El juez libera al monje de Poblet detenido por presunto tocar a un menor |  Cataluña

El juez de Valls (Tarragona) ha puesto en libertad al monje del monasterio de Poblet de 68 años, acusado de haber cometido el 15 de agosto un delito contra la libertad sexual al supuestamente tocar a una niña de cinco años. La denuncia la presentó un turista alemán que fotografió cómo el sacerdote tocaba a la niña. Los Mossos d’Esquadra detuvieron este miércoles al religioso que quedó en libertad tras declarar ante el juez. El abad, Octavi Vilà, ha ordenado abrir una investigación canónica previa y, de acuerdo con el Consejo del Monasterio, ha prohibido con cautela cualquier actividad pastoral y ha ordenado abandonar el recinto. Sería el primer caso de abuso que afecta a la comunidad cisterciense de este emblemático monasterio real, uno de los más importantes de Europa y que ha causado una profunda consternación entre los miembros de la orden, que han sido informados por el propio abad, que no ha reveló la identidad del imputado para preservar su presunción de inocencia mientras dure la investigación.

Más información

Los hechos que motivaron la detención ocurrieron el día 15 del pasado a la salida de la misa conventual, en la plaza del monasterio, cuando un monje conversaba con la familia de la niña de 5 años, y el imputado jugaba con el menor en zona con publico. Tòfol Trepat, presidente del Patronato de Poblet, explicó que el monje salió de la misa a las 12:30 horas acompañando a los padres de la niña y, en la plaza, frente a numerosas personas, bromeó y le hizo cosquillas a la menor frente a sus padres. . En un momento, la niña levantó la falda que llevaba y, al parecer, el monje la habría tocado, momento que capturó un turista alemán con su cámara. Cuando vio la foto y consultó con abogados de su país, le aconsejaron llevar la fotografía a la policía y por eso presentó la denuncia con la foto ante la policía. mossos, También han interrogado a la familia y aún no lo han hecho con el otro monje que estaba en la escena cuando ocurrió la escena.

La familia de la niña es asidua en sus actos religiosos en Poblet y no ha presentado denuncia alguna ni considera que la actuación del monje pueda ser considerada un delito, según fuentes del monasterio. Sin embargo, el abad de Poblet ha decidido mantener la suspensión cautelar del monje mientras dure la investigación canónica y judicial. Trepat ha asegurado que «un abuso de un menor a las 12.30 de la mañana no es creíble frente a la Iglesia de la Abadía, ante los padres, que también son amigos de Poblet». “Soy el primero en criticar la pedofilia, pero lo que pasó con este caso es una caza de brujas. Creo saber que todo está aclarado, pero el daño ya está hecho ”, declaró Trepat.

El abad también ha retirado todos sus derechos capitulares al monje y ha denunciado los hechos a la Congregación Vaticana para la Doctrina de la Fe, a la que trasladará cuanto antes el resultado de la investigación y ha manifestado «plena colaboración» con las autoridades policiales y judiciales para esclarecer los hechos y esclarecer las responsabilidades que pudieran surgir. Según han informado a Efe fuentes de los Mossos d’Esquadra, el monje fue detenido ayer tras ser citado a declarar en la comisaría de Valls (Tarragona), está pendiente de ser llevado ante la justicia en las próximas horas y está acusado de un delito contra libertad sexual al tocar.

En un comunicado, la comunidad cisterciense de Poblet ha mostrado su «solidaridad y apoyo a todos aquellos que puedan sentirse afectados por estos hechos, especialmente a la familia del menor». «Esta situación nos duele profundamente y expresamos enérgicamente nuestro compromiso y voluntad de luchar contra todo tipo de abusos en la Iglesia», subraya el comunicado. “Este Monasterio -añade-, un lugar estimado por catalanes y personas de todo el mundo por la acogida religiosa y cultural que aquí se brinda, con las oportunas medidas de prevención que se están implementando, debe ser siempre un lugar absolutamente seguro para los niños. . y la juventud. Nos encomendamos a vuestra oración ”, concluye el comunicado de la comunidad de Poblet.

El abad de Poblet ha abierto una investigación canónica. El caso ha causado una profunda consternación entre los miembros de la orden, quienes han sido informados por el propio abad, quien no ha revelado la identidad del imputado para preservar su presunción de inocencia mientras dure la investigación. En un vídeo, el abad ha manifestado «plena colaboración» con las autoridades policiales y judiciales para esclarecer los hechos y depurar las responsabilidades que puedan surgir, aunque ha pedido respetar el derecho a la presunción de inocencia del imputado.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *