El Teatro Real registra dos bises en la misma noche por primera vez en su historia |  Cultura

La representación de este lunes de Tosca, La ópera de Puccini, ha entrado con honores en la historia del Teatro Real. Dos cantantes, Sondra Radvanovsky y Jonas Kaufmann, han comenzado dos bises de una audiencia devota. El primero lo ha vuelto a hacer con el aria Vissi d’arte, mientras que el tenor alemán ha alcanzado la gloria con E lucevan le stelle. En el Coliseo de Madrid se han registrado éxitos de varios cantantes en la misma función (por ejemplo, con el famoso sexteto ¿Mi parada en ese momento?, en una representación de Lucia di Lammermoor, en 2018), pero nadie en el coliseo recordaba que esto había sucedido por separado, al menos desde su reapertura en 1997. Al final del espectáculo, el propio Kaufmann comentó lo excepcional de lo sucedido.

Más información

Radvanovsky fue impulsada por el éxito continuo que está cosechando con este Tosca, con puesta en escena de Paco Azorín y dirección musical de Nicola Luisotti. En su estreno arrancó un bis del público con el aria antes mencionado, y se convirtió en la primera cantante en lograrlo durante un estreno y la segunda mujer en hacerlo en la Real, luego del éxito de Lisette Oropesa el año pasado. El público se puso de pie y aplaudió durante varios minutos su Vissi d’arte. La soprano estadounidense, visiblemente conmovida, volvió a la posición inicial de la escena y repitió el aria. Desde entonces, ha obtenido cinco bises en las seis actuaciones que ha realizado en las tablas de la Real en este mes de julio.

Kaufmann, por su parte, debutó este martes en un Tosca que tiene cuatro divisiones y 16 funciones. Su participación ha despertado enormes expectativas. Solo tiene previstas dos actuaciones en Madrid. Se repetirá el 22 de julio y volverá a coincidir con Radvanovsky. Dos días después, Tosca el telón bajará por última vez.

Encores no son comunes en un teatro de ópera. Según los cálculos de Real, en los 24 años transcurridos desde la reapertura, solo un puñado de cantantes los ha logrado. Leo Nucci las cosechó en 2009 y 2015 con la misma parte de Rigoletto, Verdi, concretamente, el dúo Sí, vendetta, tremenda vendetta, con Patricia Ciofi y Olga Peretyatko, respectivamente. En 2014, fue el turno de Javier Camarena, en la ópera La fille du régime, con el aria Un mes amis, quel jour de fete!. En 2018, seis solistas (entre ellos Salvador Camarena y Lisette Oropesa) lo merecieron con el mencionado sexteto de Lucia di Lammermoor. Un año después, Camarena cantó dos veces, con el público de pie, el aria Una lágrima furtiva, de L’elisir d’amore, compuesta por Donizetti. Y en 2020, Oropesa repitió el éxito con la segunda parte del aria Addio del passato, desde el tercer acto de La traviatapor Verdi.

Este éxito marca una temporada extraordinaria para el Teatro Real, que, a diferencia de otros templos líricos del mundo, se ha mantenido abierto a la música a pesar de la pandemia. En mayo, la compañía recibió por primera vez el Premio Internacional de Ópera 2021 a la Mejor Ópera, que reconoció la calidad de la programación artística a lo largo de 2019.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *