Jueces para la Democracia pide al Comisario de Justicia de la UE que medie para renovar el Poder Judicial |  España

La Asociación de Jueces y Jueces por la Democracia (JJPD) ha enviado este lunes una carta al comisario de Justicia de la Unión Europea, Didier Reynders, en la que solicita su mediación para desbloquear la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) . En la misiva, el gremio profesional con tendencia progresista expone la «situación inaceptable» por la que atraviesa el órgano rector de jueces, cuyo mandato expiró en diciembre de 2018, y pide a Reynders que estudie el asunto y se dirija a las instituciones españolas y al presidente de la El PP, Pablo Casado, para exigir un «cambio de actitud, espíritu democrático y respeto a las instituciones constitucionales».

Más información

La carta a la Comisión de Justicia forma parte de la campaña lanzada por el JJPD para presionar a las instituciones y partes involucradas en la renovación del Consejo. Los responsables de la asociación se han reunido recientemente con el presidente del órgano, Carlos Lesmes, y han pedido a la presidenta del Congreso, Maritxell Batet, y al presidente del Senado, Ander Gil, que impulsen la renovación convocando a las votaciones para la elección de los 12 integrantes de los candidatos que presentaron sus avales en 2018. A través de la carta enviada ahora, JJPD también solicita reunirse con el Comisionado de Justicia para abordar el tema en persona, pero ya en la carta presentan un relato amplio en el que apuntan la «preocupación institucional» por la situación. Así, señala que, luego de más de dos años y siete meses en el cargo, el CGPJ «se encuentra paralizado, con serias anomalías operativas, no hay proyecto de futuro, no se planea atender las necesidades de la ciudadanía y cumplir con los requisitos de el poder judicial, y la independencia del poder judicial, misión fundamental del CGPJ, no está garantizada ”.

La asociación progresista culpa al PP de boicotear “sistemáticamente” acuerdos que estaban prácticamente cerrados y de negarse a adoptar otros “por intereses electorales y partidistas”. «Para esto usa varias excusas», dice la misiva, que acusa a los populares de mantener una actitud «obstruccionista y antidemocrática» no solo con respecto al CGPJ, sino también al resto de instituciones pendientes de renovación, como la Corte Constitucional. , el Tribunal de Cunetas y el Defensor del Pueblo. “En definitiva, dicho partido se ha asentado en una especie de insubordinación constitucional, negándose tal renovación a pesar del inequívoco mandato legal”, dice JJPD.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *