El precio de la luz se dispara hasta los 140 euros el megavatio hora y rompe el récord histórico de ayer |  Economía
Una torre de transporte de energía.
Una torre de transporte de energía.Luis Tejido / EFE

Según los datos del Operador del Mercado Ibérico de Energía (OMIE). Esta escalada ascendente está provocando fuertes fricciones entre los socios gubernamentales. Por un lado, Unidos Podemos ha propuesto establecer mediante decreto precios fijos para la energía nuclear y techos máximos para la retribución de las centrales hidroeléctricas. El ala del PSOE, con la ministra para la Transición Ecológica a la cabeza, Teresa Ribera, defiende por otro que la fijación de precios es contraria al Derecho comunitario en el que se basa el funcionamiento del mercado, igual para todos los diputados. Estados.

Más información

“Hay dos regulaciones de la UE y una directiva que lo dejan muy claro. No se puede poner precio, no se puede prohibir el acceso al mercado mayorista y tienen que ser instrumentos de mercado, oferta y demanda, los que determinan el precio que se paga ”, defendió Ribera en una entrevista publicada este miércoles por EL PAÍS. Lo mismo había subrayado el pasado lunes en una comparecencia en el Congreso de los Diputados, en la que admitió que los disparados precios de la electricidad, provocados por un repunte en los mercados internacionales del gas y los derechos europeos de CO₂, encarecerán la electricidad este año. La factura regulada (que está indexada al pool y pagada por 10,6 millones de hogares) será más cara en comparación con el año pasado, en el que los precios eran mínimos debido a la crisis de salud, pero el aumento será leve en comparación con un año prepandémico.

La subida se ha mitigado parcialmente con la rebaja del IVA a la recepción del 21% al 10%, aprobada en junio, y la suspensión del impuesto a la generación del 7% por tres meses, que finalmente se prorrogará hasta el final del año. Sin embargo, la espiral de precios de la electricidad ya se ha comido buena parte de estos ahorros.

Paralelamente, el Ejecutivo trabaja en dos medidas estructurales, que se están tramitando como facturas urgentes, con las que pretende reducir el recibo en un 15% en el mediano plazo. El primero implica limitar el sobrepago de las plantas no emisoras antes de la implementación de la directiva que crea el mercado europeo de derechos de emisión, principalmente nuclear e hidroeléctrica y parte de la energía eólica. El mecanismo de mercado implica que todas las plantas son remuneradas al precio que marca la última tecnología que entra para cubrir la demanda, que es la más cara, por lo que las plantas amortizadas con bajos costos de producción también reciben un ingreso extra conocido como ganancias extraordinarias o beneficios caídos del cielo.

La otra medida que se está tramitando es la creación de un fondo (Fondo Nacional para la Sustentabilidad del Sistema Eléctrico o FNSSE) para retirar del recibo el costo de las primas por renovables. Esa cantidad, en lugar de ser asumida exclusivamente por los consumidores de electricidad, se distribuirá entre todos los comercializadores de energía, incluidas las empresas de petróleo y gas. Mientras tanto, las subastas de energías renovables se han acelerado. Pero los precios, dependiendo de los mercados futuros, no bajarán hasta el próximo año.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *