Más de 50 hospitales españoles analizan la eficacia del cribado en cáncer de pulmón
Más de 50 hospitales españoles analizan la eficacia del cribado en cáncer de pulmón

El cáncer de pulmón es la principal causa de muerte por cáncer en todo el mundo. Y una de las razones de esta alta mortalidad es su diagnóstico tardío. Se estima que casi el 80% de los pacientes fueron diagnosticados con la enfermedad en estadios avanzados, lo que dificulta su tratamiento. Afortunadamente, esta “película de terror” tiene solución: el diagnóstico es temprano mediante el cribado. La Lung Ambition Alliance España (LAA) publicó recientemente el documento “El cáncer de pulmón en España: “¿Una prioridad de salud pública?» desarrollado con la colaboración de 21 expertos de las 10 sociedades científicas y asociaciones de pacientes implicadas, define en 5 líneas principales una serie de recomendaciones y mejores propuestas, basadas en la situación actual de España, para garantizar el acceso a un medicamento innovador, que apoye estrategias para detectar con precisión el cáncer de pulmón y combatir su elevada mortalidad, mejorando las cifras de supervivencia.

Con la motivación de Día Mundial del Cáncer de Pulmón, La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) anunció el lanzamiento del proyecto CASSANDRA. El proyecto CASSANDRA (Cribado de cáncer, cesación tabáquica y evaluación respiratoria) está activo en 12 hospitales, que cubrirán 40 centros españoles en los próximos meses. Este proyecto piloto tiene como objetivo demostrar la viabilidad, viabilidad y rentabilidad de los programas de guarderías para el cáncer de pulmón en nuestro país.

El cáncer de pulmón es responsable del 20% de todas las muertes por cáncer en España, con hasta 23.000 muertes anuales. Cada año se diagnostican en nuestro país 29.000 casos de infección, cifra que irá aumentando en los próximos años. De todo ello, el 70% de estas personas se detectan en estadios avanzados, lo que imposibilita la investigación curativa para la mayoría de estas personas. Se espera que la supervivencia media a los 5 años desde el diagnóstico no supere el 15%. Sin embargo, la supervivencia aumenta hasta el 80% en todos los pacientes cuyo cáncer se diagnostica precozmente. Por tanto, es necesario implementar iniciativas de detección vinculadas al proyecto CASSANDRA.

El grupo de sociedades científicas que colaboran con SEPAR en el proyecto CASSANDRA considera que la mejor forma de mejorar la supervivencia de los pacientes con cáncer de pulmón radical es combinar la prevención primaria, el abandono del hábito tabáquico y la prevención secundaria, con programas de Tomografía Computarizada (CT) de mediana enfermería de dosis baja de radiación.

Esta iniciativa se basa en la experiencia acumulada tanto en Europa como en la UE con la actuación de los centros españoles y se inspira en las recomendaciones del Consejo de Expertos Científicos de la Unión Europea (Science Advice for Policy by European Academies – SAPEA) y Hay una comisión que recomienda la implementación gradual en la UE del cáncer de pulmón.

El proyecto CASSANDRA cuenta con la participación de más de 40 hospitales y centros de atención primaria de 16 comunidades autónomas.

Cribado en cáncer de pulmón es como el santo grial«, afirma el Dr. Luis Seijo, director de neumología de la Clínica Universitaria de Navarra (Madrid) y coordinador del área de oncología torácica de SEPAR.

»En la clínica comenzamos a establecer un programa de detección de cáncer de pulmón en medio de la realización de un TAC de tórax de baja dosis de radiación y tenemos más de 20 años de experiencia en el diagnóstico temprano de esta enfermedad. Por eso estamos involucrados en este proyecto para lograr que el bebé con cáncer de pulmón marino sea una realidad y se transmita a la ciudadanía”, Señala Seijo, coordinadora del proyecto CASSANDRA.

Si tenemos una disputa sobre el pago de cientos de millas para tratar el cáncer de pulmón, probablemente tengamos una disputa sobre el pago de décadas de millas por adelantado.

Juan Carlos Trujillo

Codirector del proyecto CASSANDRA

Seijo dijo que “El proyecto piloto representa una oportunidad única para crear una cuna en movimiento centrada en el paciente capaz de aumentar la supervivencia en el cáncer de pulmón.detectar otras enfermedades vinculadas al EPOC y patologías cardiovasculares, y garantizar que los participantes fumadores abandonen el consumo de tabaco.

Juan Carlos Trujillo, codirector del proyecto CASSANDRA, afirmó que «si tenemos disputas sobre el pago de cientos de kilómetros de euros para tratar el cáncer de pulmón, debemos tener disputas sobre el pago de décadas de kilómetros con anticipación». Por su parte, Àngel Gayete, radiólogo, secretario del proyecto CASSANDRA asegura que “demostró que las dosis bajas de CT salvan vidas al detectar la forma de cáncer de pulmón y otras enfermedades provocadas por el tabaquismo”.

El proyecto CASSANDRA incorporó Tomografía computarizada de baja dosis de radiación como herramienta de cuna., en combinación con abandono del hábito tabáquico, espirometría y colaboración con atención primaria. El objetivo es aportar evidencia de la viabilidad del cáncer de pulmón en nuestro país que de esta forma ayude a su implementación en el futuro en el sistema nacional de salud, de acuerdo con las recomendaciones del Plan Europeo de Lucha contra el Cáncer de Pulmón.