El juez propone poner en el banquillo a Villarejo por espionaje contra un empresario marbellí |  España
El comisionado retirado José Manuel Villarejo con la Audiencia Nacional el 4 de marzo.
El comisionado retirado José Manuel Villarejo con la Audiencia Nacional el 4 de marzo.Olmo calvo

Manuel García-Castellón, magistrado de la Audiencia Nacional, ha procesado al comisario retirado José Manuel Villarejo por el presunto espionaje conspirado contra un empresario marbellí, Felipe GZ.A través de una orden emitida el pasado viernes, el juez propone remitir al primero al agente judicial. , epicentro del macroresumen bautizado como Caso tándem o Caso Villarejo, cinco de sus colaboradores —entre ellos dos policías— y la clienta de Villarejo, Marzena Katarzina. El instructor pone así fin a esta línea de investigación tras imputar los delitos de cohecho activo y pasivo, descubrimiento y revelación de secretos a los implicados.

Más información

García-Castellón, que llegó a imputar a otras cuatro personas en esta línea de investigación, archiva las investigaciones abiertas en su contra, entre las que se encuentra Eugenio Pino, director general de la Policía durante el Gobierno de Mariano Rajoy y procesado por Operación Cocina, la trama de espionaje. contra el popular ex tesorero Luis Bárcenas.

En su escrito del pasado viernes, el magistrado relató cómo, en el verano de 2015, Katarzina se puso en contacto con una de las empresas de Villarejo, el bufete de abogados Stuart & McKenzie. El cliente quiso emprender una «acción judicial» contra Felipe GZ para «devolver» una cantidad de dinero y, con la idea de completar el pedido, mantuvo reuniones con dos estrechos colaboradores del comisario: los abogados Rafael Redondo y David Macías, también procesado. Según la orden, las partes acordaron entonces una «estrategia conjunta, consistente en acciones civiles y penales» contra la víctima. La trama se quedaría con el 33% de las cantidades recuperadas, según el magistrado.

La red tejida por Villarejo elaboró ​​un informe sobre el empresario marbellí, para el que accedieron a bases de datos restringidas gracias a su condición de policías: entre otras fuentes, obtuvieron información del Organismo Centralizado de Prevención del Blanqueo de Capitales del Consejo General de Notarías. . y los registros DNI. Y, para obtener ese material confidencial, la trama presuntamente utilizó al comisionado Enrique García Castaño, entonces titular de la Unidad Central de Apoyo Operacional (UCAO), el grupo encargado de operaciones encubiertas dentro del cuerpo, de Constancio Riaño, inspector jefe adscrito a la Comisaría de Información General, y Antonio Bonilla, otro inspector jefe que se encontraba en situación de segunda actividad y que colaboró ​​con Cenyt, el grupo empresarial que lidera Villarejo. Por tanto, el juez también ha procesado a estos tres imputados.

Rafael Redondo luego elaboró ​​un informe —que presentaron en los procesos judiciales que Katarzina inició contra Felipe GZ— donde analizó la historia de la víctima, “su entorno familiar, sus colaboradores y personas cercanas, su trayectoria profesional, su patrimonio, la estructura societaria que posee, su situación financiera y crediticia ”, según el magistrado García-Castellón. Además, señaló «la existencia de indicios de fraude fiscal y blanqueo de capitales en su desempeño». «Para la elaboración de este informe se utilizaron bases de datos y registros que no son accesibles al público», concluye el juez de la Audiencia Nacional.

El instructor descarta que los involucrados cometieron un delito de extorsión: «Ningún acto de violencia o intimidación preordenado para que Felipe GZ realice u omita un acto o negocio legal en detrimento de su propiedad o la de un tercero».

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *