Elecciones en Chile: el 20% de los chilenos vota el primer día de unas elecciones que marcan un cambio de época |  Internacional
Trabajadores electorales portan las urnas con los votos, amparados por el Ejército de Chile, este sábado 15 de mayo en Santiago de Chile.
Trabajadores electorales portan las urnas con los votos, amparados por el Ejército de Chile, este sábado 15 de mayo en Santiago de Chile.PABLO SANHUEZA / Reuters

En una jornada cívica que se ha desarrollado «con éxito», según las autoridades, el 20,5% de los chilenos autorizados a votar han acudido a las urnas este sábado en el primero de los dos días en que serán elegidos los 155. electores que redactarán la nueva Constitución, gobernadores regionales y autoridades municipales (alcaldes y concejales). El 100% de las mesas se instalaron a nivel nacional (46.807) y estuvieron abiertas durante 10 horas, según la normativa vigente. Chile nunca antes había celebrado elecciones en dos días, decisión que se tomó debido a la pandemia del covid-19, que este sábado tiene 36.964 pacientes activos a nivel nacional. Esta noche, de manera inédita, las urnas son custodiadas por las Fuerzas Armadas y custodios del Servicio Electoral (Servel), bajo estrictas medidas de seguridad.

“Esperamos una noche tranquila. Ninguna urna o urna de material electoral se ha dejado sin sellar y sin vigilancia como el procedimiento lo ordena ”, dijo el presidente de la junta directiva de Servel, Andrés Tagle.

Más información

La participación será uno de los temas prioritarios en estas elecciones múltiples, consideradas las más importantes de las últimas décadas y en las que se eligen gobernadores regionales por primera vez. El número de electores que vienen a votar este fin de semana tiene especial relevancia debido al proceso constituyente en curso, pues la posibilidad de cambiar la Constitución actual fue el compromiso institucional de la clase política para canalizar las masivas y violentas protestas de octubre de 2019. Con una final Integrado por 14,9 millones de ciudadanos –200.000 más que en el plebiscito de octubre–, Chile es un país con voto voluntario y con una abstención que no despega del 50%. En el referéndum constitucional de hace siete meses, donde el 80% de la ciudadanía decidió cambiar la Carta Fundamental vigente desde 1980 –aunque fue reformada cincuenta veces tanto al final de la dictadura como en la democracia–, hubo una participación del 50,91%.

En Chile, la baja participación fue un fenómeno que se ha incrementado desde que se implementó el voto voluntario en 2012: cayó del 87% en 1989 a un mínimo histórico del 36% en las elecciones municipales de 2016. El porcentaje de votantes que llegó hoy a las urnas ( más de tres millones), por lo tanto, se considera bueno según los especialistas, dada la innovación de votar en sábado. El desafío será este domingo, donde se espera que los integrantes de la mesa de votación lleguen a los colegios electorales y no tarden en reabrir las mesas de votación.

La diferencia de participación en el primer día de elecciones en Chile se observa entre regiones y, a su vez, en los municipios de la misma ciudad. La región con mayor porcentaje, Libertador Bernardo O’Higgins, al sur de Santiago, alcanzó hoy el 22,13%. La región con menor participación hoy fue Antofagasta, en el norte del país, con 14,81%. En la capital, en tanto, se vuelven a observar diferencias entre los sectores ricos y populares. En La Pintana, una de las comunas más populares de Santiago, la participación apenas llega al 13,69% hasta esta noche. En Vitacura, uno de los municipios más ricos, alcanzó el 41,31%.

Es una elección compleja. Para empezar, porque se trata de cuatro elecciones en una (de las 10 elecciones que se han impuesto en el ajustado sexenio). Por ejemplo, para un ciudadano que reside y vota en Santiago Centro, debe elegir entre 78 candidatos para la convención constituyente. Para los gobernadores, hay ocho postulantes. Para alcaldes, hay seis candidatos. Para los concejales de Santiago, hay 92 opciones. En algunos municipios, como el propio Santiago o el popular La Florida, en la capital, el voto a los concejales alcanza un tamaño de 46 por 63 centímetros. Como se observó en el día, hubo cierta dificultad, especialmente en los ancianos -que tenían horario preferencial el sábado por la tarde- para doblar el papel.

La pandemia tampoco ha ayudado. Buena parte de la capital sigue en cuarentena, aunque basta con demostrar que van a votar para salir de casa sin dificultades. Este sábado y domingo se declararon feriados irrenunciables y existen medios de transporte público, como el metro de Santiago, que es gratuito. Pero las cifras de la pandemia siguen siendo altas. Según los datos proporcionados este sábado por el Ministerio de Salud, se registraron 6.769 nuevos casos (1.280.252 casos totales, durante toda la crisis de salud), 36.964 casos activos y 87 defunciones en las últimas 24 horas (de un total de 27.734 defunciones). La vacunación, sin embargo, da un respiro a estas jornadas electorales: se han vacunado 9.006.139 personas con la primera dosis y 7.457.662 con las dos dosis, es decir, el 49,1% de la población diana.

El primer día de las elecciones chilenas votaron buena parte de los 16 candidatos presidenciales (hay elecciones parlamentarias y presidenciales en noviembre). La presidenta del Senado, la senadora demócrata cristiana, Yasna Provoste, de origen diaguita, optó por votar con la boleta verde los escaños reservados a los pueblos indígenas, que tendrán 17 escaños en la convención constitucional de 155 miembros. El presidente de la República, Sebastián Piñera, votó anticipadamente. «Votar es voluntario según la ley, pero siento que es una obligación como imperativo moral», dijo el mandatario.

Suscríbete aquí a Boletin informativo de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la situación actual de la región.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *