Conoce las 5 fintech mexicanas más innovadoras

México lidera el ecosistema de las “fintech” en América Latina. Según datos de Statista, para el dos mil veintidos se espera que las compañías mexicanas del ámbito realicen transacciones por un importe aproximado de sesenta y nueve millones de dólares estadounidenses, con una tasa de desarrollo anual de 17.3 por ciento . La capacidad de crecimiento de las fintech en México es una de las más esenciales a nivel global con cifras que hablan por si solas: 3 de cada 5 mexicanos mayores de 15 años no tienen una cuenta bancaria. Conforme a la consultora McKinsey, los servicios financieros digitales pueden producir hasta 2 millones de empleos y agregar noventa millones de dólares estadounidenses a la economía para el dos mil veinticinco —5 por cien del PIB—, a través del incremento de la productividad, las inversiones y los trabajos.

A que esta previsión se haga realidad puede influir la nueva Ley Fintech recién aprobada por el gobierno mexicano. El texto establece un nuevo marco jurídico para los servicios financieros digitales. Regula temas como las criptomonedas y el financiamiento colectivo. Es la primera ley de estas peculiaridades que aprueba un país de América Latina. Esta nueva norma busca que el país acreciente el nivel de inclusión financiera y mejore las condiciones de competencia del sistema financiero.

La ley establece un marco de referencia competitivo para acceder al financiamiento colectivo (micromecenazgo) y crea empresas de fondos de pago electrónico. Con esto se pretende estimular el comercio electrónico y facilitar el acceso al sistema a las personas no bancarizadas, que representan un elevado porcentaje en México. De igual forma contempla la posibilidad de que se regulen otros modelos electrónicos novedosos para la prestación de servicios financieros.

Con más de 158 start-ups, México es el mercado fintech más grande de Latinoamérica, superando a otros grandes mercados como Brasil (130 nuevas empresas) o Colombia (setenta y siete nuevas empresas). La mayor parte de estas empresas se enfocan en pagos y remesas, administración financiera personal, crowdfunding y préstamos. Las start-ups mexicanas consiguieron 73 pactos de financiación el año pasado de 130 millones de dólares estadounidenses, la primera vez que el país tiene la mayor cantidad de transacciones de capital de peligro en Latinoamérica, según la Asociación Latinoamericana de Private Equity & Venture Capital. Brasil atrajo más dinero, con 64 acuerdos por valor de doscientos setenta y nueve millones.

Conforme con el más reciente Radar del sector fintech de Finnovista, presentado a mediados del pasado año, México se ubica como el país líder de esta industria al sumar 238 start-ups de tecnología financiera, respecto a las doscientos treinta que fueron identificadas en Brasil. El informe apunta que en la primera mitad de 2017 surgieron en México cuando menos ochenta nuevas start-ups, lo que representa un crecimiento de cincuenta por cien desde la última publicación en el mes de agosto de dos mil dieciseis, donde se identificaron 158 start-ups.

Hemos elegido 5 fintech mexicanas que se han ubicado en la vanguardia del sector en América Latina y está contribuyendo a su rápido avance y consolidación.

KUBO.FINANCIERO

Las compañías en los países en desarrollo precisan acceso a financiamiento como en otro lado, pero la parte “en desarrollo” retiene a las pequeñas empresas. Kubo.financiero es una corporación microfinanciera regulada que otorga préstamos entre cuatrocientos y cuatro con cien dólares prestatarios mexicanos. Los usos comunes son capital de trabajo, activos fijos y educación. La startup conecta a personas que precisan un préstamo con personas que buscan ocasiones de inversión.

Kubo.financiero recibió en dos mil quince la autorización del gobierno mexicano para captar ahorro del público de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), tras dos años de tener el permiso para operar como Sociedad Financiera Popular (Sofipo). Se convierte de esa forma en la primera financiera en México con el visto bueno de la CNBV para captar ahorro y dar préstamos vía Internet.

CONEKTA

El uso de los teléfonos inteligentes se ha extendido de forma global y cada vez es más frecuente para hacer compras en línea y otro género de servicios relacionados con transacciones, pagos bancarios y adquisiciones. El inconveniente surge cuando los sistemas de pago cambian de un país a otro. La compañía Conekta es una startup de tecnología y un agregador certificado cuyo objetivo es desarrollar un sistema de pago que ayude a los consumidores a efectuar transacciones on line de forma satisfactoria. Conekta permite a los desarrolladores y empresas crear una solución de pago con su flujo y está diseñado para cualquier aplicación y sitio.

ZAVEAPP

Es una solución de “online banking” que cuenta con una plataforma tecnológica moderna, fresca, transparente y confiable en la que cualquier persona podrá abrir una cuenta 100% en línea, contar con una tarjeta personalizada y realizar cualquier transacción a través de una app. Flink ofrece una aplicación que puede descargarse en las tiendas de Android y Apple, desde la cual se puede completar un formulario, autentificar el usuario y abrir una cuenta en tan solo unos minutos. Al abrir una cuenta se genera un número así como una clave interbancaria que permite recibir y enviar dinero. Además se facilita una tarjeta de débito que se puede utilizar para realizar compras y transacciones en cualquier establecimiento que acepte éste método de pago.

Lanzada oficialmente en dos mil catorce, Zaveapp se ha transformado en una de las start-ups mexicanas más interesantes y alabadas por el ecosistema del país. Esta aplicación está pensada simplemente para que su usuario tenga una disciplina de ahorro y lo haga conforme a criterios exclusivamente financieros. Le ayuda a regentar su dinero de manera eficaz para poder afrontar gastos imprevisibles o caprichos de última hora. La aplicación anima al usuario a ‘completar’ cualquier transacción realizada con la tarjeta que conecta con la aplicación. La cantidad de cambio que el usuario obtendría si pagaras en efectivo se guarda de manera automática en una cuenta de ahorros que va engordando prácticamente sin que el usuario sea consciente. Ahí está la clave del ahorro.

DAPP

Se trata de una cartera electrónica de pagos que marcha a través del escáner de códigos propios y autorización mediante huella digital. Se ha revelado como una solución frente al robo de información de las tarjetas tradicionales y cargos no reconocidos. Con Dapp es posible pagar en negocios desde el celular en pocos segundos y sin compartir la información de las tarjetas del usuario. La aplicación cuenta con estándares y certificaciones homologados a nivel internacional para asegurar el almacenamiento de las tarjetas de sus usuarios. Tu información es cifrada y protegida en servidores seguros y certificados. Los pagos solo se pueden hacer desde el dispositivo personal del usuario, y solo se puede acceder a la aplicación con un PIN o bien con la huella digital.

FLINK

Es una solución de “online banking” que cuenta con una plataforma tecnológica moderna, fresca, transparente y confiable en la que cualquier persona va a poder abrir una cuenta 100 por ciento online, contar con una tarjeta adaptada y efectuar cualquier transacción mediante una aplicación. Flink ofrece una aplicación que puede descargarse en las tiendas de Android y Apple, desde la cual se puede completar un formulario, autentificar el usuario y abrir una cuenta en tan solo unos minutos. Al abrir una cuenta se genera un número así como una clave interbancaria que permite recibir y mandar dinero. Además de esto se facilita una tarjeta de débito que se puede utilizar para realizar compras y transacciones en cualquier establecimiento que admita éste procedimiento de pago.

Por admin