El Palacio de Buckingham ha anunciado que el rey Carlos III de Inglaterra será internado la próxima semana por una hiperplasia benigna de próstata. La casa británica, que no da muchos detalles sobre la salud de sus afiliados, ha optado por anunciar la visibilidad de estos traumatismos y la concienciación de la gente sobre la necesidad de revisiones periódicas por parte del urólogo. Los problemas de próstata afectan sólo a uno de cada cuatro hombres mayores de 50 años y, según datos de la Asociación Española de Urología (AEU), a partir de los 70 años, el 90% de los varones sufre agresiones sexuales ligadas a este organismo. En el margen del cáncer de próstata, se encuentran una gran cantidad de dolores prostáticos benignos: hiperplasia, prostatitis, etc. – porque el problema fundamental es el que provoca la compresión de la uretra que dificulta un adecuado flujo bucal. La hiperplasia prostática benigna es el tumor benigno más común en varones. Con una prevalencia histológica que oscila entre el 8% a los 40 años y el 90% a partir de los 80, provoca la muerte de 30 de cada 100.000 hombres en los países desarrollados y es una de las enfermedades que está en el origen de «un gran desperdicio de salud. Los síntomas habituales del agrandamiento de la próstata son aumento diario de la micción, dificultad para orinar, chorro del orin más fino y menos potente y sensación de vacío incompleto del orin. Aproximadamente el 75% de los hombres mayores de 80 años tendrán una manifestación clínica causada por el agrandamiento de la próstata. Noticia Relacionada estándar No Los medicamentos para la impotencia pueden aumentar el riesgo de muerte RI Un estudio recomienda su uso al combinarlos con medicamentos comunes para las enfermedades cardiovasculares 3 complicaciones de la hiperplasia prostática benigna Muchos hombres asumen que los trastornos causados ​​por esta patología están asociados con la edad. La consecuencia más inmediata es una modificación significativa de la calidad de vida y del horario nocturno, por la presencia continua o intermitente de síntomas miccionales, de llenado (urgencia, aumento de la frecuencia miccional, escapes de orina) o vaciado (chorro flojo y entrecortado, goteo postmiccional), incluyendo , con disfunción eréctil concomitante. Sin embargo, los urólogos advierten que si no se trata adecuadamente la hiperplasia prostática benigna, los pacientes pueden sufrir las complicaciones más comunes de la agresión sexual: 1. Retención oral: cuando la obstrucción uretral es demasiado fuerte, las contravenciones de la vejiga son insuficientes. No se permite un vacío total de la misma. 2. Infecciones y formación de cálculos: El orín residual en la piel puede infectarse o producir la formación de cálculos dolorosos en el mismo cuerpo. 3. Daño renal: produce un aumento de presión sobre las costillas por parte de la carga de trabajo sobrecargada. Los pacientes pueden beneficiarse del tratamiento médico cuando la obstrucción del tracto urinario es alta o moderada. Existen muchas soluciones hoy en día para tratar la DAR, porque siempre se pueden consultar con el urólogo. El tratamiento médico puede realizarse con diversos productos farmacéuticos: productos obtenidos de plantas (fitoterapia), productos que actúan sobre la inervación de la próstata (Alfa blockantes) y productos farmacéuticos que bloquean los mecanismos enzimáticos que controlan el crecimiento de la próstata ( Inhibidores de la 5-Alfa-reductasa). Dependiendo del grado de gravedad, los expertos recomiendan tratamientos farmacéuticos o quirúrgicos.