Una sentencia reconoce que las críticas de una asociación de víctimas ejercen una función de control, como «perro guardián», para que no se sobrepasen los límites de la libertad religiosa

Una adepta es bautizada en un a convención de los Testigos de Jehová en el estadio Metropolitano de Madrid en 2019 EFE

José Ramón Navarro-Pareja

Los Testigos de Jehová han sufrido un grave revés judicial en sus pretensiones de silenciar a los exadeptos, agrupados en una asociación de víctimas, de la que también pedían su disolución. La sentencia sobre la demanda que la propia organización religiosa interpuso contra la

Límite de sesiones alcanzadas

  • El acceso al contenido Premium está abierto por cortesía del establecimiento donde te encuentras, pero ahora mismo hay demasiados usuarios conectados a la vez. Por favor, inténtalo pasados unos minutos.


Volver a intentar




ABC Premium

Has superado el límite de sesiones

  • Sólo puedes tener tres sesiones iniciadas a la vez. Hemos cerrado la sesión más antigua para que sigas navegando sin límites en el resto.


Sigue navegando


Artículo solo para suscriptores