El Port de Barcelona reduce sus beneficios un 63% por la pandemia y ve caer sus ingresos hasta los niveles de 2006

Actualizado

Jueves, 25 de febrero de 2021 –
19:45

El tráfico de pasajeros cayó un 81,5% el año pasado, mientras que las exportaciones lograron escapar de los efectos de la crisis gracias, especialmente, al sector de la alimentación

Puerto de Barcelona.

Puerto de Barcelona.
ANTONIO MORENO

  • Terminal.

    El Port de Barcelona crecerá en el tráfico de mercancías

«No hemos buscado los mejores resultados de la historia, sino la resiliencia». Así es como el presidente de la Puerto de Barcelona, Merc Conesa, el balance económico de la infraestructura catalana correspondiente a 2020. A pesar de que el Autoridad Portuaria Cerró el año con un beneficio de 17 millones de euros, la cifra es un 63% inferior a los 44 millones del año anterior. La crisis provocada por la pandemia de coronavirus ha tenido un fuerte impacto en la actividad de la organización, cuyos ingresos cayeron un 20% hasta los 139 millones, lo que supone retroceder hasta los niveles de facturación de 2006.

Al presentar los resultados, Conesa explicó que, a pesar de que 2020 fue «muy complicado», desde los dos últimos meses del año pasado la tráfico Están en alza, tasa que se ha mantenido durante las primeras semanas de 2021. Por tanto, prevé que este sea «un año de apalancamiento para la reactivación económica».

El presidente ha argumentado que el impacto que pandemia en el Puerto, estimado en 34 millones de euros, se ha debido tanto a la reducción de ingresos por la caída del tráfico de mercancías y pasajeros como a las medidas que se implementaron para paliar los efectos de la crisis en el Negocio concesionarias, entre las que se encuentra el aplazamiento del pago de tasas.

Restricciones a la movilidad debido a crisis de salud afectó los datos de tráfico de una manera muy notable. El número de pasajeros se redujo en un 81,5%, a 858.000 personas, principalmente por la suspensión del cruceros. El año cerró con 199.000 cruceristas [la mayora llegados durante el primer trimestre], Un 93,7% menos que en 2019. Por su parte, transbordadores Tuvieron un descenso menor: el número de pasajeros bajó un 55,8% y se mantuvo en 659.000. Tras casi un año de parálisis, Conesa ha pedido «protocolos claros para reactivar la actividad de crucero» y espera que esto se produzca durante el próximo verano.

Contenedores

El tráfico total del Port de Barcelona se redujo un 11,9%, ya que pasó de 67,9 millones de toneladas en 2019 a 59,5 en 2020. No obstante, el exportaciones logró resistir con un descenso interanual del 0,5%, sobre todo gracias al aumento de la sector alimentario, mientras que las importaciones cayeron un 10,9%. El director general de la Autoridad Portuaria, Jos Alberto Carbonell, ha explicado que el aumento de las exportaciones de carne de cerdo a porcelana y otros países asiáticos ha sido una de las claves para sostener el volumen de tráfico.

El mercado de Asia Y Oceana Es el mayor receptor de mercancías del Port de Barcelona, ​​con un 48,5% del total, mientras America significa 21%; África, 18,5%, y Europa, El 12%. Uno de los sectores que registró una caída significativa en el tráfico fue el de vehiculos nuevo, con un descenso del 38,2% que se explica por la pandemia y por el cambio progresivo de los modelos de movilidad, algo que ya provocó un pronunciado descenso el año pasado, sobre todo por la reducción de la actividad de Nissan.

Los datos de la entidad nos permiten diferenciar entre tres periodos muy marcados en 2020: un primer trimestre sin efectos Covid, un comportamiento muy negativo entre abril y octubre y un punto de inflexión en el tramo final del año con signos de recuperación. A pesar de que tenían previsto recuperar las cifras de 2019 en un plazo de tres años, los responsables de la Autoridad Portuaria confían en que la dinámica del 2021 les permitirá alcanzar ese objetivo en un plazo más breve.

En 2020, ebitda se situó en 70 millones de euros [un 30% menos que el ao anterior], la flujo de fondos, en 66 millones [con una cada del 32%], y el deuda bancaria a largo plazo, en 161 millones [un 10% menos], unos datos que permiten hablar de «robustez financiera», según el subdirector general del área económica, Miriam alaminos.

Grimaldi amplía su terminal de Barcelona

El Port de Barcelona aprobó este miércoles la ampliación de la concesión otorgada a Grimaldi Terminal Barcelona con dos nuevos espacios, ubicados en el muelle de Contradique, en los que la compañía italiana invertirá más de cuatro millones de euros para mejorar sus operaciones.

La terminal del grupo naviero, ubicada en el muelle Costa y con una superficie de 64.221 metros cuadrados, incorporará una parcela contigua de 27.522 metros cuadrados, ampliando la concesión por seis años más a los 15 que ya tenía. El compromiso incluye que Grimaldi realice una inversión continua en su maquinaria, que consistirá en la renovación de 10 de las tractoras cada cinco años.

Por otro lado, la Autoridad Portuaria de Barcelona ha concedido a Baleria una concesión por ocho años para instalar una estación marítima temporal para pasajeros que contará con 453 metros cuadrados y un aparcamiento de 2.687 metros cuadrados. Este espacio estará destinado a los pasajeros que embarquen con vehículo privado en el muelle de Adosado para mejorar los servicios que ofrece la compañía entre la capital catalana y Baleares. Se espera que la concesión sea temporal hasta que Baleria pueda tener una nueva estación marítima en el sur del muelle para operar todas sus embarcaciones que hacen escala en Barcelona.

Según los criterios de

El proyecto de confianza

Saber más

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *