Albares: "Pakistán ha prometido ayudarnos a evacuar a nuestros colaboradores afganos" |  España

A las ocho de la mañana de este sábado aterrizó en Madrid procedente de Islamabad (Pakistán) y este domingo acompañará al Rey al funeral del expresidente portugués Jorge Sampaio. Desde que asumió la Cancillería, hace dos meses, no hay festivos ni fines de semana para este diplomático madrileño de 49 años. José Manuel Albares lo atribuye al hecho de que España se ha convertido en «un actor global, que tiene voz en todas las crisis internacionales». Pero también se debe a que lleva dos décadas teorizando cómo debería ser la diplomacia española y solo le quedan dos años de legislatura para ponerla en práctica. Cuando Pedro Sánchez le encargó sustituir a la ministra Arancha González Laya, en plena crisis con Marruecos, no le dio instrucciones. No era necesario. Albares fue durante años su principal consejero en política internacional, en el partido y en La Moncloa. «Sé muy bien lo que espera el presidente de mí», confiesa.

Pregunta. El viernes estuvo en Pakistán y el martes irá a Qatar, los dos países con mejores relaciones con los talibanes. ¿Qué información te han dado?

Respuesta. Sin duda, Qatar y Pakistán son los dos países que tienen más contacto, conocimiento e influencia con los talibanes. Esperaré a ver lo que me digan las autoridades de Qatar, pero en Pakistán pude ver al Ministro de Relaciones Exteriores, al Primer Ministro y al Jefe de Estado Mayor, las personas clave. Tienen una frontera muy amplia con Afganistán y una cosa muy importante: comparten con nosotros el deseo de evitar que una crisis afgana se convierta en una crisis regional. Serían los primeros en verse afectados. Su visión es que deberíamos juzgar a los talibanes por sus acciones, darles, digamos, una oportunidad. Mi actitud fue decir [que] Ya pedimos a los talibanes tres cosas muy claramente: que nuestros colaboradores afganos puedan salir libremente; que la ayuda humanitaria al pueblo afgano pueda llegar; y que hay respeto por los derechos humanos. Con especial énfasis en los derechos de mujeres y niñas.

pag. Si se va a juzgar a los talibanes por sus acciones, no tienen muchas esperanzas.

R. Los primeros pasos no lo son. En cualquier caso, nuestra actitud no cambiará. Si es necesario tener contactos operativos con los talibanes para lograr uno de esos tres objetivos, lo haremos. Insisto, no vamos a dejar a nadie atrás. No vamos a dejar a ninguno de nuestros colaboradores afganos. Intentaremos de diferentes formas traerlos.

pag. Los vuelos de Qatar Airways desde Kabul ya se han reanudado, ¿tiene la promesa de las autoridades paquistaníes de que le ayudarán a sacar a los colaboradores españoles?

R. Sí, y así me lo transfirieron: ayudarán lo mejor que puedan. Los vuelos son muy incipientes. Un par de momentos. Esa es una señal muy positiva. Si el aeropuerto vuelve a estar operativo para vuelos comerciales, lo utilizaremos de inmediato. Mientras tanto, ya estamos explorando otras vías y Pakistán va a colaborar en esto.

pag. ¿De cuántas personas estamos hablando?

R. Sería irresponsable hablar de cifras. Cuando todo haya terminado, podremos hacerlo. Por ahora, todo el esfuerzo es ponerlos a salvo y salir. No queda personal español ni de la embajada. Te lo puedo decir. Quedan colaboradores, concepto que incluye al colaborador propiamente dicho, su cónyuge, ascendientes dependientes, hijos y hermanas solteras. Tenemos una lista que ha sido depurada y verificada y estamos en contacto con todos, especialmente a través del móvil e Internet.

pag. El lunes hay una conferencia de donantes para Afganistán. ¿España va a donar? ¿Cómo se garantiza que la ayuda llegue a la población?

R. España va a hacer una donación que estamos perfilando pero será coherente con nuestro compromiso global, entre cuatro o cinco millones de euros. Es imposible saber ahora cómo llegará la ayuda humanitaria sobre el terreno. Hay algunas agencias de la ONU que permanecen allí y de momento no están siendo molestadas. También hay algunas necesidades de la población afgana que los propios talibanes tienen que afrontar y, por tanto, podríamos suponer que habrá un interés de su parte para que esta ayuda llegue a la población.

pag. ¿Pakistán abrirá sus fronteras a los refugiados?

R. Esa es una pregunta que deben responder las autoridades paquistaníes. Lo que puedo decirles es que, en el caso de nuestros colaboradores afganos, se acercaron y aceptaron la propuesta de ayuda que solicité. La Unión Europea también debe colaborar con los países vecinos de Afganistán. De lo contrario, el riesgo es que se convierta en una crisis regional.

pag. ¿La UE aboga por la construcción de campos de refugiados en Pakistán como se hizo en Turquía con los sirios?

R. Nadie está barajando los campos de refugiados en este momento. El esfuerzo es que no haya refugiados. Por eso la ayuda humanitaria es absolutamente vital.

pag. ¿Acogerá España a miembros de grupos vulnerables como las mujeres que se han manifestado públicamente o han amenazado a periodistas?

R. Son dos situaciones diferentes que requieren respuestas diferentes. Uno, nuestros colaboradores afganos. Lo hemos tenido muy claro: no vamos a dejar a nadie atrás, intentaremos por todos los medios traerlos a todos a España. Ayer en Islamabad me reuní con uno de ellos, que era traductor de nuestro ejército y su familia. Hay más en Pakistán y eso significa que ya los estamos eliminando. No puedo ser más explícito. Luego hay una situación que es mucho más amplia: todas las personas que pueden sentirse amenazadas por el régimen talibán, por su profesión, su religión, su orientación sexual, por el papel que jugaron en el gobierno anterior. [Ese problema] desborda con mucha España o cualquier país. Necesitamos una respuesta unida de la comunidad internacional para ellos,

pag. ¿Se está cumpliendo el acuerdo con Washington para albergar a sus ex colaboradores afganos en Rota y Morón por un máximo de 14 días?

R. El acuerdo con Estados Unidos es una muestra de la solvencia de España para participar en los asuntos globales, ofreciendo soluciones, en este caso con uno de nuestros aliados más cercanos. Y así es como nos perciben: como un socio confiable. Probablemente solo necesite usar Rota, aunque puede usar ambos. Hay hasta 4.000 colaboradores afganos que pueden transitar en un plazo de 14 días desde la llegada de cada uno. Lo que pidió Estados Unidos fue una base de tránsito y se está cumpliendo sin ningún problema.

pag. ¿Cómo explica el fracaso de la OTAN en Afganistán?

R. Nadie podía prever la entrada de los talibanes [en Kabul] tan inminentemente: [eran] 300.000 soldados del ejército afgano apoyados por la aviación contra 75.000 talibanes. Todos los informes de inteligencia hablaban de meses de resistencia, si no de años, y eso fue días antes de que ingresaran a la capital. Este análisis debe hacerse, por supuesto, pero sin caer en el derrotismo. Una primera lección que se debe aprender es que una fuerza militar puede no ser suficiente para construir una sociedad, se necesita mucho más.

pag. Quizás ese estado levantado por Occidente en Afganistán fue socavado por la corrupción …

R. Es una de las hipótesis que estamos considerando, que probablemente las cifras [de efectivos] el ejército afgano puede estar inflado o [los soldados] estaban mal pagados. ¿A dónde iba ese dinero? Todo esto ya está siendo analizado.

pag. Ahora se conmemora el vigésimo aniversario del 11 de septiembre. Trump acordó la retirada de Estados Unidos a cambio del compromiso de los talibanes de no albergar a yihadistas, pero en el nuevo gobierno afgano hay ministros de la red Haqqani, tildados de terrorista, y el ataque al aeropuerto de Kabul mostró la capacidad de la rama local del Estado Islámico.

R. Desafortunadamente, el terrorismo yihadista nunca nos ha abandonado y puede atacar en cualquier momento. Tenemos que estar preparados para ello. Ayer lo planteé en Pakistán y en Qatar tomaré la misma mano tendida para trabajar juntos, para que Afganistán no vuelva a convertirse en un centro de atracción para los yihadistas internacionales. El riesgo existe y debemos cooperar ahora para que no ocurra.

Más información

pag. ¿Considera cerrada la crisis con Marruecos?

R. Desde el principio dije que la diplomacia necesitaba tranquilidad, discreción y mucho tiempo. Creo que a la vista es que [esta política] está dando frutos. Hay indicios que son mucho más esperanzadores. El discurso del rey [Mohamed VI] en el que cita extensamente a España. El presidente Sánchez desde la base de Torrejón, con el presidente de la Comisión [Europea, Ursula von der Leyen] y el presidente del Consejo [Charles Michel]Respondieron con el mismo espíritu de lograr una relación de respeto, confianza y beneficio mutuo. Creo que estamos en ese camino.

pag. ¿Cuándo será tu primer viaje a Rabat?

R. Me interesa mucho el primer viaje a Rabat, pero mucho más el segundo, tercero o cuarto. Se trata de construir una nueva relación sobre bases sólidas para que las crisis entre España y Marruecos no sean algo cíclico al que deban afrontar sucesivos cancilleres.

pag. ¿Hay garantías de que lo ocurrido el pasado mes de mayo en Ceuta? [entrada irregular de más de 10.000 inmigrantes] ¿Eso no volverá a pasar?

R. Hasta ahora, todo lo que estamos viendo es que se comparte la voluntad de no repetir estas situaciones.

pag. ¿Ha cambiado la posición de España sobre el Sahara?

R. La posición de España es clara. Es el marco de las Naciones Unidas. Hay una serie de resoluciones del Consejo de Seguridad y España se mueve dentro de estos parámetros.

pag. Nuestros dos vecinos del sur, Argelia y Marruecos, han roto relaciones diplomáticas mientras se rearmaban …

R. Marruecos y Argelia son dos grandes países, dos socios estratégicos y dos países amigos. Siempre vamos a trabajar porque los amigos, sobre todo cuando son nuestros vecinos, tienen la mejor relación posible. Siempre nos encontrarán allí.

pag. Su afirmación de que las importaciones de gas argelino a España no van a sufrir esta crisis, ¿no es una falta?

R. Es lo que me han transferido las autoridades [argelinas] y las garantías ofrecidas así lo demuestran.

pag. ¿Está en peligro la continuidad en Madrid de la Organización Mundial del Turismo (OMT), única agencia de la ONU con sede en España?

R. Ni siquiera considero como hipótesis que la OMT pueda estar en otro lugar que no sea Madrid. España es una potencia turística, aquí la organización ha hecho todo su recorrido desde que era una agencia incipiente hasta lo que es hoy y España está invirtiendo una importante suma en trasladarla a un nuevo edificio.

pag. Arabia Saudita lo quiere.

R. Si algún país quisiera disputar ese escaño con España, no habría razón más allá de la ambición de ese país. No hay queja, no hay solicitud, no hay demanda. Las sedes de los organismos internacionales no se pueden cambiar caprichosamente, como si fueran franquicias de un equipo de béisbol. Si eso sucediera, no solo sería un desafío para España, sino para todo el equilibrio de la división de sedes del sistema multilateral. No me parece sensato.

pag. ¿Es Arabia Saudita una dictadura?

R. La política exterior no se hace con definiciones, sino con acciones. Eso es lo importante. No para entrar en los debates lingüísticos sino en las relaciones que tenemos con cada uno de los países.

pag. La oposición lo acusa de no querer llamar dictadura a Cuba.

R. Las primeras declaraciones que hice después de asumir el cargo fueron para exigir el derecho a manifestarse de los cubanos y la liberación de los periodistas detenidos. Existe un mecanismo de consulta en derechos humanos establecido por el presidente Pedro Sánchez durante su viaje a Cuba. No hay una política hacia América Latina que sea creíble si no interactuamos con todos los países, [pero]Cuando tienes que hacer críticas, por supuesto que lo haces. Claramente, Cuba no es una democracia.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *