Javier Méndez: El exjefe de Estupefacientes de la Policía Nacional de Alicante trabaja en la firma del narcotraficante al que asesoraba |  España

El inspector Javier Méndez, quien hasta 2018 fue jefe de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) de la Policía Nacional en Alicante, se desempeña desde 2020 como jefe de recursos humanos en una empresa dirigida por el presunto narco Diego Moreno, según ha Pude comprobar EL PAÍS.

El mando policial actuó como “asesor personal” de Moreno y provocó su absolución en un caso de narcotráfico cuando dirigía la brigada antinarcóticos en Alicante, según un informe confidencial de asuntos internos.

Desde 2020, el inspector pertenece a la plantilla de la firma de comunicación digital Hawkx, cuyo consejero delegado es Moreno, empresario acusado de la Operación Bella, que en 2019 desmanteló la mayor red internacional de la Comunidad Valenciana de tráfico de drogas y blanqueo de capitales. Un equipo con terminales en Rumania, Suecia, Portugal y Colombia que movió 4.000 kilos de cocaína.

El aterrizaje de Méndez en la empresa de Moreno se produjo cinco meses después de que el inspector también fuera imputado en este caso judicial por presunto lavado de fondos del líder de la red, Juan Andrés Cabeza. Desde entonces, el jefe de policía, vinculado a la Comisaría Provincial de Alicante desde 1999, ha sido suspendido de empleo y salario por la Policía Nacional y cuenta atrás para sentarse en el banquillo.

El director de Hawkx destaca en conversación con este diario las virtudes de su empleado. Asegura que Méndez «es un excelente profesional». Y, como licenciado en Psicología, «se dedica a entrevistar a todos los trabajadores de la agencia».

Moreno, quien dice dirigir un conglomerado que emplea a 70 personas y factura 10 millones al año, sugiere que Méndez puede traer a su agencia la experiencia que acumuló en los interrogatorios.

El director de la agencia de comunicación está inscrito en los órganos sociales de cinco empresas dedicadas a la fabricación textil, el desarrollo inmobiliario, las tecnologías de la información y la comunicación, según el registro mercantil. El domicilio de dos de estas empresas coincide con el domicilio en Elche (Alicante) de la firma de publicidad donde trabaja Méndez.

El empresario, que ha sido detenido 19 veces desde 2004, asegura que el inspector tiene un sueldo como jefe de recursos humanos de 1.800 euros brutos mensuales (como inspector jefe su nómina era de 3.174).

Un perfil en Linkedin con el mismo nombre del policía presenta a Méndez como licenciado en Psicología por la Universidad de Murcia con el título de experto en Criminología. “Profesional de Recursos Humanos en continua búsqueda de talento y selección de perfiles especializados en diferentes sectores relacionados con el mundo digital”, indica el texto de la red profesional. Este diario ha intentado sin éxito obtener la versión de Méndez.

Las conversaciones a las que ha tenido acceso este diario revelan que la relación entre el inspector y el presunto narcotraficante se remonta al menos a 2010, cuando Méndez era responsable de la brigada antinarcóticos de Alicante. El resumen de la Operación Almo, una investigación de la Guardia Civil que culminó ese año con la incautación de 2.000 kilos de cocaína, incluye un pinchazo donde el jefe policial le pide a Moreno que le dé los detalles de un contenedor con drogas y le anuncia que «no va a atrapar a nadie». Méndez investigó al empresario en 2008 y 2012.

Moreno niega sus vínculos con el narcotráfico. Pese a estar imputado en la Operación Bella -las investigaciones le atribuyen los presuntos delitos de narcotráfico, blanqueo de capitales y asociación ilícita- asegura ser un profesional exitoso que está atravesando una nueva vida. “Hace 11 años tenía malos amigos, he reconstruido mi vida. Tengo reputación profesional como experta en márketingExplica el director de Hawkx, quien insiste en que el resumen de Operación Hermosa «está lleno de irregularidades» sobre él. «No tengo las cuentas bloqueadas y eso demuestra que no hay nada en mi contra», dice. Moreno atribuye el origen de sus problemas a las relaciones que estableció hace una década cuando estaba en el negocio de vehículos usados ​​y vendía «700 autos al año».

La investigación adelantada por el Juzgado Central número 4 de la Audiencia Nacional sostiene, por otra parte, que el inspector Méndez informó al empresario en 2019, cuando estaba al mando de la Policía, sobre cómo debía eludir una prohibición de salida. España impuesta por un tribunal. También apunta a una supuesta maniobra del exjefe de Udyco para exonerar a Moreno al declararse a su favor en un caso ante la Fiscalía Especial Antidrogas de Alicante en el que finalmente se absolvió al empresario. Y presenta al mando como «una especie de asesor personal encargado de solucionar cualquier tipo de problema» de Moreno.

Moreno, que reconoce mantener una buena relación personal con el inspector, no es el único investigado por narcotráfico que tuvo una vinculación directa con el jefe de la brigada antinarcóticos en Alicante.

Según las investigaciones de Operación Bella, el inspector participa desde 2018 en el negocio de compra y venta de autos de segunda mano con el presunto líder de esta trama, Juan Andrés Cabeza. Asimismo, entre 2018 y 2019, cuando era responsable de la Unidad Central de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV), ha asistido a 24 reuniones y almuerzos con este presunto traficante en Denia, Jávea y Alicante. Incluso visitó su casa.

Las investigaciones también destacan el inusual estilo de vida del inspector y su esposa, Carolina M., también acusada. Y precisan que ha adquirido 51 vehículos desde 2006.

investigacion@elpais.es

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *