Metro de Olivos: Sheinbaum, ante las críticas tras el accidente: "Así recibimos la Línea 12, esto no pasa en ninguna de las otras líneas del metro"
La Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, recorre la zona del derrumbe del metro de la Ciudad de México el 4 de mayo.
La Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, recorre la zona del derrumbe del metro de la Ciudad de México el 4 de mayo.CARLOS JASSO / Reuters

Menos de 48 horas después del accidente en el metro de la Ciudad de México, los ecos de la tragedia se han convertido en interrogantes que van desde las causas del colapso hasta el reparto de responsabilidades. Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno, ha parado este miércoles las preguntas y ha defendido que la red de transporte colectivo es segura. “El problema de fondo de la Línea 12 es que requiere un mantenimiento diario, así lo recibimos y así lo hemos mantenido”, ha zanjado Sheinbaum, “esto no pasa en ninguna de las otras líneas de metro”. El derrumbe del tramo cercano a la estación de Olivos ha dejado al menos 25 muertos, mientras que 38 personas permanecen hospitalizadas y 41 heridos ya han sido dados de alta, según los últimos datos disponibles.

Más información

Las autoridades han centrado su mensaje en el hecho de que representantes de DNV, la empresa noruega que realizará el peritaje externo, ya se encuentran en México, aunque no se ha cerrado su contratación ni se ha dicho cuánto se gastará en ingeniería forense. análisis. “El tema central es conocer las causas de lo sucedido, porque hay 25 personas fallecidas y porque hay un trabajo millonario que se hizo”, dijo el mandatario. Los principales puntos a aclarar son por qué caducó la viga – una viga horizontal -, la situación estructural de la Línea 12, y la identificación de fallas en el diseño, construcción y gestión general del proyecto.

La pregunta principal hacia Sheinbaum es por qué no ha habido renuncias después de un accidente que se cobró la vida de 25 personas. Todos los ojos están puestos en Florencia Serranía, directora de un metro que en los últimos dos años ha visto el derrumbe de un puente elevado, un accidente de tren y un incendio. El jefe de gobierno ha tenido que responder esa pregunta al menos 10 veces en los últimos dos días. «No vamos a cubrir a nadie», ha insistido, más de una vez, visiblemente molesta. En un esfuerzo por mantener a su equipo hasta que haya resultados de la opinión experta, los medios ahora le han preguntado si ve en riesgo su propia carrera política. «Sería muy mezquino estar pensando en un tema político en este momento», respondió Sheinbaum, cuyo nombre ha entrado en la baraja de sucesores de Andrés Manuel López Obrador. «Depende de nosotros servir a los ciudadanos», agregó.

Aunque se han decretado tres días de duelo nacional, el presidente ha dedicado más palabras a apoyar a Sheinbaum y atacar a la prensa crítica y la oposición, que a enviar un mensaje a las familias de las víctimas. López Obrador ha pedido al sindicato de trabajadores del metro que se «calme» después de que una facción de los sindicalistas declarara el martes que habría una huelga inminente. El Sindicato Nacional de Trabajadores del Sistema de Transporte Colectivo y la dirección del metro han negado que haya huelga y acusaron a la facción disidente de no ser representativa, a pesar de asegurar que cuentan con el apoyo de 8.000 trabajadores.

Myriam Urzúa Venegas, secretaria de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil, ha dicho que el 5% de los heridos en el accidente de la línea 12 del metro de la capital aún se encuentran en estado grave de salud. El 75% de los heridos se encuentran estables y se espera que varias personas sean dadas de alta en las próximas horas. El Ministerio de Obras ha iniciado una serie de recorridos con 12 brigadas de topógrafos e ingenieros que ya han revisado 10 puntos cercanos a la zona del accidente. Se espera que los resultados sobre el estado de la línea 12, que permanece cerrada, se publiquen el próximo lunes.

También se ha habilitado un servicio de autobús como alternativa para que las personas puedan seguir viajando a sus trabajos y hogares. La mayoría, como las víctimas, son personas que viven en las afueras de la capital y pasan varias horas en transporte público todos los días. Los resultados de las opiniones de los expertos pueden tardar entre seis y ocho semanas, según cálculos de expertos, aunque no hay una fecha fija. «Vamos a llegar al fondo del asunto», ha repetido Sheinbaum.

Suscríbete aquí a Boletin informativo de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la situación actual de este país

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *