El beneficio de Red Eléctrica sube un 8% en el primer semestre hasta los 358 millones |  Economía
Logotipo de Red Eléctrica en la fachada de una de sus sedes.
Logotipo de Red Eléctrica en la fachada de una de sus sedes.

Red Eléctrica de España (REE) ha obtenido un beneficio neto de 358,2 millones de euros en el primer semestre de 2021, lo que supone un incremento del 8% respecto al conseguido en el mismo periodo del año anterior, en el que se situó en 331,7 millones. La evolución de este resultado, en línea con las previsiones de la compañía, se debe principalmente a la mayor aportación tanto del negocio internacional, como del negocio de satélite y fibra óptica, y a la mejora del resultado financiero, según el grupo en un declaración.

Los ingresos en este periodo, que se sitúan en 991,4 millones (incluyendo facturación e ingresos por participaciones) son un 0,6% superiores a los registrados el año anterior y están marcados por el crecimiento de los negocios de telecomunicaciones e internacional, que compensan el descenso motivado principalmente por el Aplicación en este año de los nuevos parámetros retributivos de la actividad de transporte de electricidad en España.

Contenido del Artículo

Más información

En relación al negocio eléctrico internacional, éste ha incrementado su actividad en 4,9 millones de euros, debido a la incorporación de todo el semestre de la participada brasileña Argo, que en 2020 solo intervino en los resultados del segundo trimestre. Por otro lado, en el negocio de satélites, se produjo un incremento de 5,4 millones de euros en este periodo, originado por la adquisición por parte de Hispasat de la gestión y transporte de señales de Media Networks Latin America, lo que refuerza su posición como operador de referencia en la región en la vertical del video. Según la compañía, un mayor crecimiento orgánico y una mayor contribución de Hisdesat también contribuyen a este aumento. Por último, la actividad de fibra óptica cerró el primer semestre ligeramente por encima del año anterior.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) alcanzó los 771,3 millones de euros, un 0,7% más que el obtenido en el primer semestre de 2020, debido a una mayor contribución de la actividad eléctrica internacional, la evolución de los ingresos del negocio de satélites y fibra óptica, y la contención de gastos operativos. Por su parte, el resultado financiero del grupo ha mejorado un 28,6% como consecuencia del menor tipo de interés medio, que ha pasado del 1,9% al 1,5%.

La deuda financiera neta se redujo en 343 millones de euros gracias a la fuerte generación de caja en el período, alcanzando los 5.771 millones de euros. Las inversiones del grupo en estos primeros seis meses han alcanzado los 252,8 millones, un 31% más que en el mismo período de 2020, tras descontar el efecto de la adquisición del 50% de la brasileña Argo, realizada en marzo del pasado ano. La inversión destinada a la gestión y operación de las infraestructuras eléctricas en España alcanzó los 183 millones, de los que 172 se han destinado al desarrollo de la red de transporte, un 32% más respecto al año anterior, y 11 millones a la operación del sistema. y almacenamiento en Canarias.

Dividendos

El grupo que preside Beatriz Corredor aprobó en su junta general de accionistas el pago de un euro por acción para este año, en línea con lo previsto en su Plan Estratégico. Los dividendos pagados al cierre del primer semestre ascienden a 147 millones de euros, correspondientes al pago del dividendo a cuenta del año 2020, que asciende a 0,2727 euros por acción. Además, el 2 de julio Red Eléctrica distribuyó 0,7273 euros brutos por acción como dividendo complementario.

Durante estos primeros seis meses de 2021, Red Eléctrica ha seguido trabajando en su compromiso con la eficiencia y la disciplina financiera, lo que le ha permitido mantener su calificación crediticia. En marzo, la agencia clasificación Standard & Poor’s emitió un nuevo informe en el que mantiene la calificación de ‘A-‘ en el largo plazo y de ‘A-2’ en el corto plazo, con perspectiva estable. La agencia Fitch Ratings también mantuvo la calificación de largo plazo en ‘A-‘ y perspectiva estable, y el nivel de clasificación a corto plazo a un nivel ‘F1’.

En junio, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia emitió un informe con una valoración positiva sobre la propuesta de planificación de la red de transporte eléctrico para el período 2021-2026. Posteriormente, el operador del sistema eléctrico envió la propuesta de desarrollo de la red de transmisión al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, una vez analizados los alegatos presentados en la propuesta inicial. Asimismo, el grupo ha alcanzado el 29,5% de financiación con criterios ASG tras haber emitido un nuevo bono verde con los mejores propagar de crédito en emisiones a más de 10 años en la última década.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *