Economy permitirá a los minoristas comprar fondos alternativos desde 10.000 euros |  Mercados

Se modernizan los fondos de inversión. Nadia Calviño, la todopoderosa primera vicepresidenta, ha escuchado al sector y permitirá a los minoristas comprar fondos de inversión alternativos (hedge funds, antes conocidos como los fondos de cobertura) desde 10.000 euros, cuando antes el mínimo era 100.000. El patrimonio de este tipo de vehículos en España se sitúa en los exiguos 1.826 millones en junio distribuidos en 78 carteras, según Inverco.

Un borrador del Ministerio de Economía que reformará la normativa sobre inversión colectiva flexibiliza los requisitos para transferir con fuerza el dinero a fondos alternativos. “Ha sido un caballo de batalla del sector desde su lanzamiento allá por 2006. Hasta ahora, el umbral era de 100.000 euros, y ni siquiera para todos, ya que los más sofisticados estaban al margen. La futura regulación abre la puerta a que lleguen muchos más inversores ”, apunta Gloria Hernández Aler, socia de finReg360. Estos productos tienen una capacidad de inversión muy superior a la de los fondos clásicos, ya que estos últimos están sujetos a importantes restricciones.

Los minoristas que realicen su inversión siguiendo una recomendación podrán invertir en fondos alternativos a partir de 10.000 euros. Por supuesto, como máximo la inversión debe representar el 10% de sus activos financieros. Si supera los 500.000 euros, no habrá restricciones, ni por encima ni por debajo.

Además, en la futura normativa se democratiza el mínimo de 100.000 euros de inversión sin necesidad de asesoramiento. Esto no distingue entre productos más o menos sofisticados.

Los precios estarán limitados en los compartimentos para fines especiales.

Otro tema que liberaliza el reglamento es el plazo máximo de permanencia en un fondo alternativo, ahora de un año. Una vez que se apruebe el nuevo reglamento, no habrá límites. El vehículo podrá colocarlo, por ejemplo, en el plazo previsto para la liquidación de las inversiones.

El texto incluye otras novedades para adecuar el sector a los nuevos estándares europeos, favorecer la gestión de sus activos y agilizar la comunicación con los grupos de interés. Una vez aprobado el reglamento, que en todo caso puede sufrir cambios, se utilizarán los canales digitales (como el correo electrónico o los espacios para inversores en la web del gestor). Será la forma de comunicación predeterminada. Solo aquellos participantes que lo soliciten expresamente recibirán los documentos de datos fundamentales de los fondos, o los informes de gestión, en papel. Además, el reglamento abolirá la obligación de realizar un informe trimestral para cada fondo. Será voluntario. Sí, se mantendrá el semestral y anual.

También se incluyen algunos cambios en las comisiones. Algunos fondos vinculan su comisión de éxito a que el NAV supere sus niveles máximos dentro de un cierto período de tiempo. Ahora bien, para aplicar esta comisión, habrá que tener en cuenta la evolución del producto de inversión durante al menos cinco años.

Por otro lado, los gestores que inviertan un fondo en otros fondos de la misma entidad tendrán algunas limitaciones a la hora de aplicar comisiones de marketing a estos segundos fondos.

Algunos cambios se incluyen en los límites de las comisiones de gestión y éxito.

La nueva legislación también busca establecer un régimen más claro para los fondos y compartimentos para fines especiales (conocidos en la jerga como bolsillos laterales). Este tipo de figura se utiliza cuando es necesario separar una serie de activos que se encuentran dañados en un fondo. Están separados en uno de estos compartimentos para no contaminar los otros activos sanos del fondo.

A partir de ahora, se impondrán límites máximos a la comisión de gestión en estas cifras. En el segundo año de su creación, la comisión solo podrá ser un tercio de la del fondo original, con un máximo del 0,2%.

Se elimina la obligación de liquidez mínima en carteras

  • 1% del patrimonio. Uno de los cambios más importantes que experimentarán los administradores cuando se apruebe la nueva legislación es la abolición de mantener en liquidez el 1% de los activos del fondo, es decir, en cuentas corrientes. Con esta medida, se pretendía que los fondos siempre tuvieran dinero disponible para atender las demandas de reembolso de los clientes. Sin embargo, hay cada vez más productos equivalentes a la liquidez (como inversiones en fondos cotizados en bolsa con duraciones ultracortas), que permiten atender los reembolsos sin problemas. El mínimo se redujo en 2015 al 1% actual desde el 3%.
  • Mas libertad. Con la nueva regulación, más alineada con los estándares de la comunidad, los gerentes tienen libertad para decidir qué tipo de activos deben tener para poder atender las solicitudes de reembolso. Y ese 1% no se compromete en activos que suelen tener rendimientos negativos.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *