La Guardia Civil de Granada, en el marco de la operación ‘Oliva24’, ha puesto a disposición judicial en calidad de investigados a un joven de 26 años de edad y a una joven de 24, ambos de nacionalidad rumana , como presuntos autores de un delito continuado de hurto de dos mil quinientos kilos de aceituna. Los hurtos fueron perpetrados en una finca del municipio de Salar y en un olivar del municipio de Loja, según informa la Guardia Civil en una nota de prensa. Los agentes del equipo Roca de la Compañía de la Guardia Civil de Loja han averiguado que los investigados son los presuntos responsables de un hurto de 1.700 kilos de aceituna perpetrados durante los días 15, 16 y 17 de febrero en un olivar del término municipal de Salar. Los testigos confirmaron a los investigadores que se trataba de un chico y una chica jóvenes que huyeron en un turismo de color granate del que les facilitaron la matrícula. Al investigar al actual propietario de dicha matrícula, los guardias civiles averiguaron que era vecino de Baza y que este joven y su pareja habían depositado durante esos tres días casi 1.700 kilos de aceituna en una almazara de esa localidad, supuestamente la aceituna robada en Salar. Dicha aceituna ha sido recuperada y puesta a disposición del denunciante. Ambos jóvenes fueron interceptados nuevamente el día 20 de febrero por los agentes del equipo Roca de Loja transportando 677 kilos de aceituna robada. Poco antes un guarda rural los había sorprendido sustrayendo aceituna en una finca del término municipal de Loja . Este guarda rural alertó a la Guardia Civil que los dos jóvenes habían huido en un coche de color granate y los agentes consiguieron interceptar el vehículo en la A-92. Los guardias civiles recuperaron la aceituna robada y la depositaron en una almazara de Loja a disposición del propietario de la finca.