Covid-19: La Liga MX autoriza a los hinchas de Necaxa y Mazatlán a regresar a los estadios
El estadio Necaxa, en Aguascalientes, vacío durante la sexta jornada del torneo Guardianes 2020 en agosto.
El estadio Necaxa, en Aguascalientes, vacío durante la sexta jornada del torneo Guardianes 2020 en agosto.Cesar Gomez / Getty Images

El fútbol con público vuelve a los estadios mexicanos. Luego de cuatro meses vacíos, la Liga MX anunció este miércoles que abrirá sus puertas a la afición de manera «enfocada, gradual y ordenada». Los primeros clubes elegidos para jugar partidos con aficionados son Necaxa, de Aguascalientes, y Mazatlán FC, de Sinaloa. La fecha fijada es este viernes, cuando los equipos se enfrentarán a Tijuana y FC Juárez, respectivamente, en el marco del torneo Guardianes 2020.

ACERCA DE LIGA MX

La devolución se hará bajo las reglas de la nueva normalidad impuesta por el covid-19. Los estadios no pueden exceder el 50% de la capacidad – en el caso del Kraken, el espacio del Mazatlán FC se ha restringido al 30% – y los aficionados deberán estar sentados a 1,5 metros de distancia de un lugar seguro. Además, el juego no se puede ver de pie, en los pasillos o en las escaleras, según el protocolo de aficionado acordado entre el Ministerio de Salud y la Liga MX.

Hay más cambios: no se podrá fumar dentro del estadio, aunque las tiendas de alimentos y bebidas estarán abiertas; No se permitirá ingresar ningún objeto de apoyo a los equipos (ni banderas de ningún tamaño, instrumentos o pirotecnia); Las taquillas permanecerán cerradas, por lo que las entradas solo se podrán adquirir online (máximo cuatro por familia) y no podrán acceder los menores de 12 años.

Como ya es costumbre, será obligatorio el uso de mascarillas antes de entrar al estadio y la Liga anima a los clubes a tener mascarillas de repuesto en caso de que un aficionado no traiga las suyas.

En las tribunas solo se permitirán grupos de dos personas separados entre sí y los palcos y áreas VIP se reducirán al 50%. Se mantendrán las áreas exclusivas para personas en silla de ruedas, aunque el aforo también se limitará a la mitad. Además de las reglas generales, cada club puede establecer su propio protocolo. Así, por ejemplo, en el estadio Mazatlán FC no habrá estacionamiento y solo podrán sentarse dos personas juntas.

Por el momento, las áreas de animación de los equipos se mantendrán cerradas para evitar la concentración de personas y se incrementará la separación entre los jugadores y el público. Una zona que el protocolo denomina «zona fría» y que cuenta con barreras físicas y personal de seguridad detrás de los banquillos, donde actualmente se ubican los jugadores suplentes, para evitar que los aficionados tengan contacto con ellos.

Desde el inicio de la pandemia, se ha registrado un rastro de casos dentro del fútbol mexicano. Por ejemplo, en el Xolos de Tijuana -que jugará uno de los primeros partidos con el público este viernes- se confirmaron 30 contagios, 14 de ellos de jugadores. Según datos de ESPN, en septiembre, 115 jugadores de primera división ya habían dado positivo por coronavirus, el 22% de la plantilla. Pachuca era entonces el único equipo libre de coronavirus.

Además de la ya tradicional higienización, medición de temperatura y eliminación de gel, los estadios deben contar con una nueva área médica especial para la identificación y diagnóstico de aficionados o personal con síntomas de covid-19.

La Liga MX ha reconocido que estas medidas en ningún caso eliminan el riesgo de contagio, sino que lo minimizan. El protocolo, cuya fecha de creación inicial fue en agosto, se seguirá actualizando según los criterios del Ministerio de Salud. En México, el coronavirus ha dejado 825.000 infectados y 84.400 muertos.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *