Disciplina, «motivación», «esfuerzo constante» y una «exigencia» de los profesores que más que un «obstáculo» ha sido un impulso. Todos esos «valores» se los llevará para «siempre» la alumna Dayami Martín, según ha explicado ella misma en el acto en el que la Junta de Castilla y León ha querido «reconocer» a la comunidad educativa su trabajo para conseguir los «históricos» resultados del último informe PISA.

Todo ello junto «al apoyo de la familia» en un trayecto que comenzó en un centro educativo de Alba de Tormes y después en el Bachillerato de excelencia en el Instituto Vaguada de la Palma de Salamanca le han llevado a entrar en la carrera universitaria que «soñaba»: Medicina.

En el acto presidido por el presidente de la Junta ha estado presente la voz de los docentes. Ha sido José Luis Rodríguez Beltrán, con 33 años de experiencia en enseñanza secundaria, quien ha representado a la labor del profesorado en el aula.

«Ser docente tiene tanto de difícil, como de adictivo, tanto de vocacional como de estresante«, ha explicado. El ‘sobresaliente’ en PISA ha sido recibido por los profesores con »alegría y orgullo«, ha reconocido, pero es tan solo »la punta del iceberg« del sistema de una comunidad que ha »resistido« a la caída generalizada de los resultados. »No podemos olvidar que PISA es una llamada de atención« y que hay «retos y vicisitudes que afrontar», ha considerado, antes de asegurar que «en ello están ya» unos docentes centrados en adaptarse a los nuevos retos.

«Saber hacer»

No ha faltado la visión de las familias. Claudia Urrego, madre de dos alumnos del Colegio concertado Claret de Segovia. Tras agradecer la «libertad» de elección de centro en Castilla y León, ha indicado que la diversidad y la existencia de las dos redes -pública y concertada-harán también «crecer» el bosque de la educación en la Comunidad.

Además, desde los equipos directivos, el máximo responsable del Colegio Público Alonso Berruguete, de Paredes de Nava, una localidad palentina de 2.000 habitantes, Antonio Gero, ha recordado que la «escuela rural« se caracteriza por su »cercanía« y que los buenos resultados cosechados son fruto de la «cultura del esfuerzo, el saber hacer» y la innovación introducida con las nuevas tecnologías.

Por último, el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, ha garantizado la «apuesta irrenunciable» de la Junta por la educación y por que los estudiantes «tengan la libertad de elegir su futuro.

Tras agradecer la labor de estudiantes, profesores, familias y equipos directivos, el dirigente regional ha destacado que, según un informe «objetivo e internacional» como PISA, Castilla y León es la región con la «mejor educación de España y está entre las mejores del mundo».

Esto en unas circunstancias «complejas, después de la pandemia», ha indicado para animar después a «mirar hacia adelante» e incrementar «la exigencia» para mantener la buena posición obtenida, líder en las tres áreas analizadas por el informe de la OCDE.