Juegos Olímpicos: Yulimar Rojas: "Tengo un don y quiero que me lleve a lo más grande de la historia" |  Juegos Olímpicos 2021
Yulimar Rojas, este viernes en Tokio.
Yulimar Rojas, este viernes en Tokio.DYLAN MARTINEZ / Reuters

El primer día del Estadio Olímpico de Tokio, al mediodía, el mujeres cohete, las chispas de 100 metros, energía atómica en la pista, y siete horas después, cuando el sol ya se va hacia China, salta una de las estrellas, Yulimar Rojas, fuerza, bote, técnica, la diosa. Medallista de plata en Río 2016, a los 21 años, tras la otra gran caribeña del triple, la colombiana Caterine Ibargüen, Rojas, que entrena en Guadalajara (España) no ha dejado de crecer y ganar volando, saltar, dar un paso, saltar … Campeonatos del mundo indoor y outdoor, récord mundial en pista indoor, 15,43m, saltos siempre por encima de los 15 metros, la distancia del respeto, sin esfuerzo aparente … «Está al borde del récord mundial (15,50m)», dice el estadístico oficial de la federación internacional. «Relájate», dice en una entrevista en Guadalajara en un frío y feo día lluvioso de junio, unas semanas antes de volar a Tokio. “El registro es parte del proceso. Cuando tenga que llegar, llegará ”. Rojas, y también su compañera de entrenamiento, la gallega Ana Peleteiro, se clasificó para la final del domingo (13.15 h) con los dos mejores saltos de los 34 participantes, 14,77m para la venezolana (que batió a 40 centímetros de la plastilina) y 14,62m para la española, la mejor marca de su vida al aire libre, a 11 centímetros de su récord nacional en pista cubierta.

Más información

Pregunta. A tu alrededor, todo el mundo dice que serás la primera mujer en saltar 16 metros, ¿y dices que ni siquiera piensas en los 15,50m del récord de Kravets …?

Respuesta. Estoy en muy buena forma física, pero el récord es parte del proceso, parte de lo que queremos. No es algo que me atormente, que tiene que salir, que tiene que salir, sino algo que vendrá con el paso del tiempo. Poco a poco nos iremos sintiendo mejor, y aprovechando nuestra condición física, esperando el momento y la hora perfectos para que todo suceda …

pag. No queda nada para Tokio y estás relajado, sonriendo, como si nada …

R. Si algo se ha visto este año es la gran consistencia de mis saltos, mi fuerte madurez en la pista, fruto del trabajo diario, la disciplina, el esfuerzo … Cada temporada que acaba viajo unos meses a Venezuela y vuelvo a siempre comience desde el principio. El deportista siempre tiene que conseguir, descubrir, lo mejor de sí mismo. He sacado la mejor versión de mí mismo.

pag. Todos los atletas han sido influenciados, para bien o para mal, por el año de la pandemia. ¿Cómo lo viviste? ¿Más introvertido?

R. Esta pandemia te hace valorar más lo que haces, disfrutar el proceso, lo que amas, lo que te llena. Me hizo sacar a Yulimar Rojas de mi interior y darlo a conocer. Me veo cambiada, más madura, más profesional, pero siempre disfrutándome, haciéndome disfrutar, haciéndome ver feliz, sonriente, sencilla y con el carisma que me han visto desde que estoy aquí.

pag. Imagina que te llevas el oro, lo que no parece imposible. ¿Cómo vivirás el día siguiente? ¿Tienes miedo de que la vida que llevas cambie, qué parece hacerte tan feliz?

R. Cuando gané la plata en Río, cambió mi vida para mejor, siempre para mejor … Siempre hay personas que influyen en ver las cosas que haces y dirigirlas hacia lo malo. Siempre soy una chica muy positiva en este aspecto de estos logros. Los Juegos Olímpicos son una cita para demostrar que se pueden alcanzar grandes sueños y que eso se refleja en los niños, en las personas que me siguen y que me ven como un icono en el mundo.

pag. ¿Cuánto de tu personalidad se ve en el grupo de formación afrocubano, con Iván Pedroso, Teddy Tamgho…?

R. Si supe que cuando conocí a Ivan fue por Teddy, porque Teddy fue campeón del mundo en Moscú 2013 y fue la primera imagen que tuve del triple … Wow, campeón del mundo, ¿cómo es ser campeón del mundo? la euforia, los aplausos del estadio abarrotado y ver a Iván como entrenador. Sabía que Iván había sido deportista, todos sus logros, pero no sabía que era entrenador. Así que verlo en la televisión, disfrutarlo, celebrarlo así, me atrapó. Desde ese momento siempre quise estar en sintonía con Iván, y dos años después le escribí en Facebook pidiéndole que me entrenara. Y en el momento en que llegué aquí a España siempre tuve esa imagen en mi mente, hasta que por cuestión de destino pudimos encontrarnos y pertenezco a todo este selecto grupo que tiene Iván. Y nada, intenta dejar huellas, como hizo Teddy, y nunca bajes la guardia. El grupo en el que estoy es muy competitivo, muy unido, muy compacto. Todos son fuertes, tienen sus metas, son candidatos a estar siempre en lo más alto. Y siempre disfrutando de esta bendición que me ha dado la vida de tener a Iván como padre, Teddy como reflejo de lo que puedo lograr, y grandes deportistas que me rodean y exigen que siempre saque lo mejor de mí.

pag. Tienes un gran talento natural, 1,92 metros de altura, pasos de carrera de 2,60 metros, piernas únicas, tobillos rápidos, y también eres capaz de expresarlo. No todas las personas superdotadas son capaces de ser las mejores …

R. Ese. Considero que Dios me dio un regalo. Tengo un don de la naturaleza y tengo la suerte de poder trabajar con él, pulirlo, expresarlo, demostrarlo. No se trata solo de tenerlo, está trabajando en ello, haciéndolo brillar, haciéndolo lucir. Estoy muy feliz porque se está reflejando. No lo tiene, lo está usando y tratando con esas piernas de alcanzar lo más grande de la historia. Es parte del proceso, de intentar ser siempre mejor y disfrutar …

pag. Los mejores técnicos dicen que si corriera los 200 m sería imbatible también …

R. Oh, si supiera que correr no es malo para mí … Pero no soy un fanático de las carreras. Si supiera que cuando Iván me dice, tenemos una carrera larga, esto, lo otro, un entrenamiento que se basa en las carreras, oh, no, sufro mucho, es algo que no me gusta para nada, pero nos tengo que pasar por eso. Cada vez que tengo que correr cierta distancia, de 150 en adelante, sudo, y digo, Iván … Hay veces que estoy en casa y sé qué hacer, y digo, no, Iván, yo no puedo ir hoy porque tengo malestar estomacal y me siento mal … Y él ya lo sabe, y luego trata de no decirme de antemano para qué me toca cuando viene a decirme qué hay ahí … y Yo, donde estoy ahora … Pero, soy una deportista a la que le gusta lo que hace, me gusta lo que hago, y si es parte de mi trabajo diario, lo voy a disfrutar aunque mis carreras vayan a destruir.

Suscríbete aquí a nuestro boletín especial sobre los Juegos de Tokio

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *