Después de años abonada a los ‘realities’ (que siguen siendo apuesta de la casa), Telecinco confía su revolución no solo a Carlos Franganillo, que también, sino a Santi Acosta (‘Enemigos íntimos’) y Beatriz Archidona (‘TardeAR’), encargados de recuperar el corazón de antes en ‘¡De viernes!’, el nuevo programa de crónica social que se estrena esta noche (22.00).

El regreso al plató de ‘Salsa rosa’, más que una coincidencia es una declaración de intenciones, igual que su carta de presentación, una entrevista en exclusiva a Ángel Cristo, que por primera vez comparece en televisión para hablar de su madre, Bárbara Rey. No hay Código Ético que lo impida. «Contamos con la confianza del invitado. De cualquier historia hay dos versiones diferentes», anuncia Acosta.

Después de un total de diez horas de grabación durante dos días, ‘¡De viernes!’ emitirá la entrevista, en la que el hijo de la ‘vedette’ y el domador contará el desconocido y sorprendente papel que desempeñó en lo relativo a la relación de su madre con el rey emérito, será una de las muchas cuestiones que desvelará, por primera vez, en esta entrevista exclusiva.

«Queremos que venga gente que hasta ahora no hablaba», dice Archidona. «Queremos que venga esa gente que ha dejado de venir», insiste el presentador, embajador del corazón como género clásico en su regreso a la cadena. «El corazón está un poco olvidado, queremos recuperar el corazón bonito, divertido y que cuida a las personas», asegura.

Lo diferencial de ‘¡De viernes!’, que nace con la idea de ser un formato de esparcimiento al final de la semana en una parrilla abonada a los programas de entretenimiento, es «escuchar historias interesantes y bonitas». Sin juzgar, aclaran. Como la de Karina, primera invitada a un espacio pensado para grandes artistas de nuestra historia. Habrá también «entrevistas con cuidado y mimo», como la de Joana Sanz, mujer de Dani Alves que, por primera vez, se sienta en un plató para hablar de su vida y su futuro.

Los colaboradores, cinco, son todavía un misterio, pero aseguran desde Telecinco que serán profesionales que trabajarán en exclusiva en el programa. Y, aunque será prioridad el «rigor», afirma Julia Tapia, la directora, no olvidan que es un programa en directo. «Habrá marcha, intentaremos tener un punto gamberro… en el buen sentido», garantiza Acosta.