Interior hace un guiño a la CUP y desactiva el despacho jurídico que defiende a los Mossos |  Cataluña

El Gobierno ha lanzado este miércoles en el Parlamento un guiño a la CUP que lleva meses reclamando un giro de 180 grados en la política del Ministerio del Interior. El consejero Joan Ignasi Elena ha anunciado que en los próximos días o como muy tarde la primera semana de agosto trasladará la defensa jurídica de los agentes de los Mossos d’Esquadra del departamento al Gabinete Jurídico Central. Elena ha insistido en que seguirán defendiendo la mossos claramente cuando son atacados. Xavier Pellicer, diputado de la CUP, ha considerado que es una primera medida del acuerdo mínimo que alcanzaron con ERC el pasado mes de marzo. El cambio debe pasar por el Gobierno porque requiere un decreto de reestructuración de la Secretaría de Gobernación.

Más información

En un momento de la sesión de control en el Parlamento, Elena ha anunciado el traslado del gabinete judicial y ha argumentado que su obligación es proteger a los Mossos cuando sufren lesiones y también el derecho de los ciudadanos a manifestarse. Sin embargo, la consejera ha sostenido que en las movilizaciones suele haber poco conflicto al revelar que antes de 2018 había 14.000 movilizaciones al año y ahora han subido a 25.000 de las cuales solo 33 terminaron en sanciones.

Elena ha anunciado así el traspaso de las funciones de ese gabinete a preguntas de Pellicer, quien considera que su propia existencia es una «anomalía en toda regla». «Históricamente, este gabinete es una correa de transmisión para la peor dinámica policial, dijo. El cambio, según la Secretaría de Gobernación, afecta a un equipo de cinco abogados del área penal. La intención es que estén incluso físicamente juntos con el resto del gabinete judicial de la Presidencia. Para hacer efectiva su nueva dependencia jerárquica de la Presidencia, será necesario que sea aprobada por el Consejo Ejecutivo mediante un decreto de reestructuración. A más tardar se incluirá en el último Consejo antes de las vacaciones de verano, el 3 de agosto.

La filosofía del cambio es que los abogados que hasta ahora actuaban bajo el paraguas de la Secretaría General del Interior, de manera autónoma, lo hacen siguiendo las pautas del gabinete jurídico centralizado de la Presidencia. De esta forma, la Presidencia podrá decidir en qué casos interviene la Generalitat en un caso o qué solicitudes de prisión se formulan, especialmente tras las últimas polémicas en las que la Generalitat ha solicitado penas de prisión para personas imputadas por protestas relacionadas con el tu procesas. Los comandantes policiales ven el cambio con recelo, que atribuyen exclusivamente a la satisfacción de la CUP.

La CUP lleva meses reclamando que la Generalitat deje de ejercer la acusación particular y solicite la prisión en los casos en los que se juzgue a activistas independentistas o sociales detenidos en manifestaciones. Los anticapitalistas consideran que es una contradicción que la Generalitat haya alentado protestas contra la “represión” y al mismo tiempo se persone en el caso y pida prisión como sucedió por ejemplo el lunes en un juicio contra un militante de ERC. El joven fue acompañado hasta las puertas del juzgado por el personal superior de su partido, empezando por Oriol Junqueras, pero el abogado de la Generalitat pidió seis meses de prisión.

«La decisión de Interior es un primer paso, pero debe haber más», dijo Pellicer, quien ha exigido el retiro total de las acusaciones a los manifestantes; la desaparición de expedientes policiales ideológicos y la práctica de fotografiar manifestantes y que Brimo y Arro, dejen de tratar la emergencia habitacional como un problema de orden público ”, dijo el diputado.

Elena ha insistido en que su departamento defiende los derechos y deberes de toda la ciudadanía y que seguirá defendiendo la mossos cuando se lesionan. Ese punto se incluyó en el acuerdo entre CUP y ERC, pero Pellicer ha solicitado que se revise la acusación ejercida por Interior también cuando se trata de delitos de atentado a la autoridad que no sea lesión.

La reconversión o traslado del gabinete judicial se tramitó hace días en la Comisión de Interior del Parlamento. El diputado de Unidades Ramón Espadaler presentó una propuesta de resolución para mantener ese gabinete. Alegó que los Mossos no son como el resto de funcionarios, ya que su trabajo tiene «peculiaridades diferentes» al resto, vinculadas al uso de la fuerza. E insistió en que el cambio podría acabar con la especialidad de algunos abogados que llevan años defendiendo a los Mossos. “Se consolida una tendencia que es que ante determinadas acusaciones particulares que molestaron al Gobierno, se retiró a la Concejalía de Gobernación la capacidad de hacer esta defensa de los Mossos, y se ubicaron en el entorno de la Presidencia para que en algunos casos podría ser más flexible ”, lamentó Espadaler. “Se pasa de hacer una defensa técnica a hacer una defensa más política, discriminando en qué casos sí y en qué casos no. Con lo que se genera una gran inseguridad hacia los Mossos d’Esquadra ”, ha añadido.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *