La Fiscalía detiene a Florian Tudor, presunto líder de la mafia rumana en la Riviera Maya
Una pareja de turistas se toma una foto el pasado mes de abril en la playa de Cancún (Quintana Roo), donde operaba y residía el presunto líder de la mafia rumana Florián Tudor.
Una pareja de turistas se toma una foto el pasado mes de abril en la playa de Cancún (Quintana Roo), donde operaba y residía el presunto líder de la mafia rumana Florián Tudor.Teresa de Miguel

La Fiscalía General de la Nación (FGR) ha detenido a Florián Tudor, uno de los presuntos líderes de la organización criminal rumana que operaba en los principales centros turísticos de México, duplicando las tarjetas de crédito de los visitantes. Los agentes han aprehendido al sospechoso debido a una solicitud del Gobierno rumano de extraditarlo por delitos de delincuencia organizada, extorsión e intento de homicidio agravado, según informó la FGR en un comunicado este jueves. Tudor ya había sido detenido en 2019, cuando las autoridades desmantelaron la red de robos a través de cajeros automáticos que llegaban a extraer hasta 240 millones de dólares anuales de las cuentas de los clientes. Sin embargo, fue liberado gracias a una orden judicial a pesar de haber sido detenido en posesión de tres armas y 500.000 pesos (unos 25.000 dólares).

Tudor, apodado Rechinu (tiburón en rumano), es señalado por las autoridades como el líder de la pandilla rumana que alteró varios cajeros automáticos Multiva en la Riviera Maya y otros puntos turísticos de México. Las máquinas clonaron tarjetas de clientes y realizaron transferencias a bancos en paraísos fiscales. La red fue descubierta por una investigación periodística de Organized Crime and Corruption Reporting Project, Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), la organización Quinto Element Lab y Rise Project. Los autores del informe indicaron que Tudor contaba con la protección de los entonces dirigentes estatales de Quintana Roo.

Más información

Tudor es un ingeniero de 44 años que vivía en Italia, donde fue arrestado por el robo de varios camiones de carga. El operativo criminal le permitió recaudar una sólida fortuna que lo ayudó a hacerse pasar por un empresario inmobiliario radicado en Cancún. El emporio El Tiburón, construido con su mano derecha, un narcotraficante rumano de bajo perfil llamado Adrián Constantin Tiugan y que ingresó a México con documentación falsa, le permitió crear una agencia inmobiliaria. Con esta empresa construyó varias propiedades de lujo en Cancún y sus negocios se expandieron a otros sectores. Con su empresa Top Life Servicios, instaló cajeros automáticos Instacash en localidades turísticas del Estado de Quintana Roo; en Puerto Vallarta, Jalisco; Sayulita, Nayarit y Cabo San Lucas, Baja California Sur. Con sus propias casas de cambio, la red criminal que construyó lavaba el dinero extraído de las cuentas de los turistas defraudados.

Aunque fue detenido el 30 de marzo de 2019 por portar armas de alto calibre, poco tiempo después fue liberado y alegó que todo se debió a haberse resistido a pagar las extorsiones de la policía de Cancún. También denunció haber sido torturado y robado durante su corta estancia bajo custodia policial. En esta ocasión, la Fiscalía detalla que en el momento de su arresto, el abogado de Tudor golpeó a los agentes de la Policía Federal Ministerial. «Ambos individuos también fueron sometidos y detenidos, para ser puestos a disposición del Ministerio Público Federal, por los delitos correspondientes», han detallado en el comunicado.

Suscríbete aquí a Boletin informativo de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la situación actual de este país

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *