El crecimiento de China se suaviza al 7,9% en el segundo trimestre del año |  Economía

El Producto Interno Bruto (PIB) de China desaceleró su crecimiento a un relativamente modesto 7,9% anualizado en el segundo trimestre del año, luego de haber aumentado un 18,3% en el período comprendido entre enero y marzo, según cifras que anunció este jueves la Oficina Nacional de Estadísticas. en Beijing. En rueda de prensa para dar a conocer los datos, la ONE ha advertido que el crecimiento continúa «desigual» y persisten las incertidumbres externas.

La moderación del crecimiento desde el segundo trimestre y durante el resto de 2021 era algo ya predicho por los expertos. En parte, porque el fuerte aumento del crecimiento anualizado en el primer trimestre reflejó el duro golpe (-6,8%) que había sufrido la economía china en el período de enero a marzo de 2020, en lo peor de la pandemia. Y en parte, porque en los últimos meses las cifras macroeconómicas habían comenzado a mostrar una relativa pérdida de dinamismo. La semana pasada, el Banco Popular de China (PBOC) anunció un recorte del 0,5% en las cantidades de efectivo que los bancos deben mantener como reservas. Esta medida, que entró en vigor este jueves y que inyectará unos 130.000 millones de euros a la economía, tiene como objetivo facilitar los préstamos a las pequeñas y medianas empresas.

En comparación con el trimestre anterior, una comparación más realista, el PIB de la segunda economía del mundo -y la primera en recuperar la normalidad, luego de dar la pandemia prácticamente por encima- creció un 1,3%. Tres meses antes, el aumento había sido del 0,4%.

El crecimiento del segundo trimestre se vio favorecido por el dinamismo de las exportaciones, que aumentaron un 31%, impulsadas por la aceleración de las campañas de vacunación y la relajación de las medidas restrictivas contra el coronavirus en parte de sus principales socios comerciales. Las importaciones aumentaron un 43%, a pesar de los brotes de covid en zonas portuarias, incluida la provincia de Cantón, una de las más pobladas del país y centro de producción manufacturera. Un portavoz del Servicio de Aduanas había advertido esta semana que las cifras para el resto del año pueden verse reducidas por las incertidumbres que aún rodean la trayectoria de la pandemia.

La lenta recuperación del consumo interno y los altos precios que las empresas deben pagar por las materias primas pesaron en contra.

Según datos de ONE, la producción industrial creció un 8,3% anualizado en junio, frente al 8,8% del mes anterior. Las ventas minoristas aumentaron un 12,1%, frente al 12,4% de mayo. La tasa de paro urbano se situó en el 5%, luego de que en febrero de 2020, en lo peor de la pandemia, hubiera alcanzado el 6,2%. El dato más débil proviene de las inversiones en inmovilizado, con un crecimiento interanual del 12,6% en el primer semestre, frente al 15,4% del semestre anterior. Las compras de equipos cayeron un 0,8% interanual en junio, un posible efecto de la escasez global de semiconductores.

La Oficina de Estadísticas considera que la economía ha continuado su «recuperación estable» en el primer semestre de este año, pero «persisten muchas incertidumbres externas y la recuperación interna es desigual». «Se necesitan esfuerzos para sentar las bases de una recuperación y un desarrollo estables», dice.

La consultora Capital Economics ofrece una evaluación similar. «Es probable que los vientos en contra del crecimiento se intensifiquen en la segunda mitad del año», dijo su economista jefe, Julian Evans-Pritchard, en una nota. «El auge de las exportaciones durante la pandemia parece haber alcanzado su punto máximo y se moderará en los próximos trimestres a medida que las campañas de vacunación y la reapertura contribuyan a normalizar las tendencias del consumo mundial».

“A medida que el Banco Popular de China ha relanzado sus esfuerzos para reducir los costos de endeudamiento, hay pocas señales en este momento de que pretenda relajar los controles cuantitativos sobre el crédito y revertir la reciente disminución en el crecimiento del crédito, que parece estar bien encaminado. para sobrecargar aún más el gasto de inversión ”, dice el analista.

China ha establecido un objetivo de crecimiento de al menos el 6% para este año, pero el Fondo Monetario Internacional (FMI) estima que la segunda economía más grande del mundo registrará un aumento del 8,4% en 2021.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *