El Movistar se rearma pese a la marcha de Superman López |  Deportes
Iván Romeo, el miércoles en la contrarreloj europea, en Trento.
Iván Romeo, el miércoles en la contrarreloj europea, en Trento.RFEC / Europa Press

Solo, perdido, abandonado, como Manon Lescaut, Miguel Ángel se sintió por muy poco tiempo. Superhombre López, que poco después de dejar la Vuelta en la penúltima etapa por su santa voluntad, y contra las advertencias y consejos de directivos y compañeros, recibió la llamada de Alexander Vinokúrov. El técnico del Astana, equipo en el que el escalador boyacá de 27 años había corrido seis temporadas, de 2015 a 2020, le abrió las puertas a su regreso a casa. El ciclista, asesorado por su esposa y su padre, se negó luego a negociar una posibilidad muy difícil de continuar en el Movistar, el equipo con el que acababa de renovar hasta 2023 y que no ardía con las ganas de mantenerlo después de la final. nunca visto Ciclista que había protagonizado el camino hacia la empinada cuesta de Mos y el Castro de Herville, síntoma de un carácter y un entorno difícil de compaginar con su grupo.

Se llegó así a un divorcio de mutuo acuerdo que los abogados de ambas partes están convirtiendo en papel. Aunque todavía no ha firmado su contrato con el Astana, Superman, al que le costó compartir el liderato del equipo con Enric Mas, no volverá a correr con la camiseta M.

Como si el caprichoso abandono hijo de la nula resistencia a la frustración de su figura colombiana fuera la señal del cielo que esperaba Eusebio Unzue, su jefe, Movistar aceleró una operación de rearme que comienza con la renovación por un año más de Alejandro Valverde, quien ha Ya comunicó su voluntad de seguir en la plantilla en 2022, a los 42 años, y va, guiado por el pragmatismo, a la reconciliación tras dos años de ruptura con el técnico italiano Giuseppe Acquadro.

“Él nos necesita y nosotros lo necesitamos. Es una relación puramente comercial, no hay más ”, explica Unzue, quien en los últimos años contrató a varios jóvenes extranjeros con la esperanza de que crecieran y se afirmaran. «Se lleva a los españoles que nos interesan para fortalecer el equipo y apoyar a nuestros líderes de la mejor manera».

“Nunca más Eusebio Unzue tendrá un corredor mío. Ya puedes despedirte de Carlos Rodríguez, que nunca fichará por Movistar ”. Así comunicó en julio de 2019 Giuseppe Acquadro, técnico italiano de decenas de corredores, su abrupto divorcio y uno de sus equipos favoritos, en el que seguían en carrera sus representados Nairo Quintana y Richard Carapaz, entre otros. Unas semanas antes, al comprobar que Carapaz se había ido al Ineos sin darle la oportunidad de hacerle una buena oferta tras ganar el Giro, Unzue le había anunciado al agente piamontés que ya no ficharía a ninguno de los suyos. La primera respuesta del italiano fue decirle qué más estaba perdiendo. El segundo, hacer que Amador rompa el contrato y se vaya también al Ineos, y luego hacer que Carapaz no corra la Vuelta y deje a Movistar sin líder.

Más información

Iván Romeo, el mejor joven español libre del momento, acudirá a los profesionales en 2022, al WorldTour, con Movistar. Si Carlos Rodríguez, que crece con seguridad y firmeza en el Ineos (no hace nada segundo por segundos en el Tour del Porvenir) fue el símbolo de la ruptura, la reconciliación asume la sólida figura de Romeo, ciclista de Pucela capital, con apenas 18 años. años (nacido el 16 de agosto de 2003), campeón de España júnior en contrarreloj y línea, y crecido en la MMR, el equipo asturiano de Samuel Sánchez. Eusebio Unzue se suma así a la tendencia de captar rápidamente a todos los talentos adolescentes que apuntan, esperando que sean todos nuevos evenepoels, pogacares o bernales por lo menos.

Es una práctica de búsqueda y captura a la que el ciclismo mundial se ha entregado con gusto y que Unzue negó hasta que descubrió que resistir era quedarse sin nada. Y a su lado tenía a Juan Ayuso, la gran esperanza del futuro español, y lo dejó pasar, y a toda la brillante generación que lidera –Raúl García Pierna, Javier Romo, Igor Arrieta… -, los jóvenes que serán los líderes de la escuadra española pronto. “Todavía tengo mis dudas sobre estos procesos de maduración acelerada, tienen cierto sentido, pero los necesitamos para asegurar el futuro, y si no los subo, otros los toman”, dice Unzue. “Los talentos siempre prosperan y nunca hemos tenido miedo de hacerlos parecer jóvenes. Indurain se convirtió en profesional a los 20 años y fue líder de la Vuelta a los 21, el maillot amarillo más joven de la historia de la Vuelta, aún, pero perdimos a Alejandro Valverde, que estaba en nuestro equipo amateur de Banesto pero a los 21 recibió una oferta increíble de la Kelme y se fue ”.

Junto a Romeo, en 2022 llegarán a Movistar algunos jóvenes españoles de Acquadro que no pudieron contratar a Unzue hace dos años, como Alex Aranburu de Gipuzkoa y Óscar Rodríguez de Navarra (ambos de Astana), y Oier Lazkano de 21 años de Alava (Banco Rural). El veterano Gorka Izagirre vuelve a Movistar, también de Astana, y llega otro joven colombiano de Ineos, Iván Sosa Cuervo. Enric Mas será el líder del Tour y los grandes. Y todo el mundo estará protegido por la gran figura de Alejandro Valverde en el que puede ser su último año en el pelotón, el 21 de su carrera profesional que comenzó en 2002.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Gorjeoo regístrate aquí para recibir nuestro boletín semanal.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *