Los adultos con dolor de hombro, especialmente de tipo lumbar, no deben someterse a una nueva cirugía para salvarlos. Por eso lo indico Organización Mundial de la Salud (OMS) en sus primeras guías sobre el tratamiento de la lumbalgia crónica dirigidas a profesionales de centros de atención primaria y comunitaria. Así, enumeramos las intervenciones que el personal sanitario de estos centros debe y no debe utilizar con la atención habitual de estos pacientes.

En lugar de acudir al médico para tratar el lumbago, dolor localizado en el tramo final de la espalda, más concretamente en la región entre la última costilla y el sacro, la organización sanitaria recomienda ejercicio físico, fisioterapia o tratamientos psicológicos. desaconseja los corsés lumbares, algunas terapias físicas como la tracción -estirar una parte del cuerpo-, y el uso de opioides que “pueden asociar sobredosis y dependencia”.

La lumbalgia es una de las principales causas de discapacidad en todo el mundo y afecta, según los estudios realizados en 2020, a un total de 619 millones de personas (una vez al mes), a las que apoya. un aumento del 60 por ciento respecto a 1990. Además, debido a la inversión de la población, se calcula que en 2050 nos tomaremos en cuenta 843 millones de personas afectadascon especial incidencia en África y Asia, donde la población es más longeva, según la OMS.

Este tipo de dolor puede aparecer a cualquier edad debido a un trauma físico, deterioro de la salud mental o pérdida de actividad física. La OMS informa al sedentarismo como principal culpable del dolor lumbar, porque los 90 pacientes centenarios no tienen problemas de columna.

Desde 2017, el número de personas que sufren dolor en España ha desaparecido y la situación sigue empeorando, en todos los países, bajo la presión de los sistemas sanitarios. El tipo de trabajo, el fumar u obesidad contribuyen a agravar un problema que afecta más a las mujeres que a los hombres, según la OMS.

Las causas de estos dolores de espalda o lumbares, que son muy comunes, se encuentran principalmente en el estilo de vida actual que obligaba, en menudo, a estar enviado durante la mayor parte del día o estar en pastel durante horas consecutivas. El transporte de mercancías también es un agravante de este tipo de problemas que puede resultar incapacitante.

Teniendo en cuenta las recomendaciones publicadas por la OMS, no es necesario recurrir a una intervención quirúrgica para aliviar el dolor de hombro. Habrá que fomentar el ejercicio físico combinado con masajes o intervenciones terapéuticas leves. Además, es importante cansarse. terapias psicologicas lo que podría mejorar el comportamiento cognitivo del paciente.

Evitar los opiáceos

La recomendación de la OMS no utilice cinturones lumbares Dispones de otro tipo de apoyo que consiste en trabajar los músculos, practicar deporte y firmar programas de rehabilitación para mantener una postura correcta y alinear la columna. También se deben evitar los analgésicos que entran en la categoría de opioides. no provocar adicción.

Las personas que padecen este tipo de dolor no pueden participar con normalidad en actividades de la vida diaria, sino que son profesionales, familiares o sociales. Su reducción de mano de obra De manera significativa, su salud mental se ve gravemente afectada, y los tratamientos necesarios generan costos importantes para los sistemas de salud, aconsejados por las autoridades sanitarias mundiales.

Además, este tipo de dolor aumenta el riesgo de padecer otras enfermedades o morir prematuramente. Los principales afectados son los alcaldes, que tienen un gran número de pacientes menores de 60 años que se han visto obligados a dejar sus puestos de trabajo prematuramente por este motivo que les provoca problemas económicos o mentales, informa la OMS.

En sus directrices sobre el dolor lumbar crónico, la OMS afirma que los países pueden tener Fortalecer y transformar nuestros sistemas. y servicios de salud para que las intervenciones recomendadas estén disponibles y sean accesibles y aceptables durante la cobertura universal de salud, cuando se interrumpa la administración del sistema de determinación de acciones.

“Abordar el dolor lumbar crónico requiere una atención integrada y centrada en la persona. Esto significa que tiene en cuenta la situación particular de cada persona y los factores que pueden influir en su experiencia de dolor”, afirmó el médico. Anshu Banerjee, directora de Salud de la Madre, del Recién Nacido, del Niño, del Adolescente y del Vejecimiento de la OMS. “Utilizamos esta herramienta directa para brindar un manejo holístico del dolor lumbar crónico y mejorar la calidad, seguridad y disponibilidad de la atención”, concluye.