El Real Madrid cierra el fichaje de Camavinga |  Deportes
Eduardo Camavinga junto a Juan Bernat durante el partido entre Rennes y PSG la pasada temporada.
Eduardo Camavinga junto a Juan Bernat durante el partido entre Rennes y PSG la pasada temporada.Vincent Michel

Con todo el planeta pendiente del interés del Real Madrid por Kylian Mbappé, el club blanco cerró el fichaje de Eduardo Camavinga, de 18 años y procedente de Rennes, según confirmaron a este diario fuentes oficiales de Valdebebas. Solo queda oficializar el acuerdo.

El medio francés, de origen angoleño, llevaba dos temporadas en la agenda de seguimiento del equipo merengue, fue avalado en su día por Zinedine Zidane y su nombre generó no poco ruido. Se consideró una apuesta relevante en los planes de renovación de plantilla. Sin embargo, llegó la pandemia, se suspendieron todos los movimientos y sus opciones de llegada quedaron en segundo plano. Hasta que en las últimas horas, coincidiendo con una nueva decepción del Madrid en su intento de adquirir ahora mismo Mbappé, el nombre de Camavinga volvió a dispararse y su compra quedó empatada.

Contenido del Artículo

Más información

Procedente de la fértil cantera de Rennes, el futuro de este dinámico centrocampista zurdo también se había asociado en las últimas semanas al PSG y al United. Le quedaba un año de contrato y todo apuntaba a que su destino estuviera más cerca del Parc des Princes o de Old Trafford que del Bernabéu. Golpeado por la pérdida de ingresos por la pandemia, la idea original de la entidad blanca era tampoco gastarse un euro este verano, salvo que se pudiera acometer la operación Mbappé, sin embargo, el plan giraba en la penúltima curva y Camavinga se la nueva inversión en la Castellana.

El francés nacido en Miconje ​​(Angola) se presenta como la nueva pieza para rejuvenecer un mediocampo que sigue tirando, salvo Valverde, de jugadores que llegaron hace entre seis y nueve años. Modric lo hizo en 2012, Isco en 2013, Kroos en 2014 y Casemiro en 2015. El elegido, en principio, para avanzar en esa transición en el core fue Odegaard, pero nadie pudo garantizar el estatus noruego que quería y el club Acogió con satisfacción una venta al Arsenal por unos 35 millones para ganar dinero contra el covid y anticipó que la operación de Mbappé sería posible.

A veces pivote defensivo, a veces mediocampista, el fútbol de Camavinga ofrece, sobre todo, movilidad, conducción para romper líneas de presión, amplia cobertura de campo y buen toque. Tenía dos campañas en los cuadernos exploración mitad de Europa, prácticamente desde que debutó a los 16 años, cuatro meses y 27 días con el Rennes. El estreno tuvo lugar en 2019 contra Angers y se convirtió en el primer nacido en 2002 en irrumpir en una de las cinco grandes ligas. Patrocinado por su ex entrenador Julien Stephan, que también lo tuvo en las categorías inferiores, solo tardó unos meses en convertirse en un pilar del equipo. En las dos temporadas y media que ha jugado con su club de entrenamiento, ha disputado 88 partidos, ha marcado dos goles y ha proporcionado cinco asistencias.

Tragedia familiar

Su efervescencia incluso lo llevó a la selección francesa, con la que debutó en septiembre de 2020 ante Croacia en la Nations League. Con el grande Ha participado en tres partidos y abrió el triunfo hace un año ante Ucrania (7-1), aunque su campamento base sigue siendo la Sub-21. Con ella jugó la última europea y quedó fuera de la Eurocopa absoluta. Tampoco le ayudó el descenso de rendimiento que sufrió en algunas fases de su último curso.

La familia Camavinga, con profundas creencias religiosas, llegó a Francia desde Angola en busca de un futuro mejor. Primero se establecieron en Lille y luego se trasladaron a Fougers, a unos 50 kilómetros de Rennes. Sin embargo, la vida de todos cambió la mañana en que su casa se quemó por completo. Afortunadamente, no había nadie dentro. El padre, que se ganaba la vida en un matadero, estaba trabajando. La madre, ama de casa, había salido. Y los niños quedaron atrapados en la escuela por la tragedia.

Nada quedó en pie y los servicios sociales tuvieron que trasladarlos a una casa que tampoco reunía las mejores condiciones. Así lo advirtió un entrenador de Fougeres, Nicolas Martinais, que organizó una colección de ropa, muebles y juguetes. Y fue él quien siempre recuerda la frase que le dijo el padre del jugador al entonces chico Eduardo: «Tú eres la esperanza de nuestra familia». El joven, tentado en los primeros años por el judo, probó el fútbol y este martes se convirtió en nuevo jugador del Real Madrid.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Gorjeoo regístrate aquí para recibir nuestro boletín semanal.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *