El Tribunal Supremo se pronuncia contra la retirada de la celosía de la Mezquita de Córdoba |  Cultura
En el centro, la celosía realizada por el arquitecto Rafael de la Hoz en 1972, vista desde el interior de la Mezquita-Catedral de Córdoba en 2016, antes de ser desmontada.
En el centro, la celosía realizada por el arquitecto Rafael de la Hoz en 1972, vista desde el interior de la Mezquita-Catedral de Córdoba en 2016, antes de ser desmontada.PACO PUENTES / EL PAIS

Tres juzgados ya se han pronunciado contra la decisión de la Junta de Andalucía de autorizar la retirada de una de las cuatro celosías de la Mezquita-Catedral de Córdoba que realizó el arquitecto Rafael de la Hoz en 1972 y que el Cabildo desmanteló en 2017 con la bendición de la Administración andaluza para dar paso a las procesiones de Semana Santa. El último ha sido el Tribunal Supremo (TS), que este martes ha decidido no admitir los recursos de casación interpuestos por la Junta y por la Asociación de Cofradías y Cofradías de Córdoba ante la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) de 2020 que anuló el permiso otorgado por la Junta para abrir una segunda puerta en la fachada de la Mezquita-Catedral que da al Patio de los Naranjos.

Según la Corte Suprema, la apertura de una segunda puerta en el muro norte de la Mezquita se realizó «violando normas fundamentales contenidas en la Ley de Patrimonio Histórico», ya que el retiro de la celosía de madera maciza del arco número 17 «no respondió a ninguno de los supuestos de conservación, restauración y rehabilitación ”previstos en la legislación autonómica. En su providencia, el Tribunal Supremo reprocha a la Junta de Andalucía haber autorizado una obra que daña gravemente la integridad del monumento porque las celosías ya formaban parte del complejo cuando fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1984, así como en su ampliación Patrimonio de la Humanidad en 1994 y cuando en 2014 la Mezquita-Catedral fue declarada Valor Universal Excepcional.

La primera sentencia contra la alteración del monumento -tras la denuncia de la familia del arquitecto madrileño, fallecido en 2000- fue dictada por el Juzgado número 4 de Córdoba en abril de 2019, y es a este Juzgado al que ahora le corresponde la ejecución. de la resolución del Supremo. Para ello, los denunciantes tienen que solicitarlo, algo que Rafael de la Hoz Castanys, hijo del autor de las celosías y también arquitecto, está «estudiando» con sus abogados, comentó este viernes.

Ante el nuevo revés de los tribunales, el Ayuntamiento de Córdoba ha asegurado que la institución «no entra en la valoración de las decisiones judiciales y menos si no forma parte del caso», ha señalado José Juan Giménez Güeto, portavoz de canon. “El Cabildo Catedral siempre actuó de acuerdo con la legislación vigente. Es decir, solicitó los permisos correspondientes a la Diputación Provincial y al Ministerio de Cultura y recibió autorización para proceder con el retiro de la celosía ”, afirmó el canónigo.

Giménez Güeto agregó que Icomos – órgano consultivo de la UNESCO en conservación del patrimonio – emitió un informe en 2016 en el que afirmaba que el proyecto de remoción de la celosía no afectó “la declaración de Valor Universal Excepcional de la Mezquita-Catedral”. «Incluso destacó que la apertura de esa puerta para uso religioso reforzó el mantenimiento y conservación de la propiedad», dijo el vocero del Cabildo.

Sin embargo, para la Plataforma Mezquita-Catedral de Córdoba: Patrimonio de todos, frente al desmantelamiento del cerramiento de madera maciza de cedro que De la Hoz proyectó desde los primeros intentos del Cabildo en 2011, la declaración de Giménez Güeto “califica de intencionalmente engañosa”. Según el portavoz de la plataforma ciudadana, Miguel Santiago, la realidad es bien distinta: “Icomos España emitió un informe en 2015, cuando su presidenta era Begoña Bernal, contrario a la retirada de la celosía. Luego, el obispo, Demetrio Fernández, y otros miembros del Cabildo, se dirigieron a París a la sede internacional de Icomos para exigir la opinión. La organización internacional entendió que el uso religioso del templo debía compatibilizarse con la conservación del monumento, pero no se pronunció sobre el retiro de la celosía ”, explicó Santiago.

La Plataforma reclama «la restitución de la celosía de Rafael de la Hoz lo antes posible» y espera que la pieza se haya conservado en buen estado. Según fuentes del Cabildo, la celosía se encuentra en una de las bodegas propiedad de la institución junto con otros bienes patrimoniales.

“La sentencia de la Corte Suprema destaca la gestión abusiva y arbitraria que hace el Cabildo de Córdoba del monumento universal, algo que venimos denunciando en la última década”, insiste Santiago.

Por otro lado, el portavoz de IU en el Ayuntamiento de Córdoba, Pedro García, ha reprochado este viernes al alcalde, José María Bellido (PP), su reacción a la sentencia del Tribunal Supremo. Bellido se ha ofrecido a mediar y buscar una solución que haga «compatible» la resolución judicial con el uso religioso y fraterno de la segunda puerta del monumento. “Las sentencias no están mediadas, se ejecutan”, dijo García.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *