La Fiscalía mexicana acusa a Ricardo Anaya de recibir sobornos para la aprobación de la reforma energética
El líder opositor Ricardo Anaya en una imagen de archivo.
El líder opositor Ricardo Anaya en una imagen de archivo.Marco Ugarte / AP

El Gobierno de México cierra el cerco al líder de la oposición Ricardo Anaya. Este miércoles a través de un comunicado, la Fiscalía General de la Nación (FGR) ha asegurado que el ex candidato presidencial del PAN recibió sobornos de 6,8 millones de pesos para votar a favor de la reforma energética en 2014 y así participó en una trama criminal cuyo propósito era entregar la Activos petroleros mexicanos a empresas extranjeras, ya que hay evidencias de que sí votó como diputado a favor de la reforma energética. Tras conocerse la acusación de la fiscalía, quien fue candidato presidencial en las elecciones de 2018 y posible candidato nuevamente para las elecciones de 2024 por el conservador PAN, ha calificado de «locura» las acusaciones de la FGR en su contra. En un mensaje en su cuenta de Twitter, Anaya ha precisado que cuando supuestamente se le entregó el dinero, hacía seis meses que no era diputado y ha enfatizado que un voto a favor no es prueba de soborno.

La agencia federal anunció que la acusación contra Anaya se basa en los testimonios del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya y otros tres testigos, quienes aseguran haber enviado o entregado dinero, o haberlo visto en la oficina de la petrolera estatal. El comunicado también informa que se ha procesado la causa contra el PAN, quien está citado para este jueves en el Centro Federal de Justicia Penal del Penal Norte, para una audiencia en la que la FGR pretende imputarle los delitos de cohecho, blanqueo de capitales y asociación delictiva. .

Más información

Desde hace un año, la Fiscalía busca un posible delito de cohecho detrás de Anaya y una decena de funcionarios públicos, imputados por el presunto titular de la rama mexicana del Ministerio Público. Caso Odebrecht, el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, detenido y convertido en testigo colaborador clave de esta Administración. Anaya ha denunciado que es una estrategia para eliminarlo de cara a las próximas elecciones presidenciales y ha anunciado que dejará el país. Su decisión de salir de México ha suscitado el debate sobre la persecución de los rivales políticos y las dos varas de medir existentes según el grado de enfado presidencial. Frente a un Emilio Lozoya, el exdirector de Pemex que no ha puesto un pie en la cárcel gracias a sus confesiones ante la Fiscalía, Ricardo Anaya es imputado por delitos que involucran 30 años de prisión.

Suscríbete aquí para Boletin informativo de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la situación actual de este país

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *