Las claves para volver a la escuela: ¿cuándo empiezan las clases?  ¿Sigue siendo obligatoria la mascarilla?  |  Educación

El curso 2021-2022 comenzará en los próximos días para más de ocho millones de estudiantes de toda España, en un contexto de salud que mejora, pero sigue generando incertidumbre. Mientras los docentes se esfuerzan por recuperar el tiempo perdido, las comunidades volverán a aplicar la mayor parte de las medidas de prevención del año pasado, aunque abriendo algunos espacios de relajación que alivian las dificultades organizativas, pero preocupan a muchos padres. Por ejemplo, aumenta el límite máximo de alumnos en grupos burbuja, tanto en jardín de infancia como en primaria, y se reduce la distancia mínima entre mesas en secundaria de 1,5 a 1,2 metros. En ese raro espacio, a medio camino entre un tiempo que aún no se sabe si volverá y la persistente amenaza de la pandemia, a continuación se muestran algunas claves del regreso al colegio que comienza este lunes en La Rioja y algunos centros murcianos y continúa hasta El próximo día 13 comienzan las clases diurnas en Cataluña.

¿Cuándo empiezan las clases?

Cada comunidad decide su calendario escolar, en función de sus propios criterios, necesidades, contextos y tradiciones. Este año, a diferencia del año pasado en el que la crisis sanitaria obligó a escalonar mucho más el regreso a las aulas de los diferentes cursos y etapas, volverá a un escenario más clásico. Algunas comunidades, como Murcia y Navarra, permiten a los colegios elegir entre varias fechas para iniciar las clases.

¿Seguirá siendo obligatorio el uso de la mascarilla?

La mascarilla seguirá siendo necesaria a partir de los seis años y solo se podrá quitar cuando se consuman alimentos y bebidas, según el protocolo acordado para este año entre el Gobierno y las comunidades autónomas. Este texto recuerda «la necesidad de un ajuste adecuado de la máscara y de utilizarla siempre en espacios interiores compartidos, incluso a distancias superiores a los dos metros». Asimismo, recomienda que los padres opten en general por mascarillas higiénicas “siempre que sea posible reutilizables” e insiste en que no se debe quitar la mascarilla al toser o estornudar, sino que “se debe tapar la boca y la nariz con el codo flexionado. ”. El tiempo máximo de uso recomendado de las mascarillas faciales es de cuatro horas, por lo que serían necesarias dos al día. Los profesores siempre deben usarlos en interiores, independientemente de la distancia.

Durante las actividades al aire libre, se puede valorar este año que tanto los profesores como los alumnos mayores de seis años se lo quiten si cumplen con la distancia mínima de 1,5 metros. De hecho, en los colegios catalanes los alumnos no tendrán que llevar máscaras en el recreo, siempre que solo interactúen con los compañeros. Cabe recordar que el protocolo es un acuerdo general entre el Gobierno y las comunidades, y que pueden variarlo y adaptarlo según sus circunstancias, sus recursos y su propio análisis de la situación.

¿Cómo serán los grupos?

El protocolo general mantiene para este curso los denominados “grupos de convivencia estable” o “grupos burbuja” en infantil y primaria para evitar el contacto con otros alumnos, aunque en 5º y 6º de primaria (10-11 años) también se puede optar por la solución de la distancia mínima establecida para la tercera edad (ESO, Bachillerato y FP). Se trata de una separación mínima entre mesas de 1,5 metros, con la posibilidad de hacerla más flexible a 1,2 (flexibilidad que aplicarán la mayoría de comunidades). Si la situación de salud empeora mucho (con niveles de alerta 3 y 4), la distancia de 1,5 metros sería la mínima para los alumnos de 3o y 4o de ESO y Bachillerato (14 a 17 años) e, incluso, la posibilidad de reanudando la mezcla. Por supuesto, los grupos burbuja serán más grandes que el año pasado: podrán llegar a 25 alumnos por aula en jardín de infancia (hasta cinco años) y 30 en primaria (de 6 a 11).

¿Cómo será el proceso de entrada a los centros y movimientos durante el día?

En general, igual que el año pasado, con los matices que introduce cada comunidad. En la mayoría, el control de la temperatura corporal se incluye a la entrada del recinto. La regla común sigue siendo evitar las multitudes. Por tanto, la entrada y salida del centro debe ser escalonada o por puertas o espacios diferenciados para los diferentes colectivos. También debe haber turnos de recreo y comedor. De hecho, se intentará “minimizar el movimiento de grupos de alumnos por el centro” y se evitarán “las asambleas o reuniones presenciales” y, en general, “todas las actividades que impliquen mezclar diferentes grupos o grupos será evitado. lecciones «. Aunque al aire libre la mano se abre un poco: tanto en primaria como en ESO permitirán» la interacción entre grupos de un mismo grado «en el recreo o durante las actividades deportivas.

¿Cómo se transmitirán las clases?

La investigación ha demostrado la enorme importancia de una buena ventilación interior para reducir la transmisión de COVID. La correcta ventilación de un aula dependerá en gran medida de sus características, sin embargo, el protocolo oficial explica que lo principal es la ventilación cruzada cuando se trata del método natural, es decir, abrir puertas y ventanas al menos en dos lados distintos de la sala. . Por si esto fuera poco, será necesario recurrir a la ventilación mecánica, con dispositivos que renueven el aire. Sin duda, este año se repetirán las imágenes de los alumnos con mantas o con el abrigo puesto en clase. Además, se mantiene la insistencia en reforzar la limpieza de muebles y otros objetos de uso común.

Alumnos acogidos en clase el pasado invierno en el instituto Juan de Mairena, en San Sebastián de los Reyes (Madrid).  FOTO PROPORCIONADA POR CC OO
Alumnos acogidos en clase el pasado invierno en el instituto Juan de Mairena, en San Sebastián de los Reyes (Madrid). FOTO PROPORCIONADA POR CC OOFOTO SUMINISTRADA CC OO

¿Cómo será el manejo de posibles casos de infección?

Ni los alumnos ni los profesores deben acudir a clase si presentan síntomas de covid, es decir, fiebre, tos, falta de aire, fatiga o diarrea. La cuestión de la temperatura corporal desde la que no se debe acudir al centro despertó cierta polémica el año pasado, ya que no todas las comunidades han puesto el umbral en el mismo punto: por ejemplo, Euskadi indicó 37 grados, mientras que en Madrid y Extremadura fueron 37,2. En cualquier caso, si el centro detecta alguno de los síntomas en un alumno en la entrada o durante todo el día, será trasladado a un espacio aparte hasta que sus padres o tutores vengan a recogerlo para llevarlo a casa. Allí, deben permanecer aislados hasta tener los resultados de las pruebas diagnósticas. Los profesores con síntomas deben actuar de la misma manera. Los compañeros (alumnos y profesores) seguirán yendo a clase con normalidad hasta que lleguen esos resultados.

¿Cómo se ponen en cuarentena los positivos y sus contactos?

Si un caso sospechoso se confirma como positivo, la persona no debe acudir al centro y debe permanecer aislada hasta tres días después del final del cuadro clínico y un mínimo de 10 días desde el inicio de los síntomas. Sus contactos cercanos también deberán estar en cuarentena durante 10 días desde el último contacto que tuvieron con el paciente covid. Sin embargo, varias comunidades (como Madrid, Cataluña o Castilla y León) ya han anunciado que los contactos cercanos que hayan tenido la enfermedad en los últimos seis meses o que ya estén vacunados con el calendario completo no tendrán que ponerse en cuarentena.

¿Quiénes son esos contactos cercanos?

Aparte de los parientes vivos, todos los miembros de un grupo burbuja. Asimismo, en el resto de clases, todas las personas que el centro considere que han tenido un contacto de riesgo con el caso positivo, es decir, haber compartido espacio con menos de dos menos sin mascarilla o haberlo utilizado incorrectamente (por no estar bien ajustada o dejando la nariz libre, por ejemplo). Para los pacientes con covid confirmados, no es necesario realizarse una prueba de diagnóstico antes de regresar a clase. Para contactos cercanos se recomienda, pero tampoco es obligatorio.

¿Qué pasa si hay un brote en una escuela?

De tres casos positivos relacionados entre sí en el mismo centro, se considera un brote. A partir de ese momento, el organismo designado para ello en cada comunidad evaluará, en función de la gravedad del caso, las medidas a tomar, que van desde incrementar los estándares de prevención e higiene y aislar casos, hasta el cierre de clases, cursos Integrales e incluso el toda la escuela o instituto. Aunque fueron pocos, el año pasado se cerraron centros enteros.

Puedes seguir a EL PAÍS EDUCACIÓN en Facebook y Gorjeoo regístrate aquí para recibir nuestro boletín semanal.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *