JLL: Andy Poppink: “Los inversores inmobiliarios están muy interesados ​​en Madrid” |  Negocio
Andy Poppink posa en la sede de JLL España en Madrid.
Andy Poppink posa en la sede de JLL España en Madrid.Víctor Sainz

El estadounidense Andy Poppink dirige desde enero el negocio de JLL en los mercados de EMEA (Europa, Oriente Medio y África), cargo que ocupa Guy Grainger desde 2016. El nombramiento es producto de varios cambios corporativos adoptados por esta consultora inmobiliaria internacional, que facturó $ 16.59 mil millones en 2020, 7.7% menos que en 2019, y tiene una fuerza laboral global de 91,000 personas, para alinear varios negocios y enfrentar la pandemia.

Poppink, que en su juventud fue capitán de la selección de baloncesto de la Universidad de Stanford y jugó en Turquía, Japón y España, donde fichó por el club Rosalía de Castro de Santiago de Compostela, sabía muy bien que salía a la cancha en un momento complicado partido. Cuando la pandemia puso patas arriba el mercado inmobiliario global, tuvo que hacerse cargo de impulsar la estrategia y los resultados del negocio de asesoramiento y ofrecer un enfoque conectado a los clientes de la empresa en toda la región.

Pero si hay algo que motiva a este estadounidense de seis pies de altura, es la formación de equipos y el liderazgo. Una motivación que viene de la época del baloncesto. “El baloncesto y el sector inmobiliario tienen mucho en común. En JLL trabajamos en equipo y, además, inmobiliario en un sector muy competitivo ”, resume.

En enero salió de California para instalarse en Zúrich (Suiza) y dirigir el negocio inmobiliario de la consultora en 26 países y 120 oficinas en Europa, Oriente Medio y África, región en la que JLL facturó 3.092 millones de dólares en 2020. y tiene 15.000 empleados.

Su forma de entender el trabajo, y casi la vida misma, queda reflejada en un cartel que preside su despacho y que dice: «Sigo creciendo». «Creo que el deseo de seguir creciendo a nivel personal y profesional es la base», añade. Con estos mimbres, Poppink se ha enfrentado a la crisis del COVID, la tercera que ha vivido. Antes de sufrir punto com en 2001 y la financiera en 2008. Y no en cualquier lugar. Comenzó a trabajar en el sector inmobiliario de Silicon Valley en mayo de 2001 en Staubach Company, una agencia inmobiliaria californiana que JLL compró en 2008, momento en el que se convirtió en líder en el oeste de Estados Unidos.

Aunque es hábil para afrontarlo, reconoce que la pandemia ha sido la más difícil. «Es una crisis comunitaria que nos ha dado desafíos a nivel personal, profesional, emocional, psicológico … Esta crisis ha sido completamente diferente». La única lectura positiva que obtiene de la pandemia es que ahora “todo el mundo tiene una idea más clara del impacto real que tiene el sector inmobiliario en su vida diaria y la relación que tiene con el lugar donde viven, donde trabajan y donde están tocar. ”.

Poppink relata el daño en el sector. Dos de los segmentos más afectados han sido el sector de oficinas y el Al por menor.

Repensar dónde trabajar

Con el mercado de transacciones y arrendamiento de bienes raíces paralizado en 2020, JLL encontró un puerto seguro. El asesoramiento a inquilinos y ocupantes de edificios, especialmente oficinas, ha sido un salvavidas para la consultoría internacional desde el comienzo de la pandemia. Todo el negocio que tenía que ver con el mundo de los usuarios se ha disparado. Esta es una de las especialidades profesionales de Poppink, que reconoce que algunas empresas están repensando la estrategia en torno a sus sedes corporativas, están repensando cuánto espacio necesitan y dónde quieren ubicarse. «Es cierto que hay un deseo de reducir el espacio mediante el teletrabajo, pero sin embargo también hay una mayor necesidad de tener más áreas comunes para que las personas interactúen, colaboren …», dice Poppink, quien personalmente prefiere ir a la oficina. porque aporta dinamismo y su equipo le da energía. «La conexión es una necesidad humana».

Más información

Según una encuesta realizada por JLL en mayo (antes de la expansión de la variante delta), más del 75% de los empleados dijeron que habían extrañado estar en la oficina al menos parte del tiempo, y alrededor del 80% de sus clientes prefieren Take un enfoque híbrido. El estudio muestra que trabajar tres días a la semana en la oficina es la fórmula ideal. “Estamos ante una situación muy dinámica y estamos preparados para dar soporte a nuestros clientes sin importar el modelo que elijan”, dice el gerente.

Aunque al gerente no le gusta el término híbrido porque «puede ser un elemento divisorio dentro de la cultura corporativa». Prefiere hablar de un entorno elástico, porque «al fin y al cabo, una empresa es un organismo y tenemos que poder actuar juntos».

En el sector de Al por menor, el más afectado junto con el hotelero, el gerente cree que ha llegado el momento de evolucionar. El auge del comercio electrónico ha puesto contra las cuerdas a este segmento, en el que solo hay un camino. “Quienes no ofrezcan una experiencia en la que el consumidor pueda disfrutar y solo se dediquen a vender productos tendrán que enfocarse en la logística de distribución, convertirse en una tienda de última milla si quieren seguir adelante”, dice.

Más información

La otra cara de la moneda es el mercado logístico, «uno de los más populares», y el mercado residencial. Ambos están en la mira de inversores internacionales, «muy interesados ​​en España, especialmente en Madrid», asegura el directivo, que el día anterior a la entrevista se había reunido con dos fondos de inversión, con sede en Estados Unidos y en Italia, con la intención de entrar el mercado inmobiliario de Madrid. Según JLL, el 59% de los inversores están dispuestos a incrementar sus aportaciones en activos vivos europeos para diversificar sus carteras y buscar nuevos mercados, es decir, en viviendas de alquiler, residencias de estudiantes, residencias de personas mayores, coliving

Poppink cree que es una época de cambios que hay que aprovechar, especialmente en términos de medio ambiente, tecnología e innovación. Le impresiona el interés mostrado por sus clientes, tanto los inversores como los inquilinos y ocupantes de los edificios, por las cuestiones medioambientales. No se debe olvidar que la construcción y el sector inmobiliario representan más de un tercio de las emisiones globales de carbono y existe un fuerte impulso para que el sector piense en un futuro sostenible.

La propia consultora JLL se ha comprometido a conseguir un modelo de cero emisiones netas de carbono para 2030 en todos los edificios que ocupa. Y en 2040 para todos los activos de clientes y proveedores.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *