Las muertes en carretera caen en julio, pero la cifra acumulada en lo que va de verano es peor que la de 2020 |  España

El número de muertos en carretera ha dado un pequeño respiro en julio tras las campañas de la Dirección General de Tráfico (DGT), aunque los malos datos mantienen activadas las alarmas. El mes pasado se cobraron 99 víctimas mortales en 95 accidentes, una cifra inferior a la registrada en junio, cuando 116 personas murieron en las carreteras de toda España. El saldo de víctimas mortales en el primer bimestre del verano de 2021 supera con creces el mismo período de años anteriores: 215 en 2021 frente a 165 en junio y julio de 2020, y en 195 en ese bimestre de 2019, el año anterior. la pandemia.

Más información

Tras analizar los malos datos de junio, los segundos peores desde 2015, la DGT decidió reforzar sus campañas y controles. Pero la preocupación no es nueva: en el verano de 2020, tras el fin de muchos confinamientos perimetrales, se produjo un aumento significativo de la movilidad y, con ello, el número de muertos: de 50 en junio a más del doble en julio, con 115 muertos.

Traffic anunció antes del verano que esperaba un total de 91,2 millones de viajes para este período y que iba a utilizar más radares y drones para reforzar sus controles. El dispositivo de vigilancia cuenta con 780 radares fijos, 92 radares de sección, 216 cámaras de control de cinturones de seguridad y uso de teléfonos móviles, 39 drones, 545 radares móviles y 12 helicópteros en las redes nacionales. El primer fin de semana de la denominada Operación 1 de agosto ha resultado en 11 muertos en 10 accidentes, cinco de ellos en los dos días que van a agosto. Todos se matricularon en rutas convencionales. Cuatro automovilistas y dos peatones se encuentran entre las víctimas.

La DGT prefiere no hacer valoraciones sobre esta contención del número de víctimas mortales en junio y julio a la espera de que finalice el verano de 2021 y, luego, analizar el saldo total. Las cifras ya conocidas en los primeros siete meses de este año, 559 muertes, son 51 menos que en 2019 y 101 más que en 2020, un año con casi cuatro meses de importantes limitaciones de movilidad y confinamiento domiciliario.

Tráfico, que depende del Ministerio del Interior, ha desarrollado campañas para monitorear los 4,7 millones de viajes de larga distancia del primer fin de semana de agosto. Asimismo, se ha reforzado los controles de consumo de alcohol y drogas entre el 2 y el 8 de agosto.

La subdirectora del Observatorio Nacional de Seguridad Vial, Paula Márquez Padorno, insistió antes de que comenzara la campaña de verano que las diversas restricciones que se han aplicado en toda España para contener el avance de la pandemia podrían llevar a que más conductores incurran en conductas de riesgo. “Todos queremos recuperar el tiempo perdido y la libertad, pero al volante hay que estar sobrio, sin alcohol, sin drogas, sin distracciones, sin exceso de velocidad”, dijo Márquez.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *