El emocionante reencuentro de Charlène de Monaco, el Príncipe Alberto y sus hijos después de tres meses de diferencia |  Gente

Fue una de las fotos más esperadas. Después de tres meses separados, desde junio pasado, el príncipe Alberto y sus hijos han viajado nuevamente a Sudáfrica para encontrarse con Charlène de Mónaco. Un momento que ha sido reportado en la propia princesa en su perfil de Instagram, donde ha publicado varias fotografías de ella con los mellizos y con Alberto de Mónaco junto con un mensaje en el que asegura estar «muy emocionada» por tener a su familia suya. lado.

Más información

En las cinco fotografías profesionales publicadas, la familia aparece en diferentes poses y en ellas se puede ver a la pequeña Gabriella y Jacques, de seis años, jugando y abrazando a su madre. En las instantáneas llama la atención el corte de pelo de Gabriella, una melena de longitud media con flequillo muy corto que termina en pico. Un detalle que su madre no quiso dejar de reflejar en su mensaje, aclarando que su hija había decidido cortarse el pelo ella misma. «Lo siento mi Bella, hice todo lo posible para arreglarlo», agrega Charlène.

La visita se produjo dos semanas después de que la princesa de 43 años fuera nuevamente operada a causa de la infección de oídos, nariz y garganta que sufre desde hace meses y que le ha impedido viajar de regreso al Principado, donde fue vista por última vez. Enero. La operación, que duró cuatro horas y requirió anestesia general, fue anunciada por el propio príncipe Alberto en un comunicado, en el que anticipó que él y sus hijos se reunirían con su esposa durante toda su recuperación.

La convalecencia de Charlène no ha estado exenta de los rumores de crisis que acompañan al matrimonio prácticamente desde la celebración del enlace hace diez años, en 2011, y que la princesa ha intentado desprestigiar a través de diversos mensajes en redes sociales y entrevistas radiales. Algunas de sus palabras más significativas fueron las que pronunció en la emisora ​​Channel24 el pasado mes de julio, cuando aseguró que uno de sus momentos más difíciles en estos meses había sido cuando los médicos le dijeron que no podría volar a Mónaco para encontrarse con su marido. en su décimo aniversario de bodas y que Alberto de Mónaco era su “roca” y su “fuerza” y que sin él no habría podido superar “este doloroso momento”.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *