El decreto de evaluación eliminará los exámenes de recuperación en la ESO |  Educación

El decreto de evaluación y promoción que se espera que el Gobierno apruebe pronto elimina los exámenes de recuperación en Educación Secundaria Obligatoria (ESO) a partir de este curso. La normativa sí mantiene dicha convocatoria, en cambio, al Bachillerato.

Las pruebas de recuperación, que tradicionalmente eran en septiembre y las comunidades han tendido a trasladarse a junio, desaparecen en el marco de un cambio profundo en el sistema que regula cómo aprobar la carrera y obtener títulos oficiales. Como ya establece la nueva ley educativa, la Lomloe, el proyecto de decreto prevé que la repetición del curso ya no está directamente ligada al hecho de haber reprobado una determinada cantidad de asignaturas, sino a lo que el equipo de docentes del alumno considere, en conjunto , que será mejor para su evolución académica. El borrador de la regla también establece que los refuerzos para los estudiantes reprobados deben darse «tan pronto como se detecten dificultades». En este nuevo contexto, la importancia de poder recuperar asignaturas en una convocatoria extraordinaria para no repetir el curso pierde gran parte de su relevancia.

El texto no contempla pruebas extraordinarias de recuperación en la ESO, pero tampoco impide expresamente que las comunidades, o los propios centros en aplicación de su autonomía, las establezcan. Preguntado si pueden hacerlo, el ministerio se limita a señalar por el momento que los borradores aún no están terminados. Baleares, donde mandan los socialistas, ya ha comunicado a los centros educativos que desaparece la convocatoria extraordinaria para que organicen el curso sin contar con él, según ha informado el diario local. Último minuto. Si el borrador se mantiene como está, la Comunidad Valenciana también eliminará dichos exámenes, dicen fuentes de la Generalitat, que creen que la retirada también se generalizará en todos los territorios.

Más información

El nuevo decreto enfatiza, como la ley de Educación, que la repetición debe ser una medida excepcional. Esto responde a la constatación de que, como viene insistiendo la OCDE, la repetición de curso es una medida ineficaz y cara para los sistemas educativos (especialmente para España, donde el 28,7% de los alumnos de 15 años ha repetido al menos una vez, casi tres veces más). promedio para países desarrollados). La previsión del Gobierno es que los fondos que no se utilicen para hacer que los estudiantes repitan se destinarán a programas de refuerzo, que según la mayoría de los expertos es más efectivo para el progreso educativo de los estudiantes.

El artículo 9.5 del proyecto de nuevo decreto establece, en referencia a la ESO: «Las decisiones de promoción y calificación serán adoptadas colectivamente por el equipo docente tras una convocatoria de evaluación que tendrá lugar al final del curso escolar». El decreto de evaluación aprobado en 2014 por el PP, y que ahora será derogado, preveía, por su parte, la realización de «pruebas extraordinarias» para «la recuperación de sujetos con evaluación negativa».

Fuentes del Ministerio de Educación aseguran que el cambio fue trasladado a las comunidades autónomas durante el proceso de elaboración del decreto (cuyo proceso de audiencia pública ha concluido) y que «no manifestaron disconformidad». Las mismas fuentes añaden que, aunque no es previsible, algún matiz del proyecto de decreto podría cambiar antes de ser publicado.

La convocatoria extraordinaria se mantiene en Bachillerato, donde el número de fallos seguirá siendo clave para poder conseguir el título. En principio, los alumnos deberán aprobarlos todos, aunque el borrador establece que el equipo docente puede decidir entregárselo con una asignatura pendiente, siempre que el alumno cumpla una serie de condiciones, como no haber faltado a clase, haber una nota media superior a la aprobada y haber realizado los exámenes de la asignatura.

Puedes seguir a EL PAÍS EDUCACIÓN en Facebook y Gorjeoo regístrate aquí para recibir nuestro boletín semanal.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *