Hacienda solicita a la Casa del Rey los pagos que ha realizado a Juan Carlos I desde su abdicación hasta 2018 |  España

La inspección realizada por la Agencia Tributaria a Juan Carlos I por indicios de un presunto delito fiscal investigado por la Fiscalía del Tribunal Supremo ha dado sus primeros pasos. Hacienda ha enviado dos solicitudes al palacio de la Zarzuela para facilitar todos los pagos que la Casa del Rey ha realizado a Juan Carlos I desde su abdicación en junio de 2014 hasta 2018, según han confirmado fuentes de la investigación a EL PAÍS.

La Fiscalía del Tribunal Supremo investiga la cuenta del rey emérito en la que la Casa del Rey le abona su dotación anual de 198.845 euros para comprobar si los pagos establecidos por los Presupuestos del Estado coinciden con las entradas y salidas realizadas por Juan Carlos I durante el período citado.

Auditores y funcionarios de la Casa del Rey ya brindaron la información requerida y respondieron las preguntas de los inspectores de Hacienda asignados a la investigación, según confirmaron a este diario fuentes autorizadas de La Zarzuela. Estas fuentes indicaron que los requerimientos de Hacienda a la Casa del Rey se encuentran en su condición de entidad pagadora de la asignación que recibió el monarca emérito hasta que fue retirada por su hijo Felipe VI en marzo de 2020.

El Tesoro también investiga los ingresos que los funcionarios de la Casa del Rey hicieron en la cuenta del rey emérito ya petición de este último. Según fuentes cercanas a Juan Carlos I, se trata de «pequeñas cantidades para pagar las compras en las tiendas» que el exjefe de Estado solicitó liquidar. Los inspectores intentan rastrear el origen del dinero con el que se obtuvieron estos ingresos.

Marlaska, en rueda de prensa este viernes. En video, declaraciones sobre el rey emérito.PRENSA EUROPEA (ALBERTO ORTEGA)

La inspección de la Agencia Tributaria se inició después de que Juan Carlos I presentara dos regularizaciones voluntarias a Hacienda. En el primero, abonó al fisco 678,393 euros por los pagos del empresario mexicano Allen Sangines-Krause durante los años fiscales 2016-2019. En el segundo, pagó 4,4 millones por los cientos de vuelos privados pagados por la Fundación Zagatka de Álvaro de Orleans. Un pago en especie necesario para pagar el impuesto sobre la renta de las personas físicas. Juan Carlos I pagué esta regularización con donaciones de amigos empresarios. Hacienda ha exigido a empresarios amigos del Rey Emérito que acrediten el origen del dinero que han aportado, según una fuente cercana al caso.

El fiscal de la Corte Suprema Juan Ignacio Campos investiga en profundidad esta segunda regularización al verificar que las cuentas de Zagatka resultaron en pagos relevantes en efectivo. Así, según anunció este diario, el 24 de febrero envió una comisión rogatoria al fiscal suizo Yves Bertossa en la que solicitaba los movimientos de las cuentas bancarias vinculadas a dicha fundación. En él, Campos argumentó que su solicitud formaba parte del proceso de investigación iniciado en 2018 por la Fiscalía por indicios de un presunto delito de cohecho, prevaricación, tráfico de influencias y delito fiscal del rey emérito por los pagos recibidos por el empresario mexicano. Allen San Ginés-Krause. Hay elementos indicativos de que estos fondos y otros que también son objeto de investigación provienen de comisiones y otros beneficios de similar naturaleza obtenidos por Juan Carlos de Borbón en virtud de su intermediación en negocios internacionales ”. El fiscal se refería al supuesto cobro de comisiones ilegales por las obras del AVE a La Meca construidas por un consorcio de empresas españolas por las que el rey emérito está siendo investigado, desde 2018, por la Fiscalía Anticorrupción que dirige Alejandro Luzón.

Ante la interpretación que algunos medios han hecho de esta explicación, que se requiere en cualquier solicitud de ayuda internacional, la Fiscalía de la Corte Suprema ha publicado una nota en la que destaca que «había informado previamente» sobre los tres procesos de instrucción que están siendo seguidos. contra el rey emérito y que este organismo no está «ante un dictamen, solicitud de enjuiciamiento o conclusiones del fiscal sino que simplemente detalla los posibles ilícitos que son objeto de investigación» previamente ya conocidos. “Es obvio que será precisamente el contenido de la respuesta que dé la autoridad requerida a la correspondiente comisión rogatoria lo que a su vez permitirá al fiscal confirmar o descartar estos indicios o incluso abrir otras vías de investigación”, dice la nota.

El fiscal suizo Bertossa, que investiga los 65 millones de euros recibidos por Juan Carlos I en el banco suizo Mirabaud y Cie en un caso diferente, ya ha enviado a sus colegas españoles los movimientos de la cuenta de esta fundación de Liechtenstein, desde 2016 a 2019. en los bancos Credit Suisse y Lombard Odier. Orleans fue interrogado por los fiscales Campos y Luzón. Según su versión, esas salidas eran para su uso personal. Los fiscales están investigando si fueron para el rey emérito y no han sido declarados.

La Fiscalía también investiga una casa en Londres, en el céntrico barrio de Belgravia, supuestamente entregada como regalo por el sultán de Omán al rey emérito. Las obras de esta casa londinense finalizaron en agosto de 2015 y el apartamento finalmente se vendió por unos 50 millones a un joven árabe. Juan Carlos I no lo ocupó, pero se investiga si recibió algún monto por su venta. Supuestamente, el rey emérito afirmó tener esta casa a su nombre.

«Declaraciones graves» que violan la presunción de inocencia

El abogado del rey emérito, Javier Sánchez-Junco, ha denunciado este viernes a través de un comunicado que su presunción de inocencia ha sido violada por las «serias declaraciones» que habría realizado la Fiscalía en una solicitud de información a Suiza sobre el origen. de la fortuna del exjefe de Estado donde señalaría que habría cobrado comisiones internacionales ilegalmente y por lo tanto podría haber incurrido en delitos contra la Hacienda Pública, blanqueo de capitales, cohecho y tráfico de influencias. “Esa comunicación a las autoridades suizas contiene serias declaraciones y denuncias de conductas que se llevan a cabo, a nuestro juicio, sin ningún sustento y carecen de la más mínima justificación, siendo contradicha por otros hechos de los que nada se dice”, argumenta. El abogado.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *