Los efectos de la pandemia en H&M: los beneficios caen un 68%, las ventas un 40% y 1.000 puestos de trabajo menos |  Economía
Una tienda de H&M en Madrid, cerrada durante el primer estado de alarma, en una imagen de abril de 2020.
Una tienda de H&M en Madrid, cerrada durante el primer estado de alarma, en una imagen de abril de 2020.SUSANA VERA / Reuters

La pandemia de coronavirus que llegó a Europa en el primer trimestre de 2020 redujo la economía de familias, países y empresas. Entre estas últimas, las firmas ligadas al consumo de moda sufrieron mucho, especialmente en las primeras etapas del covid-19, que en España supuso la declaración del primer estado de alarma el 14 de marzo de 2020 y el encierro de la población durante semanas. Los gigantes del comercio como H&M se vieron obligados a cerrar sus tiendas. Y cuando las cosas mejoraron y reabrieron, aún estaban al tanto de los ataques de la enfermedad, que en sucesivas oleadas obligó a nuevos cierres y ajustes. Todo este proceso está meticulosamente reflejado en las cuentas anuales de 2020 que la filial del grupo textil sueco ha presentado en el registro mercantil. Las cifras son abrumadoras: los beneficios de H&M en España descendieron el año pasado hasta los 3,84 millones, frente a los 11,99 millones de 2019. Es un 68% menos.

Más información

Pero las ganancias no fueron las únicas cifras que disminuyeron con COVID-19. Las ventas del grupo en España cayeron un 40% el año pasado, para sumar 398,6 millones, frente a los más de 666 millones del año anterior. Y como consecuencia de los menores ingresos, la factura tributaria también disminuyó. La firma de origen sueco pagó a Hacienda algo más de 521.000 euros en impuestos sobre la renta el año pasado, frente a unos 3 millones en 2019.

Por el lado de los gastos, también se contuvieron los gastos de personal, que pasaron de 140,5 millones en 2019 a 106,5 millones el año pasado. La compañía —que el pasado mes de abril propuso el despido de 1.100 personas en España y el cierre de 30 tiendas, aunque luego redujo esas cifras a menos de 400 salidas— registró el año pasado casi 1.000 empleados menos, pasando de 5.977 a 4.986. Casi la totalidad de la reducción correspondió a los trabajadores temporales por la menor contratación en esta modalidad (de 965 puestos de trabajo en 2019 a 49 el año pasado) mientras que la plantilla permanente se redujo en 75 empleados, para un total de 4.937. La firma registra 23 despidos en sus cuentas en el año, que se desarrolló formalmente desde el 1 de diciembre de 2019 hasta el 30 de noviembre del año pasado.

Cuatro ERTE en un año

Lo que el personal no se deshizo fue de los expedientes de regulación de empleo temporal (ERTE). H&M ha realizado cuatro procesos de este tipo en España. El primero afectó al personal de la tienda y el almacén y comenzó el mismo día que el primer estado de alarma. El segundo se realizó en oficinas y se presentó el 14 de abril. Ambos concluyeron a fines de junio, con el estreno de la llamada “nueva normalidad”. Luego llegaron otras dos que coincidieron con las nuevas oleadas de la pandemia durante el otoño y las medidas de las comunidades autónomas para contenerla: una de ellas afectó al personal de Castilla y León, Cataluña y Asturias; y el otro, a los empleados en Andalucía. Como consecuencia de las bonificaciones públicas derivadas de estos ERTE, la filial española se registra en el capítulo de subvenciones 7,1 millones, que en realidad no son ingresos que recibió, sino cantidades que dejó de pagar a la Seguridad Social.

Sin embargo, la retribución media de los empleados de H&M España aumentó ligeramente, de 19.186 euros en 2019 a 19.639 euros en 2020. Para el grueso de los trabajadores, enmarcados en las categorías de venta y distribución, el salario medio fue de 18.720 euros. La retribución media de la plantilla ejecutiva fue de 52.854 euros. La brecha salarial de género (la diferencia entre lo que ganan los empleados masculinos en promedio en comparación con sus compañeras) se calcula en un 6% y se debe principalmente al apartado de gerentes, donde los hombres ganan un 8% más que las empleadas. mujeres. Esta diferencia supera el 2% entre ingenieros y técnicos y entre personal de ventas y distribución, mientras que en los puestos administrativos las mujeres ganan un 6,6% más que los hombres. El impacto más directo del covid en los empleados resultó en un aumento de las ausencias por enfermedad, que pasó de 842.000 horas en 2019 a más de un millón de horas en el ejercicio 2020.

Junto a las ERTE, las renegociaciones de los contratos de alquiler de sus tiendas en España fueron otra de las estrategias de la compañía para contener el gasto. Según las cuentas, el año pasado se destinaron 74,5 millones al arrendamiento de locales, frente a los 94,2 millones de 2019. Lo que apenas cambió fue el número de tiendas, con 166 establecimientos en España. Es uno menos que el año anterior porque se cerraron tres, pero se abrieron dos. Uno de ellos fue un establecimiento Weekday, que abrió en el país y se unió al resto de marcas ya presentes en España: H&M (buque insignia del grupo, que cuenta con 153 tiendas y divisiones de moda femenina, masculina, infantil y textil. De hogar), COS y & Otras historias. Hennes and Mauritz SL es la filial española del gigante textil, que controla la empresa con una participación de capital superior al 99,9% a través de su matriz sueca.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *