Un estudio reciente liderado por investigadores de la Universidad del Sur de California (EE.UU.) y la Universidad de Cambridge (Reino Unido) reveló que las náuseas y los vómitos durante el embarazo, que afectan al 80% de las mujeres en algún momento su origen es una hormona producida por el feto. Estos síntomas, en su forma más extrema conocida como hiperemesis gravídica (HG), puedes poner en peligro tanto a la madre como al feto.

Publicados en la prestigiosa revista ‘Nature’, los investigadores sugieren que la exposición previa a esta hormona, llamada GDF15, podría aliviar los síntomas de determinadas mujeres. La investigación se centra en la relación causal entre GDF15 y las enfermedades de vergüenza, revelando la importancia de la sensibilidad individual de la madre a esta hormona en la gravedad de los síntomas.

Según Stephen O’Rahilly de la Universidad de Cambridge, «las mujeres más sensibles a la hormona son las más sensibles«. Este conocimiento ofrece vías cruciales para prevenir estas condiciones.

El estudio revela que la exposición precede al compromiso niveles más bajos de GDF15 Esta podría ser una estrategia para aliviar los síntomas, ya que las mujeres experimentan niveles más bajos y experimentan síntomas más graves durante el embarazo.

“Ahora sabemos que las mujeres sufren durante el embarazo cuando están expuestas a niveles más altos de la hormona GDF15 que las que están embarazadas”, aseguró Marlena Fejzo, de la Facultad de Medicina de Keck y autora principal del estudio.

Farmaco

Reducir los niveles de GDF15 podría ser una forma de abordar las infecciones del corazón y el estudio sugiere que probablemente sea seguro. Además, otra estrategia podría ser exponer a las mujeres a GDF15 antes del embarazo a preparados con altos niveles hormonales una vez que estén embarazadas.

Este estudio ofrece ensayos sólidos sobre cuáles uno o más métodos serán efectivos para prevenir o tratar la HG.», enfatiza Fejzo.

Los investigadores ahora quieren probar la metformina, un fármaco que aumenta los niveles de GDF15, que es seguro y eficaz en pacientes con antecedentes de HG. También buscamos fármacos que bloqueen la unión del GDF15 con su receptor en el cerebro como posibles tratamientos.