Mario Delgado: "No hay contradicción en que Morena esté de acuerdo con el PRI"
Mario Delgado, presidente de Morena, en un momento de la entrevista
Mario Delgado, presidente de Morena, en un momento de la entrevistaMonica gonzalez

El presidente de Morena, Mario Delgado, ya prepara una inminente reunión del Comité Ejecutivo Nacional del partido para analizar los resultados de las elecciones del 6 de junio. Los mexicanos les dieron más poder territorial, convirtiéndose en el principal partido en el mapa. Pero al mismo tiempo, redujeron su margen de acción en el Congreso, con una caída de escaños que deja una mayoría simple en manos de sus socios. Pese a las vacilantes declaraciones del Partido Verde tras las elecciones, Delgado confía en su principal aliado en la Cámara. Y vuelve a acercarse al PRI para llegar a la mayoría que abre las puertas a las reformas constitucionales, caballo de batalla del presidente, Andrés Manuel López Obrador, de cara a la segunda parte del sexenio.

En el punto más negro de los resultados, la derrota en más de la mitad de las delegaciones de la Ciudad de México, el presidente de Morena se fija el objetivo de «desmantelar el argumento de que la Cuarta Transformación es contra la clase media». Aunque atribuye el revés electoral a «la campaña sucia de la derecha», en línea con los duros ataques del presidente a un sector del electorado clave en su aplastante triunfo en 2018. La entrevista se desarrolla en oficinas alquiladas en un céntrico barrio del capital porque, desde enero, la sede del partido ha sido ocupada por una parte de los militantes críticos con la actual presidencia de Morena. Delgado llegó al poder el año pasado después de unas elecciones internas tumultuosas e interminables que revelaron las divisiones entre las diferentes facciones. El presidente de Morena no descarta el regreso de los «cuchillos largos».

Pregunta. Las elecciones les dieron una victoria agridulce. ¿Cómo ha fracasado la fiesta?

Respuesta. No creo que haya sido una victoria agridulce, sino contundente. Se ganaron 11 de las 15 gobernaciones. Ganamos en 12 de las 29 capitales y logramos la mayoría en 19 congresos locales. También apoyamos a la mayoría, con menos escaños, pero mayoritaria. Podremos calificar todas las leyes y controlar el presupuesto. Y como la legislatura que está terminando, para reformas constitucionales tendremos que buscar acuerdos con otras fuerzas políticas. El caso de la Ciudad de México es sin duda el más importante que tenemos que revisar. Hay que entender muy bien el mensaje de los ciudadanos. Esta ciudad es de izquierda, tiene una vocación histórica de izquierda. Y debemos tener un diagnóstico muy claro de lo sucedido para actuar en consecuencia y recuperar de inmediato lo perdido.

pag. El senador Ricardo Monreal ha dicho que deben reconstruir la relación con los votantes: con la clase media, los empresarios, los científicos. ¿Cómo se combina esta autocrítica con las duras declaraciones de López Obrador sobre la clase media, a la que calificó de egoísta y aspiracional?

R. Tenemos que desmantelar el argumento de la derecha de que la Cuarta Transformación es contra la clase media. Los principales beneficiarios de la falta de gasolina, el aumento de impuestos, un país endeudado y la lucha contra la corrupción y la impunidad es la clase media.

pag. Entonces, ¿cómo se interpretan estas declaraciones tan explícitas de López Obrador?

R. Lo que ha dicho el presidente es que hay una clase media que se ha creído en la campaña sucia de la derecha. Pero también hay otro sector de la población mucho más crítico que no comparte esta visión de la derecha. Una clase media más progresista.

pag. La aplastante victoria de 2018 fue posible en gran parte gracias al amplio apoyo de la clase media. ¿No es un riesgo enfrentarse a una parte del electorado así?

R. Tenemos claro que la fuerza de nuestro movimiento es el pueblo organizado. Son las clases más necesitadas y hay una política muy clara hacia ellos. Una inversión social histórica con programas de bienestar. La base de nuestro movimiento, y así se dijo en la campaña, son los pobres primero. Porque la única forma de que nos vaya bien como país, y de que la clase media lo haga bien, es que aquellos que más lo necesitan lo hagan bien.

pag. Hay sectores de esa clase media que entienden que la Cuarta Transformación ha dejado de lado banderas progresistas como el feminismo o el medio ambiente.

R. Es más discurso que realidad. Es parte de la campaña de los conservadores para intentar desacreditar al movimiento. En el tema del feminismo vamos a tener cinco nuevas gobernadoras. Ningún partido como Morena abre tantos espacios políticos para las mujeres. Y no solo porque es una obligación legal que impulsamos, sino porque es una convicción que cuantas más mujeres participen en política, mejor para nuestro país.

pag. Los datos de la Ciudad de México muestran una caída en el voto de las mujeres, los jóvenes y la clase media.

R. La primera responsabilidad que tenemos como partido es tener un diagnóstico muy claro y profundo de lo sucedido. Pero, sin duda, comparto lo que dice el presidente de que aquí es como una caja de resonancia. Es donde las campañas en contra de nosotros por parte de los conservadores, en los medios y otros se sienten más fuertes.

Mario Delgado, presidente MORENA, posa tras entrevista
Mario Delgado, presidente MORENA, posa tras entrevista Monica gonzalez

pag. Su principal socio en la Cámara, el Partido Verde, está jugando a no posicionarse tras las elecciones. Con su historial marcado por el oportunismo, ¿prevé problemas para negociar con ellos?

R. Nuestro acuerdo con Green no es solo una alianza electoral. Es un pacto legislativo que iniciamos en septiembre de 2018. Esta alianza nos ha permitido tener uno de los periodos legislativos más fructíferos del país. Esta nueva alianza electoral tiene el objetivo de volver a tener mayoría e impulsar los proyectos de la Cuarta Transformación

pag. Hay fotografías de Green que han sido ambiguas.

R. Siempre habrá oportunistas pero nuestra alianza con El Verde y sus liderazgos es muy sólida.

pag. ¿La bancada de Morena buscará alianzas con el PRI para llevar a cabo reformas constitucionales?

R. Vamos a buscar alianzas con los partidos que están a favor de impulsar reformas a favor del pueblo de México, como hicimos en la legislatura que está por terminar. Es parte del trabajo legislativo. No debería sorprender a nadie. Para hacer reformas constitucionales se necesitan aliados todo el tiempo.

pag. ¿No es un poco contradictorio estar de acuerdo con el PRI?

R. Depende. Si acepta una reforma a favor del pueblo de México, no hay contradicción.

pag. ¿Podría ser una de esas reformas a favor del pueblo la reforma energética?

R. La reforma del sector eléctrico que ha anunciado el presidente busca fortalecer la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Se cometieron muchos abusos en la reforma energética anterior.

pag. ¿El PRI va a votar en contra de algo que fue su proyecto insignia hace solo ocho años?

R. Les recuerdo la reforma educativa. Terminaron votando con nosotros a pesar de que habían impulsado la reforma de Enrique Peña Nieto. Pero finalmente se vio que la que teníamos era una propuesta mejor.

pag. En estas negociaciones, ¿habrá alguna compensación para el PRI?

R. Solo los que son públicos. Todas las negociaciones deben ser públicas. No debe haber negociación que involucre algo que el pueblo de México no pueda conocer.

pag. El presidente también ha anunciado que otro de sus objetivos para la segunda parte del sexenio es una reforma electoral. ¿Tienen planes de que el INE pase a formar parte del Ejecutivo?

R. El INE tiene que estar a la altura del deseo del pueblo mexicano de vivir en una auténtica democracia. Debemos adecuar las instituciones electorales para que no tengan vínculos con el antiguo régimen, ningún interés con los partidos que nombraron a estos asesores. Porque terminan sirviendo esos intereses. Debe haber una institución electoral cuyo único objetivo sea profundizar la vida democrática de nuestro país.

pag. ¿Y eso pasa por integrar al INE en el Ejecutivo?

R. Es una posibilidad. Tendrá que ser discutido. Pero el objetivo es que el árbitro electoral sea absolutamente imparcial y transparente. Y eso es coincidente con la nueva realidad de nuestro país. No puede haber privilegios y salarios millonarios como los que tiene actualmente el INE.

pag. ¿No iría en contra de la independencia de ese juez electoral una integración al Ejecutivo?

R. No. En el período neoliberal, el supuesto fundamental es que el Estado era corrupto por naturaleza. Y debería hacerlo pequeño como un organismo regulador que prácticamente no participará en nada. Porque todo lo que tocaba lo corrompía. Por eso era necesario hacer cuerpos autónomos supuestamente incorruptibles. Pero resulta que también han sido copiados por intereses electorales. Así que ahora, erradicar la corrupción permite conceptualizar nuevamente a las instituciones como un Estado que está a favor del interés general.

pag. ¿Cómo va la fiesta antes de la reunión del CEN? Ricardo Monreal ha deslizado que existe el riesgo de que vuelvan los «cuchillos largos».

R. Los más de dos años y medio que Morena estuvo inmersa en ese conflicto interno llegaron a poner en riesgo la continuidad de la transformación. Sería un grave error revivirlo, independientemente de que el partido deba someterse a una revisión de cuentas, a una autocrítica, para mejorar todos sus procesos y fortalecer su vida institucional.

pag. Entonces, sí existe ese riesgo de fuerte confrontación

R. Habrá quienes quieran revivir el conflicto interno pero claramente les estarán haciendo un favor a los conservadores. A nuestros adversarios.

pag. Cuando ganó el año pasado prometió que movilizaría la militancia. Hoy parte de esa militancia lo acusa de dejarlo de lado para hacer acuerdos desde arriba. Especialmente en la selección de candidatos en estados como Nuevo León y San Luis Potosí, en ambos casos, expriistas.

R. Me refiero a los resultados que hemos tenido. Este es un partido de movimiento, siempre estará abierto a nuevos liderazgos que se comprometan con la transformación. Las encuestas se realizaron respetando nuestros estatutos, que consideran la participación de hasta un 50% de forasteros en las candidaturas. Solo teníamos dos candidaturas externas dentro de estas 15. En dos estados donde no teníamos liderazgos muy fuertes.

pag. Los resultados de los dos candidatos fueron muy malos. ¿Por qué?

R. Tuvimos condiciones muy adversas en esos dos estados.

pag. ¿Se siente cuestionado su liderazgo en el partido?

R. Con 11 legislaturas, 12 con los aliados, mayoría en la Cámara y en 19 congresos locales, estoy tranquilo.

pag. ¿Volveremos a ver a una morena fracturada?

R. Ojalá no. Quien decida centrarse en la confrontación interna jugará el juego de la derecha.

pag. Cuando ganó las elecciones internas, fue designado como candidato de Marcelo Ebrard y Ricardo Monreal. ¿Prevé que las grietas puedan agrandarse para el 2024?

R. Habrá tensiones normales por la disputa política. Vamos a realizar este proceso apegándonos a los principios y cuidando siempre el proyecto de transformación por encima del interés personal.

pag. ¿Cree que el accidente del metro afectará las aspiraciones de Claudia Sheinbaum y Marcelo Ebrard? El presidente ya ha deslizado más nombres de cara a la lucha futura.

R. Creo que lo que iba a afectar las elecciones ya ha afectado a las elecciones y todavía tenemos que mirar hacia adelante.

Suscríbete aquí a Boletin informativo de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la situación actual de este país

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *