Copa América: Colombia se estrella contra el muro de Faríñez contra Venezuela |  Copa América de fútbol 2021
Wuilker Faríñez salva a un chileno de Miguel Ángel Borja en el partido entre Colombia y Venezuela en Goiania.
Wuilker Faríñez salva a un chileno de Miguel Ángel Borja en el partido entre Colombia y Venezuela en Goiania.DIEGO VARA / Reuters

Colombia chocó contra Wuilker Faríñez. Y otra vez. En su segundo partido de la Copa América, los pupilos de Reinaldo Rueda, que se ha mantenido invicto desde que asumió como técnico, no lograron ir más allá de un empate que poco conoce ante una Venezuela diezmada, pero digna, encomendada a las atajadas felinas del portero. la lente. La Vinotinto no lució tan frágil por el brote de contagios de coronavirus como en su debut ante Brasil, y logró sobrevivir a las incursiones de un ansioso Duván Zapata por sacar un improbable empate sin goles.

Con una actuación memorable, el portero de 1,75 parecía un gigante en el campo. El ataque de Colombia, un gran favorito, fue nuevamente liderado por Zapata y Luis Fernando Muriel, la explosiva pareja de delanteros del Atalanta, que había sido relegado a la banca en el debutante debut del domingo contra Ecuador. Muriel marcó 22 goles y Zapata 15 en la temporada europea. Colombia había superado a Venezuela en el inicio de las eliminatorias, cuando el proceso de Carlos Queiroz aún estaba en marcha, después de la Copa América de hace dos años, con una cómoda victoria por 3-0 en Barranquilla. En ese momento, Duván y Muriel celebraron dos veces, pero Faríñez sofocó el impulso cafetero en el Estadio Olímpico Pedro Ludovico Teixeira de Goiania.

Más información

En las otras líneas, Rueda retomó la base de sus dos primeros partidos en la clasificación al Mundial de Qatar, con el regreso al centro de la defensa de Davinson Sánchez, del Tottenham, para hacer un par de torres con pedigrí Premier con Yerry Mina, compañero del ausente James Rodríguez en el Everton. El técnico colombiano también recuperó a William Tesillo como lateral izquierdo en lugar de Yairo Moreno, quien se lesionó en el primer partido y se perderá el resto del torneo. En el medio del campo, mantuvo a Juan Guillermo Cuadrado y Edwin Cardona, el volante de la Juventus y el diez de Boca Juniors que anotó el único gol contra Ecuador, como los encargados de mover los hilos.

En el Vinotinto abundan los viejos conocidos del fútbol colombiano. La mayor novedad ante el frágil equipo que cayó goleado ante la Brasil de Neymar (3-0) fue el regreso a la portería de Wuilker, la providencial atajada del portero recordado por la afición de Millonarios de Bogotá, en lugar de Joel Graterol, actual campeón del colombiano. liga con América de Cali. Los internacionales venezolanos suelen hacer escala en el país vecino, con mayor tradición que el béisbol Venezuela, como también lo demuestra la presencia de Fernando Aristeguieta, el delantero mexicano de Mazatlán que también jugó en el diablos Rojos De Cali.

Faríñez, subcampeón con la prometedora cosecha sub-20 sub-20 del Mundial de Corea del Sur 2017, fue un muro contra los colombianos. No habían pasado cinco minutos cuando El toro Zapata ya se había quemado los guantes en su primera parada de Copa América. El juego de los pupilos de Rueda fue mucho más fluido que en la rápida victoria por la mínima ante Ecuador, con un Cardona inspirado en el último pase mientras estaba en la cancha. Cuando el diez Sacó su derecha desde el balcón del área, Faríñez también salvó su tiro de rasante. Aproximadamente a la media hora, Duván volvió a estrellarse con los guantes de Faríñez, tras otro pase de Cardona, y el portero incluso repelió otro disparo furioso del artillero del Atalanta antes de que se consumiera la primera parte con cinco paradas de mérito, otra con los pies antes de un grito de Muriel .

“Puede que haya gustos técnicos, pero el nivel de Faríñez es indiscutible”, dijo en la televisión colombiana otra leyenda del arco patriota, Rafael Dudamel, quien lo dirigió en la selección nacional y también jugó en la liga colombiana, donde fue apodado ”. San Rafael ”en sus días como portero activo en Santa Fe, Deportivo Cali o el propio Millonarios.» Lo de Faríñez es simplemente espectacular «, se entusiasmó en su papel de comentarista en la segunda parte, mientras que el jugador del Lens mantuvo su desempeño.

Cuando Matheus Uribe, el volante caja a caja del Porto, dibujó en su repertorio con un arte postal chileno, Faríñez lo sacó con las uñas. Nuevamente estiró una mano milagrosa ante otro rematado de cabezazo de Uribe, y uno más en el último suspiro para contrarrestar otra chalaca de Miguel Ángel Borja, que entró por Zapata. En el próximo partido ante Perú, Rueda no podrá contar con Uribe, por acumulación de tarjetas amarillas, ni con Luis Díaz, expulsado en el último minuto por pisar a Francisco La Mantía con los taches.

En la otra área, David Ospina tuvo una tarde plácida que le permitió prolongar el invicto colombiano que viene de la anterior Copa América, de la que Colombia se despidió con su gol a cero tras cuatro partidos. La Vinotinto no llegó a patear entre los palos. Al final del partido, el veterano portero del Nápoles, de 32 años, cruzó el campo hacia Faríñez, de 23, para felicitarlo y derretirse en un abrazo. En televisión, Dudamel dijo que sus compañeros lo apodaron Wuilkerman.

Suscríbete aquí al Boletin informativo de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la situación actual de la región

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *