Después del éxito de lanzamiento del nuevo Toyota C-HR híbrido de segunda generación, ahora llega la esperada versión híbrida enchufable, desde 43.000 euros, con el mismo equipamiento, pero con accesorios específicos a esta versión. Así, cuenta con un doble ADN: permite cubrir sin problema los trayectos cotidianos en modo totalmente eléctrico y, al mismo tiempo, disfrutar de un sistema híbrido altamente eficiente en los viajes más largos. En modo eléctrico, el sistema presenta una elevada capacidad y amplia autonomía, ofreciendo asimismo prestaciones como la Función de regeneración –una experiencia de conducción con «un pedal»– con tres niveles de funcionamiento, para hacer la conducción urbana aún más confortable.

También ajustará automáticamente el uso del motor eléctrico y el térmico para optimizar la eficiencia energética, identificando las mejores oportunidades de recarga de energía al seguir una ruta indicada por el sistema de navegación del vehículo. Gracias a la introducción de una nueva función de» geofencing», el C-HR Plug-in pasará automáticamente a modo eléctrico cuando el vehículo entre en una zona de bajas emisiones (ZBE), optimizando el uso de la batería a lo largo del trayecto (si se está utilizando el sistema de navegación y hay suficiente carga disponible en la batería).

De clara inspiración en la primera generación, el nuevo Toyota C-HR, como sucedió con aquel, se mantiene fiel al prototipo que adelantó su diseño, presentado a finales de 2022 (más información). Destacan elementos como los tiradores de las puertas escamoteables o la nueva opción bi-tono que incluye no sólo el techo sino también el portón del maletero y el paragolpes posterior, entendiéndose por el lateral hasta el corte de la puerta trasera.

En el interior destacan los nuevos materiales, de elevada calidad, la gran pantalla táctil de la consola central, las nuevas tapicerías y el cuadro de instrumentos digital, además del sistema de iluminación ambiental, que ofrece un amplio espectro de colores e introduce opciones de iluminación interior directa e indirecta para reflejar el entorno del habitáculo –frío o cálido– o la hora del día: se ha diseñado un programa de 24 colores cambiantes, sincronizados con el paso de las horas, que pasa de tonos más intensos por la mañana a otros más relajantes por la tarde.


Toyota C-HR Plug-in


P.F.

En este sentido, también llegan interesantes novedades, como Smart Digital Key (disponible según acabado), gracias al cual los usuarios del nuevo Toyota C-HR podrán utilizar un smartphone como si de la misma llave original del vehículo se tratase, tanto para bloquear y desbloquear las puertas, como para poder conducirlo. Por otro lado, la app TOYOTA permite también controlar a distancia el climatizador, recibir consejos de conducción, conocer la ubicación del vehículo, consultar los testigos de aviso del cuadro de instrumentos o llevar control de los periodos de mantenimiento.

La motorización Plug-in equipa asientos delanteros calefactables y volante calefactable de serie en todos los acabados. También incluye un sistema de climatización por bomba de calor y un modo «My Room» que permite utilizar el climatizador para ajustar o mantener la temperatura del habitáculo mientras se recarga la batería.