Múzquiz: Se localiza el cuerpo de uno de los trabajadores atrapados por el colapso de una mina de carbón en Coahuila
Familiares de los mineros atrapados aguardan información en Coahuila.
Familiares de los mineros atrapados aguardan información en Coahuila.Miguel Sierra / EFE

Este sábado se ha localizado el cuerpo de uno de los siete trabajadores atrapados por el colapso de una mina de carbón en Coahuila, en el norte de México, según informó Protección Civil. El derrumbe se produjo este viernes alrededor de las 12.50 en el municipio de Múzquiz, en un predio denominado Rancherías, propiedad del productor de arbón Gerardo Nájera. Las autoridades han informado que continúan bombeando el agua que inundó la propiedad y provocó el derrumbe para ubicar a los otros seis mineros.

“Equipos que trabajan en la búsqueda y rescate de trabajadores atrapados en la mina de Múzquiz, Coahuila, lamentablemente han localizado el cuerpo de una persona sin vida, que ya fue recuperada”, ha expresado Protección Civil en Twitter. Aunque por el momento se desconoce la situación del resto de los trabajadores atrapados, las autoridades habían expresado horas antes del descubrimiento del cuerpo que «la prioridad del gobierno es rescatarlos vivos».

La mina que colapsó este viernes es una mina arrastrada, subterránea, donde algunos carros cargan y descargan carbón de su interior. Algunos empleados y organizaciones sociales habían denunciado las precarias condiciones de esta mina en octubre del año pasado y habían enviado una carta al director de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett, sin recibir respuesta. Entre los denunciantes se encuentra uno de los mineros ahora atrapados. La mina había sido inspeccionada por el Ministerio de Trabajo y reprendida en octubre con medidas que no han sido especificadas por las autoridades, pero que no presentaban un riesgo inminente. La institución levantó la restricción en marzo de este año y estaban en orden para su funcionamiento, según información oficial.

La defensora de derechos humanos y miembro de la organización Familia Pasta de Conchos, Cristina Auerbach, criticó en declaraciones a este diario que «no es un accidente» ya que los mineros «no tenían las condiciones para trabajar, ni equipos de seguridad ni medios». “Es enloquecedor que les hayamos dado todo para evitar una desgracia como esta y nos hayan ignorado, les enviamos una carta y fotografías de las condiciones de la mina. Esta es la peor minería ”, denunció, y completó:“ Le hacen creer a la sociedad que heroicamente generamos electricidad para el país, pero la realidad es que es a través de formas precarias y miserables condiciones de vida de los mineros: siempre pobres y siempre esos que mueren ”.

Empresarios de la zona también han criticado que no haya expertos mineros encargados de localizar los cuerpos, pues hace dos años se desmanteló el equipo de profesionales capacitados para este tipo de emergencias, dependiente de un fondo de la Comisión Federal de Electricidad. Actualmente, la operación de rescate está coordinada por el Ejército y las autoridades estatales. En total, el Ministerio de Defensa y la Guardia Nacional ha desplegado 143 agentes que laboran en labores de salvamento y seguridad para localizar a los otros seis mineros que aún se encuentran atrapados.

Suscríbete aquí a Boletin informativo de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la situación actual de este país

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *