El campo andaluz se planta ante las nuevas ayudas agroambientales |  Economía
Tractorado en Jerez de la Frontera organizado el pasado mes de marzo contra el decreto de convergencia de la PAC.
Tractorado en Jerez de la Frontera organizado el pasado mes de marzo contra el decreto de convergencia de la PAC.Juan Carlos Toro

La nueva Política Agrícola Común (PAC) elaborada por la Comisión Europea para el período 2023-2027 carece actualmente del consenso necesario para su aplicación nacional. Andalucía, la comunidad que genera casi el 50% del empleo agrario del país y el 30% de los agricultores activos, se ha rebelado contra la propuesta elaborada por el Ministerio de Agricultura para el desarrollo de los denominados eco-regímenes, una nueva línea de ayudas directas ( en sustitución del pago verde actual) que priorizará las prácticas agrícolas que contribuyan al medio ambiente y a la lucha contra el cambio climático. El sector agrario andaluz ha causado sensación y se ha enfrentado al diseño de estas prácticas, estimando que supondrán una pérdida de ingresos de 50 millones anuales entre los más de 200.000 receptores de fondos comunitarios de la región.

Más información

«De salir adelante la propuesta de la Consejería, el campo andaluz sufrirá una reconversión brutal y una ruina sin precedentes hasta ahora», advirtió este martes Miguel López, secretario regional del COAG, junto a los dirigentes de Asaja, UPA y Cooperativas Agroalimentarias, ha puesto de manifiesto el rechazo unánime del campo andaluz a unos eco-esquemas que supondrán hasta el 25% del presupuesto nacional de la PAC (más de 1.100 millones de euros). El formato final de estos eco-esquemas debe estar incluido en el plan estratégico de la PAC, que el Ministerio de Agricultura quiere tener listo antes de fin de año.

Las cooperativas y organizaciones agrarias andaluzas justifican su temor al recorte de rentas en el diseño realizado por el departamento que preside el ministro Luis Planas. Así, si a nivel nacional ya existe un principio de concertación para la creación de 20 regiones productivas que servirán de base para la distribución de los fondos de la PAC, para aplicar prácticas relacionadas con la sostenibilidad, el Ministerio ha diseñado solo ocho regiones agroecológicas. Esto, a juicio del sector agrario andaluz, provocará una transferencia de ingresos a otras comunidades menos productivas.

“Pedimos que se haga un reparto justo entre regiones y proporcional al esfuerzo que los agricultores vienen haciendo desde hace mucho tiempo para mantener las cubiertas vegetales y las prácticas agroambientales”, dijo el secretario regional de la UPA, Cristóbal Cano. La Junta de Andalucía también ha exigido que se consideren al menos 20 comarcas agroecológicas para el reparto de estos fondos verdes, y considera que si finalmente se aprobaran ocho comarcas, sería hacer una tarifa plana que perjudicaría gravemente a la principal zona productora agrícola. .

“Si queremos que los agricultores y ganaderos vean como atractivo y posible dentro de sus regiones realizar una práctica de eco-esquemas, estos tienen que estar diseñados de acuerdo con las regiones productivas y tienen que tener un monto unitario diferenciado según el 20 regiones productivas ”, dijo. indicó Vicente Pérez, secretario general de la Consejería de Agricultura de Andalucía.

Asimismo, el sector agrario andaluz sostiene que, aunque los productores quieran aplicar voluntariamente más de un eco-régimen, el sistema propuesto no lo permitirá porque solo contempla la aplicación de una única unidad de ayuda por explotación. En el caso del pastoreo extensivo, para definir la carga de ganado se afirma que se permitirán hasta dos unidades de ganado mayor (UGM) por hectárea. Otro temor del campo andaluz es que ahora el presupuesto de la PAC (España recibirá 47.724 millones de euros para el periodo 2021-27) se repartirá entre más hectáreas, ya que la normativa comunitaria permite zonas que ahora no tienen que aprovechar el eco-esquemas derecho al pago.

Las organizaciones agrarias andaluzas advierten que si es necesario, volverán a sacar los tractores a la calle “para que la hoja de ruta de Luis Planas, que técnicamente debería definirse a finales de septiembre, sea un documento trabajado bajo el consenso, la colaboración y el reconocimiento de la estrategia El peso que tiene Andalucía en el conjunto de la agricultura y la ganadería en España ”, indicaron en la rueda de prensa celebrada este martes en Sevilla.

Cooperativas y organizaciones agrarias recuerdan que el complejo agroalimentario andaluz es un motor socioeconómico fundamental para la región, que dinamiza el medio rural, genera más del 10% del empleo de la comunidad y supera los 18.000 millones de facturación. Asimismo, equilibra la balanza comercial (con un saldo positivo cercano a los 6.500 millones), contribuye a la conservación del medio ambiente y fija la población al territorio.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *