Elecciones: Un debate improvisado en el Perú rural no deja en duda a los peruanos |  Internacional
Los candidatos presidenciales peruanos Pedro Castillo y Keiko Fujimori en la Plaza de Armas, este sábado en Chota (Perú), una pequeña localidad a 960 kilómetros de Lima, la capital.
Los candidatos presidenciales peruanos Pedro Castillo y Keiko Fujimori en la Plaza de Armas, este sábado en Chota (Perú), una pequeña localidad a 960 kilómetros de Lima, la capital.STRINGER / Reuters

Los dos candidatos peruanos a las elecciones sostuvieron un debate improvisado este sábado en Chota, un pequeño municipio de 45.000 habitantes en una de las regiones más pobres del Perú, a más de 900 kilómetros de Lima, la capital. Los políticos se habían desafiado 24 horas antes, por lo que el evento no pudo ser organizado por la autoridad electoral y fue moderado por periodistas locales. El maestro rural Pedro Castillo, líder en las encuestas, recibió en su tierra a Keiko Fujimori, quien apareció vestida con la camiseta del equipo de fútbol. Ambos asumieron casos de corrupción y discreparon en temas centrales, pero es poco probable que el debate sirva para cambiar la intención de voto de los peruanos. Más que nada, la cita tuvo un carácter simbólico por su ubicación.

Según una encuesta difundida el jueves por la noche por la empresa Datum Internacional, la conservadora Keiko tiene el 34% de la intención de voto, mientras que su oponente, la izquierdista radical, tiene el 44%. Esos diez puntos de distancia pueden parecer insuperables en este punto de la campaña, pero resulta que el 40% de los encuestados todavía están indecisos. Así se entiende que Keiko se arriesgó, al final del día es segunda y necesita revertir la situación, y se enfrentará en un terreno fértil para Castillo.

Los asistentes del pueblo de Chota durante el debate.
Los asistentes del pueblo de Chota durante el debate.STRINGER / Reuters

La provincia de Chota es la cuna de las rondas de Cajamarca, una organización campesina autogestionada creada a mediados de la década de 1970 para defenderse de los ladrones de ganado. Además, Chota aparece en la historia nacional como uno de los pueblos que declaró su independencia de los españoles en enero de 1821, antes que Lima.

Más información

Durante los años de violencia del grupo terrorista Sendero Luminoso (1980-2000), las rondas fueron la contención para que los subversivos no ingresaran a Cajamarca. Castillo, también nacido en la localidad de Puña -en Chota- es maestro rural en esa provincia y fue líder de patrulla durante su juventud.

Fujimori y Castillo debatieron en la plaza de armas de Chota sobre cinco temas: el manejo de la pandemia, la educación, la reactivación de la economía, la lucha contra el crimen y la corrupción. Los policías, por acuerdo de los representantes de la Fuerza Popular Fujimori y del izquierdista Perú Libre, solo permitieron el ingreso a la plaza de un total de 400 personas, además de periodistas.

Maestro Pedro Castillo, a su llegada a Chota.
Maestro Pedro Castillo, a su llegada a Chota.Francisco Vigo / AP

Castillo, quien al igual que Fujimori se opone al aborto y al matrimonio igualitario, asestó los golpes más duros a su adversario por su condición de imputada por los delitos de blanqueo de capitales, organización delictiva y obstrucción a la justicia. En marzo, la Fiscalía solicitó 30 años de prisión contra la hija mayor del autócrata Alberto Fujimori por haber recibido aportes millonarios, supuestamente de la brasileña Odebrecht y del principal grupo financiero peruano, quien no declaró a las autoridades electorales en sus campañas por la presidencia en 2011 y 2016.

Fujimori, que ha recibido apoyo de la derecha, incluso de críticos históricos de su familia, como arremetió contra Castillo cuando se ofreció a mejorar las condiciones laborales de los docentes, «pero no para los que piden permiso sindical y dejan estudiantes abandonados». , cuestionó. Su rival respondió: «Algunos pedimos permiso de trabajo para ser candidatos, otros piden permiso judicial». El conservador afronta el proceso ante la justicia con libertad condicional y viaja a actividades proselitistas con la autorización de un juez.

El líder de Fuerza Popular cuestionó a Castillo porque el presidente del grupo político por el que se postula, Vladimir Cerrón, fue sentenciado a cuatro años de prisión suspendida por corrupción cuando era gobernador de la región de Junín. Pero Castillo atacó: «en nuestro gobierno no pasará ningún corrupto porque son como la gallina, que ‘aunque le quemes el pico, sigue comiendo los huevos». Recuperamos los 6.000 millones de dólares de la corrupción ”, ofreció en referencia al monto de la malversación durante el régimen del padre del candidato, en la década de los noventa.

Keiko llega a Chota para participar en el debate presidencial de este sábado.
Keiko llega a Chota para participar en el debate presidencial de este sábado.Francisco Vigo / AP

Suscríbete aquí a Boletin informativo de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la situación actual de la región

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *