Mauricio Macri rompió el silencio en medio de la feroz interna en Juntos por el Cambio por la decisión de un sector de este espacio opositor de apoyar a Javier Milei de cara al balotaje, y expresó su aval explícito a la candidatura del libertario. «Es el único camino que tiene la Argentina hoy«, enfatizó el exmandatario.

«El que lidera el cambio es MIlei y tenemos que tener la humildad de reconocer que él es el que tiene que liderar. Apoyarlo sin nada a cambio«, enfatizó el exmandatario en declaraciones a Radio Mitre.

En este sentido, el referente del PRO sentenció: «Sabiendo las diferencias que tenemos, que se seguirán discutiendo en el Congreso, pero es el único camino que tiene Argentina. Seguir por lo mismo es resignarnos a lo que hemos vivido».

El exmandatario habló por primera vez luego de que su candidata, Patricia Bullrich, saliera tercera en las elecciones generales del domingo y quedara afuera de la segunda vuelta que se disputará el próximo 19 de noviembre entre Milei y Sergio Massa.

"El que lidera el cambio es MIlei y tenemos que tener la humildad de reconocer que él es el que tiene que liderar", enfatizó Macri. Foto: EFE«El que lidera el cambio es MIlei y tenemos que tener la humildad de reconocer que él es el que tiene que liderar», enfatizó Macri. Foto: EFE

Consultado sobre si dinamitó la coalición opositora con la decisión de Milei, respondió: «No se rompió Juntos por el Cambio, no al menos el que fundé yo. Es el mismo, con sus problemas, con sus conflictos internos. Sigue estando ahí y está frente a una nueva disyuntiva».

«Hay gente a la que le gusta ningunear y ponerse por encima de los demás. Bullrich le ganó la interna a un conjunto de dirigentes importantes«, consideró el ex mandatario y defendió la postura de la titular del PRO: «Patricia ha comunicado lo que siente, con la transparencia que ella tiene».

Al justificar su decisión de apoyar públicamente a Milei de cara a la segunda vuelta y defender el posicionamiento de Bullrich, subrayó: «Ella con su visión y su realidad confirmó algo a lo que adhiero: ‘somos el cambio o no somos nada’. Creemos que seguir con esta cultura del poder oscura en la Argentina nos va a llevar a más pobreza, exclusión y va a seguir haciendo que nuestros jóvenes se vayan».

«Llegó la hora de sanar como lo hicieron Patricia y Javier. Le pido a todos que entendamos que tenemos que reconciliarnos. Nos tocó perder esta interna abierta del cambio. Con la misma humildad que lo hicimos con Milei, lo tenemos que hacer todos. Lo que pasó en la campaña, ya pasó», enfatizó.

Durísimas críticas de Macri a Morales, Lousteau y Yacobitti

Luego del cimbronazo político que se vivió en el interior de Juntos por el Cambio, Macri dijo que el radicalismo «transó» con el oficialismo «en contra del interés de la mayoría de los argentinos» y cuestionó que «bajo la falsa neutralidad se dediquen a apoyar a Massa».

«Ellos han tenido permanentes reuniones con Massa en todos estos años. Le han apoyado todas las leyes que Massa pedía, en contra de la decisión de la mayoría: aumentos de impuestos, nuevas jubilaciones sin aportes…», criticó.

Y siguió con sus cuestionamientos: «(Gerardo) Morales, (Emiliano) Yacobitti, (Martín) Lousteau… todo el tiempo transando por detrás de nosotros en cosas que no han beneficiado al país».

Consultado acerca de si efectivamente Morales le dijo que era el mariscal de la derrota, Macri salió con los tapones de punta: «No, ni hablé con Morales. No tuve la obligación. Sí sé que habló con Patricia para que no haga su discurso original. Con Yacobitti y Martín le decían que no podía agredir a Massa, porque se sienten más cómodos con Massa que con el PRO».

Mauricio Macri junto a Patricia Bullrich en el búnker de Juntos por el Cambio.
Foto: Federico Lopez ClaroMauricio Macri junto a Patricia Bullrich en el búnker de Juntos por el Cambio.
Foto: Federico Lopez Claro

En ese marco, aprovechó para defender al dirigente radical y ex compañero de fórmula de Bullrich, Luis Petri, debido a que un sector del radicalismo pide que sea expulsado de la UCR por su apoyo a Javier Milei. «¿Cómo van a echar a alguien por oponerse a que el kirchnerismo siga en el poder?», fustigó.

«De golpe todo el mundo ve mágicamente algo que no existió en estos 4 años ni en los anteriores 12 del kirchnerismo. Acá hemos dicho libertad de acción y que cada uno se haga responsable. ¿Quieren apoyar a Massa? Que digan que lo quiere apoyar», sentenció.

Además, acusó a los radicales de ser «prepotentes» al «querer imponer el silencio de una parte cuando ellos están manifestando permanentemente ‘yo voy a votar, pero nunca por Milei’. ¿Por quién vas a votar entonces? Por Massa, no hay otro».

«Nadie es el dueño de Juntos por el Cambio como para estar echando a alguien que trata de buscar un cambio. Aquellos que usan la neutralidad para apoyar al señor Massa, que lo blanqueen, que lo digan», reiteró sumamente ofuscado.

Al centrarse en los recientes dichos de Martín Lousteau, quien habló de milei-macrismo, Macri arremetió: «Que trate de explicar dónde está parado. Si dice que va a votar y no vota a Milei, que diga que va a votar a Massa. No me extraña nada. Era embajador de Estados Unidos y abandonó la Embajada justo cuando yo iba a ir en visita a Estados Unidos. Que lo diga, basta de tirar la piedra y esconder la mano».

Para cerrar el capítulo de la interna de Juntos por el Cambio, se refirió a las críticas que formuló la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, quien lo acusó de «destruir» el espacio opositor. «Cuando a la gente la gana el ego se transforma en algo dañino que no puede construir nada nuevo. El poder nos lo dio la gente para construir, para transformar la realidad», apuntó.

«¿Massa cuántas veces nos mintió?», cuestionó Macri

El expresidente también cruzó con dureza al candidato presidencial de Unión por la Patria, Sergio Massa, a quien calificó como «más de lo mismo» y lo trató de mentiroso.

«¿Cuántas veces mintió? Dijo que el FMI le había dicho que no haga el gasoducto y estaba escrito en el reporte. Y en la inauguración se puso hacer este gasoducto tarde y caro. Estaba en el reporte del FMI», planteó.

Con una cuota de ironía, Macri deseó: «Ojalá Massa un día me llame, me prometa algo y esa cosa se cumpla. Le pedí públicamente que por favor detuviera la destrucción que había comenzado el gobierno de Alberto Fernández y qué hizo…Nos cavó el pozo 100 metros más para abajo».

En tanto, el ex mandatario aprovechó para tirarle flores a su nuevo candidato de cara al balotaje: «A mí Milei no me mintió una sola vez. Tengo seis charlas, dos en vivo y no me mintió. Lo único que vale es la palabra».

Respecto del encuentro que compartió luego de los comicios con Bullrich y Milei, puntualizó: «Lo que pasó esa noche y fue un planteo de Patricia es que por el futuro de la Argentina vamos a hacer un apoyo y no un acuerdo, aunque es un apoyo incondicional que no es a cambio de nada».

«No hemos pedido nada. No se habló de ningún cargo. Las simpatías de Javier por quienes hayan estado en nuestro gobierno corren por él», agregó.

Finalmente, Macri reveló que su hija Antonia, de apenas 11 años, fue quien lo convenció de que no tenía otra «alternativa» que acompañar al libertario. «Para mi sorpresa, Antonia me dijo ‘papá, no hay alternativa, tenés que apoyar a Milei. Si Antonia me dice eso, para mí es palabra sagrada», reconoció.

Y concluyó: «Si votara lo haría por Milei, no tengo dudas, porque Antonia quiere un cambio».