección respiratoria que más afecta a los padres es la bronquiolitis. Se trata del primer episodio de dificultad respiratoria en un niño menor de dos años, provocado principalmente por el virus de los senos respiratorios (VRS), y el principal motivo de hospitalización en pediatría. Este año, gracias a la vacunación, los casos se han reducido significativamente. Comienza con un bloqueo catarral (tos, mocos nasales, fibras) donde a los dos o tres días aparecen dificultades para respirar. A partir de este momento en el que es necesario velar por el pequeño podrá hacerlo en los próximos días. Es probable que haya seguimiento del niño por parte del centro de salud y, en el caso de que haya mucha fatiga respiratoria, al llegar al hospital se decidirá si es necesario llevar oxígeno. La bronquiolitis es especialmente peligrosa durante los menores de 6 meses y no se realiza ningún tratamiento, sólo con cuidados sanitarios: lavados nasales, secreción ascendente y en casos de cansancio importante que se dirigen directamente al hospital para que se consuma el oxígeno. Por eso es importante prevenir el contagio entre los más jóvenes.