México firma el contrato para la construcción de los vagones del Tren Maya por 36,560 millones de pesos
Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, durante su visita al municipio Dzitbalché de Calkini en el estado de Campeche, para supervisar el avance del Tren Maya el pasado mes de diciembre.
Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, durante su visita al municipio Dzitbalché de Calkini en el estado de Campeche, para supervisar el avance del Tren Maya el pasado mes de diciembre.Fotógrafo especial / Presidencia de México

El proyecto insignia de la administración de Andrés Manuel López Obrador ya tiene un contrato firmado con su constructor. La empresa Alstom-Bombardier, la segunda más grande del mundo en infraestructura ferroviaria, diseñará y construirá los vagones del Tren Maya. La producción tendrá lugar en Ciudad Sahagún, en Hidalgo, según anunció el mandatario este miércoles en rueda de prensa. La licitación del proyecto ha sido de 36,560 millones de pesos (alrededor de 1,800 millones de dólares) y se espera tener los vagones listos para el 2023. “Estoy seguro que cumplirán haciendo trenes de calidad, modernos, que cumplan con el presupuesto estimado, que no habrá prórrogas y que se cumplirá a tiempo, lo cual es un desafío ”, dijo López Obrador.

El adjudicatario de la licitación del proyecto fue el grupo Alstom-Bombardier, con dos empresas, una española y una mexicana, junto con Azvi, que se encargará de ejecutar la obra civil. La empresa, que ya tenía presencia en México, fue la que se utilizó durante la construcción de los vagones para la Ciudad de México. «Cuando yo era jefe de gobierno, en ese momento compramos 40 trenes con 400 vagones y Bombardier fue la empresa que los construyó en Ciudad Sahagún», recordó el mandatario. Nuevamente, el proyecto más grande de su legislatura será encomendado a la misma empresa y su planta en Hidalgo. «Esto va a significar puestos de trabajo en nuestro país», declaró, antes de agregar que ha depositado su confianza en ellos en cuanto a calidad y plazos. «Es todo un desafío porque necesitamos tener los trenes para el 2023», enfatizó.

Más información

Maite Ramos, representante legal del consorcio, ha informado que el proyecto del Tren Maya incluye la construcción de 42 trenes, los sistemas ferroviarios, talleres y cocheras. “Tendrá los más altos estándares de seguridad y tecnología de clase mundial. El diseño de los trenes es único, naturalmente es un tren para México hecho en México ”, comunicó. El diseño descrito por los representantes tiene al jaguar como eje conceptual principal. “Destacan los colores y texturas del arte regional, cuyas líneas y diseños inspiraron los conceptos visuales de los trenes”, detalló.

En total, habrá tres tipos de trenes. El Xiinbal, que en maya significa caminar, será el tren de servicio regular que permitirá a los residentes viajar a un precio «razonable», según el mandatario. El tren Janal, que significa comer, será el que se utilice para que los visitantes disfruten de la gastronomía local y el P’atal, que significa quedarse o quedarse, será el tren para largas distancias con cabañas.

El gran proyecto de López Obrador apunta a desarrollar el sureste mexicano con una obra ferroviaria de más de 1,500 kilómetros que pasa por puntos turísticos y patrimoniales clave del territorio como Cancún, Tulum, Calakmul, Palenque y Chichen Itzá. Sin embargo, la propuesta ha sido rechazada reiteradamente por las comunidades locales, especialmente las indígenas, que temen que el trabajo amenace su forma y modo de vida. Además, asociaciones ambientalistas han denunciado que el proyecto traerá la ruina ecológica de la zona por la deforestación y la saturación de delicados ecosistemas como la laguna de Bacalar, que se ha degradado rápidamente desde la llegada del turismo masivo.

Suscríbete aquí a Boletin informativo de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la situación actual de este país

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *