Luis Chocobar: Justicia argentina condena al policía que simbolizó la mano dura del macrismo |  Internacional
El policía Luis Chocobar saluda al entonces presidente de Argentina Mauricio Macri el 1 de febrero de 2018.
El policía Luis Chocobar saluda al entonces presidente de Argentina Mauricio Macri el 1 de febrero de 2018.PRESIDENCIA DE ARGENTINA

La Justicia argentina ha condenado este viernes a dos años y medio de prisión suspendida y cinco años de inhabilitación para el cargo al policía argentino Luis Chocobar, quien se ha convertido en el símbolo de la política de seguridad del macrismo. El 8 de diciembre de 2017, Juan Pablo Kukoc, de 18 años, agredió y apuñaló a un turista estadounidense junto a un cómplice en las calles del popular barrio porteño de La Boca. Alertado por los vecinos, Chocobar los persiguió. Durante la fuga, le disparó a Kukoc en la espalda, quien murió poco después a causa de sus heridas.

Más información

El Juzgado Oral de Menores 2 declaró culpable a Chocobar del delito de homicidio agravado en el cumplimiento del deber. Al tratarse de una sentencia de menos de tres años, Chocobar no entrará en la cárcel. Aun así, no podrá volver a ejercer como policía hasta que expire su inhabilitación. «Estoy tranquilo por la gente que me apoya», se ha limitado a decir Chocobar ante los medios que lo esperaban fuera de los juzgados. El cómplice de Kukoc en el asalto al turista estadounidense ha sido condenado a nueve años de prisión.

El fallo dista mucho de la cadena perpetua solicitada por la familia, que denunció que Kukoc fue víctima de una ejecución extrajudicial, pero también deja insatisfecha a la defensa de Chocobar, quien buscaba la absolución y ha adelantado que apelará la sentencia ante un tribunal superior.

Chocobar ha salido de la cancha en compañía de la exministra de Seguridad macrista, Patricia Bullrich, quien ha reiterado su apoyo. “Considero injusta esta sentencia porque se dijo que todo lo que había hecho estaba bien y en el último paso se equivocó. Los jueces tienen que ver el todo. Había una persona herida con nueve puñaladas y un policía salió a defender a ese ciudadano y se enfrentó al criminal. Pudo haber fingido estar distraído y haberse ido a casa, porque vestía de civil, pero actuó como policía. Lo que hacen es paralizar a todos los policías como éste ”, declaró Bullrich. “Con la pena de dos años de Chocobar suspendida, acaban de atar las manos a la policía y prohibir efectivamente el uso de armas de fuego por parte de las fuerzas de seguridad. Un terrible precedente que deja a las víctimas ya la sociedad desprotegida frente al crimen ”, coincidió el diputado opositor Luis Petri.

Por el contrario, organizaciones argentinas de defensa de los derechos humanos como la Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), criticaron la sentencia por considerar que consolida «mensajes erróneos sobre el uso de fuerza letal y genera escenarios de impunidad para futuros actos de abuso policial». “Cuando la policía asesina con arma letal a una persona que no fue una amenaza para su vida ni la de terceros, se produce lo que el sistema interamericano de derechos humanos considera una ejecución extrajudicial. Estas prácticas están prohibidas y los responsables deben ser sancionados ”, ha tuiteado la organización.

El expresidente Mauricio Macri recibió a Chocobar como un héroe en la Casa Rosada durante su gobierno. A raíz de este caso, Macri relajó el protocolo para el uso de armas de fuego al permitir que la policía disparara sin llamar ni recibir un ataque previo. La política de mano dura no continuó con el sucesor de Macri, Alberto Fernández. La nueva ministra, Sabina Frederic, del CELS, derogó rápidamente el protocolo aprobado en 2018.

Suscríbete aquí a Boletin informativo de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la situación actual de la región.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *