El precio de la luz rompe todos los récords y sube hasta los 152,32 euros el megavatio hora |  Economía

El precio de la electricidad en el mercado mayorista alcanzará un nuevo récord de 152,32 euros el megavatio hora (MWh), superando en más de 11 euros el récord del día anterior de 141,71 euros. El precio de la electricidad ha estado en una espiral ascendente desde principios del verano. El precio fijado para mañana viernes pulveriza todos los récords hasta la fecha y se convierte en el nuevo máximo histórico. Los nuevos máximos son también el pico máximo horario, que se producirá en el tramo comprendido entre las 9:00 y las 10:00 horas y entre las 21:00 y las 22:00 horas, con 159,31 euros, y el mínimo, de 146,29, a las cinco. en la mañana . Es el mínimo horario más alto desde que estalló la crisis energética.

Esta situación acelera los planes del gobierno para abordar el impacto en la factura de la luz. En ese sentido, el Ejecutivo gestiona el posible recorte del impuesto a la electricidad que carga en la factura de la luz, un 5,11%. Este homenaje especial tiene la particularidad de que se recauda a favor de las comunidades autónomas, por lo que cualquier transformación que surja tendrá que negociarse con ellas y deberá ir acompañada de alguna compensación.

El frente principal que logra el Ejecutivo para bajar o eliminar los impuestos que se cobran a la factura de la luz, que son tres: dos directos, el impuesto a la electricidad y el IVA, y uno indirecto, el impuesto a la generación que luego afecta la electricidad a la recepción. Sobre los dos últimos, ya ha tomado decisiones de forma temporal, por lo que el IVA se ha reducido del 21% al 10% hasta final de año y el de generación (7%) también se ha suprimido en el mismo período. Ahora, además de tener la posibilidad de ampliar estas medidas trimestre a trimestre en función de la evolución de los precios, también se está planteando aplicar una reducción temporal del impuesto especial en la última parte del año.

Más información

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, reconocida en una conferencia sobre Ciudades españolas ante el reto de la neutralidad climática celebrada el miércoles en el Senado, que está «trabajando en todas las medidas posibles y una de las posibilidades es trabajar sobre esta hipótesis y que hay elementos fiscales que tenemos que retocar aunque sea provisionalmente» ese impuesto del 5,11%. «Aún es temprano hasta que tengamos la propuesta general», agregó el vicepresidente, quien señaló, sin embargo, que será en las próximas semanas «porque es muy importante para las familias y la industria».

Asimismo, la vicepresidenta primera y ministra de Economía, Nadia Calviño, admitió ese mismo día que el Gobierno está considerando un nuevo recorte de impuestos a las facturas de la luz para la última parte del año. Tanto Calviño como Ribera se estaban marcando el objetivo es cumplir con el compromiso adelantado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que en 2021 la factura media de la luz sea igual a la de 2018. El propio Sánchez también habló este miércoles de la puesta en marcha de medidas fiscales para frenar el impacto del precio mayorista en la factura de la luz.

Una torre de transmisión de energía perteneciente a la red eléctrica.
Una torre de transmisión de energía perteneciente a la red eléctrica.Luis Tejido / EL PAÍS

El impuesto está armonizado en toda la UE, pero se permite bajar a un mínimo (0,5 euros por megavatio para usos profesionales y un euro para usos no profesionales). Es decir, podría rebajarse a esa cantidad, pero obligaría a buscar una indemnización. En 2019 se recaudaron 1.376 millones por este tributo (en 2020 fueron 1.237 millones, pero siendo un año anómalo por la pandemia, el año anterior es una mejor referencia). Según palabras de los vicepresidentes, se podría deducir que el Ejecutivo podría actuar de inmediato, por lo que estaría hablando de un impacto de tres meses o de tres meses y medio.

Además de actuar sobre los impuestos, el Gobierno también puede tomar medidas sobre los cargos que se aplican a la tarifa (incentivos a las energías renovables, costos extrapeninsulares y la anualidad que se paga para reducir el déficit tarifario), que junto con los peajes ( costos de transporte y distribución) y en situaciones normales representan alrededor del 55% del precio final (con el aumento del precio de la energía, este porcentaje se ha reducido a aproximadamente el 35%). Al respecto, fuentes del Ejecutivo sostienen que también se encuentra en estudio.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *