El Gobierno y la Generalitat acuerdan seis meses de negociaciones para el traspaso de competencias |  Cataluña

El Gobierno y la Generalitat han acordado este lunes un calendario semestral para acordar el traspaso de nuevas competencias. Hacía diez años que el Gobierno central y la Generalitat habían abordado un inminente traspaso de poderes. De hecho, la comisión no se reunía desde 2018, cuando el PSOE regresó al Gobierno tras la moción de censura que destituyó al expresidente Mariano Rajoy de la Moncloa. La ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, calificó el encuentro como «un buen comienzo en el marco de la reactivación del diálogo». El calendario de seis meses ha sido acordado en la reunión de dos horas celebrada en la sede del Ministerio de Política Territorial. Por parte de la Generalitat asistieron el vicepresidente, Jordi Puigneró, de Junts, y la consejera de presidencia, Laura Vilagrà, de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC).

Rodríguez, ha anunciado un acuerdo entre los dos ejecutivos para defender y desarrollar conjuntamente la ampliación del aeropuerto de El Prat. Rodríguez ha asegurado que el Gobierno y la Generalitat defenderán la viabilidad de esta ampliación ante la Comisión Europea, lo que suscita dudas desde el punto de vista medioambiental. El ministro y portavoz del Gobierno ha recordado que la inversión a la que está comprometida el Ejecutivo de Pedro Sánchez es de 1.700 millones de euros, con la creación de 83.000 puestos de trabajo directos. Rodríguez ha precisado que la Generalitat está comprometida con la solución de los trámites autonómicos.

Hacía diez años que el Gobierno central y la Generalitat habían abordado un inminente traspaso de poderes. De hecho, la comisión no se reunía desde 2018, cuando el PSOE regresó al Gobierno tras la moción de censura que destituyó al expresidente Mariano Rajoy de la Moncloa. Rodríguez calificó el encuentro como «un buen comienzo en el marco de la reactivación del diálogo». El calendario de seis meses ha sido acordado en la reunión de dos horas celebrada en la sede del Ministerio de Política Territorial. Por parte de la Generalitat asistieron el vicepresidente, Jordi Puigneró, de Junts, y la consejera de presidencia, Laura Vilagrà, de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC).

Más información

Vilagrà recordó en una entrevista en La vanguardia que el Ejecutivo catalán ha detectado 56 competencias pendientes de ser transferidas por el Gobierno, según compromisos previos y según el Estatuto de Autonomía. En una comparecencia posterior, Vilagrà ha indicado que la Generalitat está decepcionada porque no han obtenido ningún traspaso en esta reunión, pero ha añadido que el Gobierno había reconocido en la reunión que las 56 competencias deberían negociarse en las próximas reuniones.

Rodríguez ha indicado que en el próximo semestre habrá reuniones mensuales, en paralelo a la activación en septiembre de la llamada mesa de diálogo, que buscará una solución a las reivindicaciones del independentismo catalán. El calendario buscará concretar la transferencia de competencias en becas académicas, modelos de formación para estudiantes de medicina, competencias en Salvamento Marítimo y formación profesional. Vilagrà ha asegurado que ya se ha acordado el traslado del concurso de becas para el curso 2022-2023 y que quedan por ultimar los detalles.

Rodríguez informó que se activarán comisiones de coordinación para inversiones en infraestructuras, especialmente en la red de cercanías. El consejero de Política Territorial ha confirmado que el Gobierno aumentaría en 200 millones de euros en 2021, tal y como establece la disposición adicional tercera del Estatuto de Autonomía, la partida presupuestaria de la Generalitat. Puigneró criticó estos 200 millones por «insuficientes», porque el Estado, según el vicepresidente catalán, supera los 3.800 millones de euros. Puigneró, por su parte, se mostró optimista sobre la posibilidad de traspasar responsabilidades en la gestión de los servicios de cercanías.

Las dos partes se han comprometido a «reducir el conflicto institucional». Pese a ello, la delegación catalana ha abordado un tema que el Gobierno había pedido que dejara fuera de la agenda del encuentro, la exigencia de que la Generalitat gestione conjuntamente los fondos europeos para la reconstrucción económica tras la pandemia del covid-19. Puigneró ha lamentado que el ejecutivo central se niegue a dialogar sobre este tema. «Es incomprensible que el Gobierno de España, que tanto habla de la agenda del reencuentro, no ponga sobre la mesa una negociación bilateral de fondos europeos». Donde Puigneró sí mostró satisfacción fue en el acuerdo sobre El Prat, porque implica una ampliación de la red de alta velocidad con paradas en los aeropuertos de Reus y Girona: “Cataluña será finalmente un hub intercontinental, y conectada a alta velocidad con Reus y Aeropuertos de Girona ”.

Vilagrà ha ampliado más aspectos que hay que negociar: la financiación de las competencias cedidas, los límites al número de efectivos que pueda tener la policía autonómica, los Mossos de Esquadra, la propiedad de edificios históricos o la futura ley estatal del audiovisual, que debería También protegen al catalán, según el consejero de la Presidencia.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *