Del sábado Deluxe al cierre: así se desmanteló el centro de coronavirus de Ayuso en tres meses |  Madrid

Todo empezó en un lugar asombroso. Isabel Díaz Ayuso eligió Sábado Deluxe, un programa presentado por Jorge Javier Vázquez, para poner en escena que la Comunidad de Madrid y ella misma lideraron la respuesta a la crisis del coronavirus en España. Allí, en la noche del 14 de marzo de 2020, justo cuando el gobierno central había decretado las restricciones del estado de alarma, presentó un centro de control de COVID ubicado cerca de su oficina. Un ejemplo de que el presidente regional estuvo al frente de la respuesta a una crisis de salud sin precedentes. Solo tres meses después, la instalación había sido cerrada. El centro de control solo operó una cuarta parte en la Real Oficina de Correos, donde dejó una factura de 16.498,9 euros en catering. La Comunidad explica que dejó de funcionar en esa ubicación debido a un cambio organizativo y luego del final de la primera ola.

La UCI de Isabel Zendal solo ha utilizado cinco intensivistas

SALAMANCA, 30/07/2021.- Las presidentas de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (i);  de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo (c), y de Melilla, Eduardo de Castro, a su llegada a la XXIV Conferencia de Presidentes que se celebrará este viernes en el Convento de San Esteban, en Salamanca.  EFE / JMGARCIA

Madrid prestó a Galicia 500 dosis de la vacuna Moderna

«Ahora mismo estamos en un centro que hemos creado en la Comunidad de Madrid, en la Puerta del Sol, para seguir en tiempo real todos los datos que tenemos de los hospitales», explicó el presidente en esa intervención televisiva en horario de máxima audiencia, como señaló una de las pantallas detrás de él. «En los datos que tenemos a mi derecha, vemos la curva de progresión de todos los infectados», agregó. «De este lado», dijo, señalando a su izquierda; “Lo que también tenemos es un dispositivo de coordinación de todos los recursos que tenemos en la Comunidad de Madrid. Aquí lo que hemos hecho es unificar todos los hospitales, para que se conviertan en un gran hospital, y así poder saber dónde se necesitan más camas, más camas de UCI, dónde es más importante enviar más personal a los mejores ”.

El mensaje era claro: con la instalación ubicada en el mismo edificio que su oficina, Díaz Ayuso estaba al fondo del barril, enrollado en la lucha contra la enfermedad. Controlando hasta el más mínimo detalle en tiempo real. Y con un equipo de 12 técnicos analizando la crisis en tiempo real.

Con todo el país conteniendo la respiración mientras el gobierno central decidía cómo combatir la enfermedad, el presidente de la Comunidad de Madrid ya había venido a visitar el centro Sol, inaugurado el 13 de marzo. Luego lo acompañó el consejero de Sanidad, Enrique. Ruiz-Escudero, con quien fue fotografiado rodeado de computadoras y televisores de alta gama.

“El Centro de Control Permanente del coronavirus cuenta con el soporte informático y tecnológico necesario para el análisis de los datos que recoge, con el objetivo de facilitar la toma de decisiones en toda la red asistencial de la Comunidad de Madrid”, ha concluido el sumario visitante. .

Sin embargo, la situación apenas duró tres meses. Con la primavera aún sin terminar y muchos meses de lucha contra el virus por delante, el proyecto fue rediseñado. Dejó la Oficina Real de Correos. Y el Ministerio de Salud continuó con su análisis continuo de la situación, sin que ya se transpire en los programas mejor calificados.

Isabel Díaz Ayuso, en el centro de control de coronavirus de Madrid.
Isabel Díaz Ayuso, en el centro de control de coronavirus de Madrid.COMUNIDAD DE MADRID

“El Centro de Control Covid (CCC) estuvo operativo en las instalaciones de la Real Correos desde su creación el 13 de marzo de 2020 hasta principios de junio de 2020”, se lee en un documento gubernamental obtenido por EL PAÍS a través del portal de transparencia. “No fue necesario contratar personal para el Centro de Control Covid ya que los 12 técnicos, que con distintos grados de dedicación colaboraban en él, eran profesionales del Ministerio, del Servicio de Salud de Madrid”.

«(El centro) permaneció durante los meses más duros de la primera ola», abunda una fuente del gobierno. “Posteriormente con la creación del Viceconsejería de Salud Pública (encabezado por Antonio Zapatero) se reorganizaron los equipos de trabajo y físicamente esa ubicación dejó de funcionar”.

Fue consecuencia de una crisis política de primera magnitud. En mayo, la directora general de Salud Pública, Yolanda Fuentes, dimitió por considerar, en contra del criterio del Ejecutivo autonómico, que Madrid no estaba preparada para flexibilizar las restricciones de tiempo y capacidad diseñadas contra el virus. Fue sustituido por Elena Andradas, y al mismo tiempo llegó a la Administración Antonio Zapatero, el zar cóvido, como lo apodaba maliciosamente la oposición por el poder que amasó tras su nombramiento como concejal adjunto. Una reorganización que apagó las luces del centro de control Sol tan solo tres meses después de su inauguración.

Suscríbete aquí a nuestro boletín diario sobre Madrid.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *